20/Jan/2020
Editoriales

Gana dinero con el marketing de afiliación

El marketing de afiliación surgió a mediados de los 90 en una de las multinacionales más populares de la actualidad: Amazon. Gracias a ella, los programas de afiliación o affilate marketing han ganado muchos adeptos y en la actualidad es una de las estrategias digitales con mayor efectividad y que, por tanto, permiten alcanzar el éxito con más facilidad.

 Los programas de afiliación o marketing de afiliación son una herramienta de monetización y una estrategia de marketing al mismo tiempo. Están basados en el pago por resultados y actúan como un canal por el que marcas de gran o pequeña escala promueven sus productos y servicios tras acordar un precio con quienes les ayudan en esa promoción.

 Hay diversos tipos de programas de afiliación como, por ejemplo, aquellos sitios web que versan sobre una temática concreta y son interesantes para los comerciantes que venden servicios o productos relacionados con el contenido de esa página.

 Estas páginas web suelen publicitar los productos de esas tiendas a sus lectores y, si ellos consiguen un clic, venta o registro, obtienen una comisión, comenta Juan Martín, Profesor de Dirección de Empresas y Mercadotecnia Digital en Cerem International Business School.

  Cuando una persona se une a un programa de afiliación, el comercio asigna a esa persona un código único con el que podrá hacer referencias de productos a sus seguidores. Este código se utilizará para realizar un seguimiento de las conversiones que genera ese ID asociado o afiliado.

  Los programas de affiliate marketing permiten que una persona genere una comisión al promocionar los productos de otros.

  Un blogger puede tener una comunidad o tribu que le siga y apoye en todo el contenido que comparte. Como sus lectores confían en él, cuando hace una promoción acerca de un servicio o producto será muy sencillo que aquellos se interesen por el mismo. Si este interés se materializa en una compra, el blogger ganará una comisión por venta.

 Por todo ello puede decirse que es una estrategia ganar-ganar, ya que, por un lado, se generan ventas sin productos o servicios propios y, por otro, se consiguen clientes sin hacer esfuerzos de marketing. El único ‘esfuerzo’ es pagar una comisión por cada venta. En definitiva, la estrategia del marketing de afiliación conviene a la empresa, al blogger y a los clientes.