29/Jun/2022
Editoriales

Elliott Young, y su obús

 

Tras la huella de Wong Foon Chuck, el historiador Elliot Young disertó en el quehacer de un joven procedente de Cantón, China, perfilado en el noreste mexicano a cambio de seguir su vida en Estados Unidos, a donde arribó en 1875. La conferencia se tituló: “Wong Foon Chuck: su mundo transfronterizo y antichinismo en la Revolución Mexicana”.

     El pasado sábado 14 de mayo 2022, en la Cátedra Celso Garza Guajardo (1943-2000) se desarrolló el evento en el patio central, ala sur, del Colegio Civil de la UANL. Terminando el evento le solicité al Dr. Young el libro sobre Catarino Garza, disculpándose por habérsele agotado los pocos ejemplares que había traído pero que con gusto me lo enviaría.

     El buen amigo Elliott Young, académico de la Lewis & Clark College en Portlan Or, USA, me hizo el honor de girarme su libro titulado “La revolución de Catarino Garza en la frontera Texas-México”, recientemente lo recibí vía mensajería del cual departiré el segmento de uno de sus capítulos.

     La obra es una investigación académica de gran calado, consta de 438 páginas, su bibliografía, notas y archivos consultados es de 18 páginas, llama la atención un capitulo donde se refiere al General Bernardo Reyes y a su sagrada familia el cual reproduzco por su interés no por morbo, (página 140):

 “MANCILLANDO EL HONOR DE UNA DAMA

“Según la propia versión de Catarino Garza el asesinato de Ignacio Martínez fue el detonante que lo convenció de levantarse en armas contra Díaz. Sin embargo, antes de sublevarse publicó un artículo en el cual insultó a la madre de Bernardo Reyes, acto que de hecho se asemejaba a una declaración pública de guerra. Este suceso no solo ayuda a explicar la gestación de la revuelta, sino que también revela la importancia que tiene el honor de la sociedad de la frontera. El agrio reproche de Garza hacia el Presidente Díaz y los gobernadores Reyes y Garza Galán no fue bien recibido por el gobierno mexicano, pero el insulto a la madre de Reyes fue interpretado como una transgresión de límite de la decencia. Para Reyes era una cuestión de honor declarar la guerra a Garza. Este quebrantamiento a la propiedad y a los límites de genero anticipó el cruce de la línea fronteriza y el inicio de las hostilidades”. (p, 140):

(Síntesis del articulo)

“A finales de junio de 1891, Garza publicó En Libre Pensador una biografía de Bernardo Reyes, en las que describía al general mexicano como “El más famoso, cobarde e insanos de los asesinos uniformados”. Sin embargo, el texto trataba más sobre los progenitores de Reyes y de su inclinación sexual, que del hombre que gobernaba el noreste de México con puños de acero. Garza se refirió al padre de Reyes como un “Bandido” con “instintos bestiales y espíritu sanguinario”, pero esencialmente casto en sus asuntos sexuales. En contraste, Garza caracterizó a la madre en términos indudablemente sexuales además de ser “voluptuosa y de temperamento linfático”, afirmó que en su juventud había tenido “Más amantes que dedos” y que “Gustaba embriagarse con el ardiente tequila”. De igual modo señaló que un año después de que fuera asesinado su esposo, la Sra. Ogazón de Reyes se lanzó a los brazos de un joven de Jalisco, para luego enamorarse de otro hombre conocido como el Burro de Oro. Desamparado con la nueva relación de su madre, Bernardo, de 13 años, supuestamente robó joyas de su padrastro y partió a la Ciudad de México. En el camino, unos bandidos lo atacaron y lo obligaron a servirles como su trompetista. 1. La breve biografía llena de acusaciones de promiscuidad sexual y borrachera cometidas por la madre y por la impotencia sexual del padre, fue objeto de la amplia e histérica reprobación de la prensa porfirista en toda la región”. (p, 141).

El autor E Y, publica las críticas y condenas al virulento artículo de Garza publicado en El Libre Pensador, cita varios periódicos que hacen una réplica del contenido aludiendo que ofendía el honor de una respetable dama, entre ellos. El Cronista, El Heraldo. “El Duende de Laredo lo criticó porque desgarró el siempre sagrado velo de la vida privada, y rayando en lo monstruoso macillo con su lengua viperina el honor de la esposa. Un periódico en español de San Antonio argumentó que a pesar de que ellos estaban a favor de la libertad de expresión, e inclusive a favor de una “oposición razonada y decente” que se hiciera a algunos gobernantes de nuestra patria, protestamos enérgicamente contra el lenguaje soez usado por ese periódico” (p, ídem), etc., etc.

------------------------------

1 G. A. Cezar (un anagrama obvio para C. E. Garza), “Bernardo Reyes”, El libre Pensador, 30 de julio de 1891, en CPD, leg, 16, doc. 14347.

_____________

Bibliografía

Young Elliott, La revolución de Catarino Garza en la frontera Texas-México. Comisión Organizadora para la Conmemoración en Tamaulipas del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana. Editado por el Gobierno del Estado de Tamaulipas, primera edición, 30 de julio, 2010. ProGraf, Ciudad Victoria, Tamps. México.

----------------------

sergiolgz@hot mail.com      Centro de Información de Historia Regional/UANL. Zuazua, N. L., junio de 2022.

 

 

 

El gobernador Bernardo Reyes Ogazón posa con su familia, fundada en 1872 con doña Aurelia Ochoa (sentada, extremo derecho) y sus siete hijos, entre los cuales destacan Rodolfo y Alfonso Reyes Ochoa, Rodolfo sentado y Alfonso de pie. (Fotografía tomada el año de 1912, publicada por Leopoldo Espinosa Benavides en REGIO.com - 19/09/2016).