07/Aug/2020
Editoriales

México y AMLO frente a Trump y Biden

Una cosa ha quedado clara después del viaje del presidente AMLO a Washington y después de lo que ahí se dijo: No es cierto que para México los demócratas son los buenos y los republicanos los malos. A lo largo de la historia los mejores aliados de nuestro país fueron un republicano, Abraham Lincoln; y el demócrata F.D. Roosevelt.  En este momento Joe Biden por ser demócrata no representa una presidencia mejor para México que la que pudiera ejercer Donald Trump a partir de 2021.  El partido demócrata está bajo el dominio de la pareja Clinton y el ex presidente Barak Obama. Ellos se han distinguido para imponer a los países las llamadas “políticas neo liberales” y por organizar derrocamientos de gobierno en la forma de “cambio de régimen” o “revoluciones de colores” basadas en las tácticas de E. Sharp el “académico” de Connecticut. Estos demócratas adoptaron además la agenda “progresista “ o “progre”, es decir la agenda LGBTT, Derechos Humanos, Ecologismo, etc. que choca con principios morales y creencias religiosas de muchas naciones, incluyendo a la mayoría en  México y facilita su división. Donald Trump es un proteccionista económico en la tradición de Henry Clay y el propio Lincoln.  Es decir, ha venido luchando por desmantelar la herencia globalista y neo liberal de los gobiernos de Clinton, Bush y Obama. Por otro lado en aspectos morales y de conciencia es un conservador y rechaza la agenda “progre” y defiende principios como la nación y la familia tradicional. Trump además, ha demostrado ser un aliado, NO SIN DURAS NEGOCIACIONES  de estira y afloja, del presidente AMLO.