22/Jul/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Septiembre 28 de 2001: Muere en Monterrey el industrial y filántropo Ricardo Cantú Leal. Nació en General Bravo en 1905, vino a estudiar para ser maestro, en la Escuela Normal del Estado, de donde egresó en 1921. Dio clases en varias escuelas de la ciudad, siendo director de la escuela Lázaro Garza Ayala. Pero su historia industrial nació cuando se hizo amigo del chihuahuense Luis Trinidad Hernández, fabricante de las baterías LTH, quien vendía acumuladores para autos en Zaragoza y Aramberri, que allí mismo fabricaba. Cantú Leal le compró la fábrica a Hernández y la cambió de local yéndose a la esquina de Aramberri y Dr. Coss, conservando la dirección de Zaragoza sólo para la comercialización. Sin embargo, pronto se dio cuenta que en tiempos de lluvias, esa esquina de Dr Coss y Aramberri se inundaba (esto fue antes de que se instalara el Drenaje Pluvial en el Centro de la Ciudad) permaneciendo incomunicada la planta por varios días, así que en 1945 se endeudó para comprar un predio con fondo al Arroyo Seco, instalando la planta de producción, y la holgura del terreno le permitió crecer la producción de baterías que para ese momento ya eran muy conocidas y prestigiosas. Fue tanto su éxito que se dio el lujo de entrarle a la política, llegando a ser tesorero municipal en 1949. Su negocio continuaba creciendo y mostró su generosidad  al fundar dos asilos para ancianos. En consideración a su contribución a los menos favorecidos, el 20 de septiembre de 1983 el Ayuntamiento de Monterrey le impuso la Medalla “Diego de Montemayor”. Don Ricardo Cantú Leal murió un día como hoy del año 2001 a los 96 años de vida.