03/Aug/2020
Local

Recuerda CONARTE la huella indeleble de don Alfonso Rangel Guerra en NL

·         Se califica al humanista como un hombre fuera de serie por su docto conocimiento sobre la obra del escritor y diplomático Alfonso Reyes y su labor como funcionario público en diferentes trincheras, particularmente desde la del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León entre 2003 y 2006

 

Monterrey.- Alfonso Rangel Guerra, hombre de pensamiento, cuyas letras reflejaron el humanismo del siglo 20, fue un estudioso, investigador y apasionado de la obra de Alfonso Reyes, y lleva a todos, inevitablemente, a reflexionar sobre el reencuentro entre dos hombres de la misma talla, pero de épocas distintas.

Por ello, Rangel Guerra fue un hombre fuera de serie que sembró en tierra fértil la consciencia de los jóvenes universitarios quienes tuvieron la dicha de tenerlo como profesor e iniciador de la Facultad de Filosofía y Letras, además de Rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La brillante luz de su pensamiento iluminó los senderos por los que transitó el Consejo para la Cultura de Nuevo León, del cual fue presidente del 2003 al 2006.

El M. Ricardo Marcos González, presidente de CONARTE, señala que a Rangel Guerra se le recordará siempre.

“El Gobierno del Estado, a través de CONARTE, le rindió homenaje a este gran humanista el año pasado, en la 40 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, donde tuvimos oportunidad de reconocerlo y convivir con él. Es muy triste su partida, lo extrañaremos mucho. Mis más sentidas condolencias a su familia; esposa, hijos y nietos”.

Fernando Treviño, quien fuera Secretario Técnico del Consejo durante la gestión de Rangel Guerra, recordó aquella época en la que compartieron su trabajo.

“Manejó CONARTE con mucha inteligencia, con mucha sabiduría, con mucho conocimiento de lo que es el arte y de la misión de CONARTE. En 2004, durante su gestión hubo una serie importante de actividades que aún hoy tienen huella, como Ópera de Nuevo León y la gran cantidad de exposiciones sobre el estado de Oaxaca, tanto pictóricas como fotográficas.

“En su gestión”, afirma, “la Casa de la Cultura de Nuevo León tuvo una gran transformación para darle una presencia más fuerte dentro de la Ciudad y de sus alrededores. Fue un gran intelectual y que siempre vivía con mucha prudencia y sin afán de protagonismos; cultivaba y hacía el esfuerzo por proyectar, no nada más en México, sino internacionalmente, a Alfonso Reyes. Su huella perdurará siempre, y será recordada en el mundo de las artes, las letras y como educador, en el mundo entero”.   

La partida de un pro hombre, como sin duda lo fue Rangel Guerra, en realidad es el nacimiento de una leyenda del mundo del arte literario, que lo concibe, porque no puede ser de otra manera, un ser humano excepcional, que transitó por el sendero del conocimiento, de la reflexión, del pensar y del actuar, dando luz a las nuevas generaciones de escritores y amantes del arte literario, pero al mismo tiempo, representando un faro para una sociedad volcada en el materialismo.

 

A continuación, parte de la semblanza del Maestro Alfonso Rangel Guerra y su indeleble paso por CONARTE.

Nacido el 16 de noviembre de 1928 en la Ciudad de Monterrey, Alfonso Rangel Guerra fue un pensador lúcido y un promotor cultural incansable. Obtuvo el Premio Internacional Alfonso Reyes 2009 y fue Miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Dirigió el Museo de Historia Mexicana, la Secretaría de Educación en Nuevo León en dos ocasiones, de 1988 a 1991 y de 1996 a 1997, y fue secretario de El Colegio de México, entre otros muchos cargos.

De 2003 a 2006, como presidente del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León, realizó importantes acciones que trascendieron su gestión.

Con la creación de los Consejos Ciudadanos en 2004 contribuyó a fortalecer la participación de la comunidad en la toma de decisiones.

Su Convenio Marco de colaboración y descentralización de los Servicios Culturales y Artísticos, aunado a los fondos municipales con aportaciones tripartitas, ambos establecidos en el mismo año, llevaron la cultura y las artes a más ciudadanos de Nuevo León.

Durante su gestión, en el 2005 Nuevo León se ubicó como el segundo estado con más salas de lectura en el país y al año siguiente realizó el Primer Encuentro Regional de Coordinadores de Salas de Lectura. Inauguró la Librería CONARTE en el Museo Metropolitano de Monterrey, como su primera sede.

Don Alfonso Rangel Guerra creó la Dirección de Preservación y Estudio del Patrimonio Histórico y Cultural del Estado (hoy Dirección de Patrimonio y Desarrollo Cultural); fue pionero en reconocer a los investigadores y académicos del estado, al crear el Premio de Investigación Histórica “Israel Cavazos”, y destacó la importancia del patrimonio de Nuevo León al iniciar el programa de rescate de archivos históricos municipales e impulsar encuentros y seminarios sobre el patrimonio tangible e intangible no solo del estado, sino de toda la región.

Las artes plásticas fueron enormemente beneficiadas durante su administración al frente de CONARTE, al reinaugurarse la nueva Pinacoteca en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario.

En 2019, CONARTE reconoció la trayectoria del humanista con el evento “La poesía de Alfonso Reyes. Homenaje a Alfonso Rangel Guerra”, realizado durante la edición 40 de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, a la que Nuevo León acudió como Estado Invitado. Ahí, celebramos su invaluable aportación al estudio de la obra de Alfonso Reyes y su contribución a la vida académica y promoción cultural de Nuevo León y México.