19/10/2018
Editoriales

Agosto 14 de 1986: Se oficializa la formación de la Corriente Democrática dentro del PRI, una escisión de militantes encabezada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas

Agosto 14 de 1986: Se oficializa la formación de la Corriente Democrática dentro del PRI, una escisión de militantes encabezada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. A un año de la elección del candidato presidencial del PRI, un grupo de políticos priístas comenzaron a reunirse luego de que trascendiera que se celebraría la XIII Asamblea Nacional del PRI en marzo de 1987 para determinar los términos de la convocatoria para la elección del candidato a sucesor del presidente Miguel de la Madrid

Agosto 14 de 1986: Se oficializa la formación de la Corriente Democrática dentro del PRI, una escisión de militantes encabezada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas. A un año de la elección del candidato presidencial del PRI, un grupo de políticos priístas comenzaron a reunirse luego de que trascendiera que se celebraría la XIII Asamblea Nacional del PRI en marzo de 1987 para determinar los términos de la convocatoria para la elección del candidato a sucesor del presidente Miguel de la Madrid.

El dirigente de ese partido era el economista Jorge de la Vega Domínguez, quien se distinguía por ser un político de disciplina y que por tanto, la decisión sería tomada una vez más por el presidente de la República sin considerar la opinión de los grupos políticos militantes. Esta Corriente Democrática ciertamente era encabezada públicamente por Cuauhtémoc Cárdenas aunque en realidad, el cerebro se llamaba Porfirio Muñoz Ledo, ex presidente del PRI, y adversario desde tiempos estudiantiles de Miguel de la Madrid. Además de estos dos políticos, estaban en ese grupo Ifigenia Martínez y Rodolfo González Guevara. Luego se sumarían otros políticos como González Pedrero, Carlos Tello, Andrés Manuel López Obrador, Gonzalo Martínez Corbalá, Roberto Gómez Garnica y Armando Labra.

La prensa se dio gusto pues se trataba de priístas reconocidos que diferían del Presidente de la república, algo que en pocas ocasiones del México moderno se presentaba. Esta corriente Democrática asistió a la XII Asamblea Nacional del PRI, y al ver que se reconocía a Plutarco Elías Calles como su fundador sin dar crédito a las reformas al interior del PRI realizadas por Lázaro Cárdenas, de allí tomaron el argumento para protestar, consiguiendo su salida –entre renuncia y expulsión- de las filas del histórico partido mexicano. De Corriente Democrática pasó a ser Frente Nacional Democrático, que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas como candidato a la presidencia, compitiendo con Carlos Salinas de Gortari, candidato del PRI. Pierden la elección, pero iniciaron una serie de movilizaciones que le permitieron erigirse en el Partido de la Revolución Democrática, el PRD, que sigue vigente en la vida política nacional.