Nacional

Profesión docente no puede dejar de ser de Estado: Díaz de la Torre

Ciudad de México.- La profesión docente no puede dejar de ser de Estado, comprometida con las más valiosas causas de la nación, aseveró el presidente de Consejo General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Juan Díaz de la Torre.

Al participar en la celebración que se lleva a cabo en la residencia oficial de Los Pinos con motivo del Día del Maestro, dijo que tampoco puede dejar de ser una profesión social, por su compromiso, su solidaridad profesional y gremial y por sus raíces e implicaciones con las comunidades.

Por ello, aseguró que el magisterio seguirá manifestando su apoyo a la reforma educativa como el instrumento histórico que ayudará al país a ponerse a la vanguardia de la demanda global.

"En ese sentido, Díaz de la Torre manifestó que el magisterio nacional y su sindicato "no se equivocó cuando decidió respaldar con toda su energía y fuerza moral la reforma educativa".

Aseguró que lo hicieron convencidos de que "es posible elevar la calidad de la educación y al mismo tiempo defender y garantizar la vigencia de los derechos de los maestros y alcanzar nuevas conquistas laborales".

Además, agregó que para responder a esos retos el magisterio fue consciente de que era urgente impulsar una nueva etapa de la transformación de su propio sindicato acorde a la transformación del país y del sistema educativo.

Como resultado, reconoció que hoy se está avanzando también en estos objetivos y la reforma está en curso de manera que se pueden apreciar resultados más evidentes no sólo en materia de evaluación, sino en inversión para mejorar la infraestructura educativa.

De igual forma se ha podido apreciar el incremento de las escuelas de tiempo completo, así como una mayor participación social en la educación, y el acceso a nuevas tecnologías de la información por parte de los estudiantes.

Además han crecido de manera significativa los recursos para actualización y superación profesional de los maestros y se está recuperando el aprecio social por su labor y gradualmente se estarán logrando mejores condiciones salariales y prestacionales.