Nacional

Comisión de DDHH ve desplazamiento por violencia en México

CIUDAD DE MEXICO - La violencia ligada a grupos criminales se ha vuelto uno de los principales motivos del desplazamiento forzado interno de miles de mexicanos, según un reporte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos en el que llama a las autoridades a levantar un censo para conocer la verdadera magnitud del fenómeno.

El organismo señaló que identificó y entrevistó en todo el paí­s a 1.784 personas que dijeron haber sido desplazadas, aunque a partir de información de autoridades locales, las propias ví­ctimas y organismos de derechos humanos detectó al menos un total de 35.433 personas que han tenido que abandonar sus lugares de residencia porque su vida o libertad corren peligro.

El presidente de la comisión, Luis Raúl González Pérez, dijo que su reporte no mide el fenómeno, sino que lo visibiliza para que las autoridades puedan reconocer oficialmente que es un problema real y se avance en la creación de una ley para atender a las ví­ctimas.

"El desplazamiento forzado interno en México es un problema cuya magnitud y alcances reales aún debe ser investigado y determinado de manera objetiva e integral", dijo González. No precisó el periodo en el que se hicieron las entrevistas.

La comisión señaló que México ya ha enfrentado en el pasado situaciones de desplazamiento relacionadas a levantamientos armados, violencia por temas religiosos y por desastres naturales, pero González señaló que la violencia ligada al crimen es ahora la principal causa.

Dijo que los principales estados con problemas de desplazamiento, según las cifras que recopilaron, son Chiapas y Guerrero en el sur; Michoacán y Jalisco, en el oeste, y Sinaloa y Tamaulipas en el norte del paí­s.

A finales de 2006, el gobierno lanzó una ofensiva inédita contra el narcotráfico y desplegó a miles de soldados y agentes federales a lo largo y ancho del paí­s. A partir de entonces han ocurrido diversas oleadas de violencia en distintas zonas del paí­s. Se estima que más de 100.000 personas han muerto y más de 27.000 han desaparecido desde aquel año.