Espectáculos

Analizan la influencia del arte Chucho Reyes en la arquitectura de Luis Barragán

Monterrey, Nuevo León. La cromaticidad de Luis Barragán tiene un indiscutible trasfondo de Chucho Reyes, manifestó anoche el destacado arquitecto Armando V. Flores, en su participación en la charla Chucho Reyes en la obra de Luis Barragán, realizada en la Sala Principal de la Nave Dos del Centro de las Artes.

“El artista jalisciense Jesús Chucho Reyes Ferreira no pretendió un lugar en la historia del arte, sin embargo, a mí me gusta mucho que se haga justicia y que comencemos a hablar y valorar su obra y sus aportaciones al arte mexicano”, expresó.

La charla se realizó en torno a la exposición Celebración cromática. Chucho Reyes y su universo estético, que se exhibe el Centro de las Artes.

En la charla participaron también el Maestro Samuel Rodríguez, profesor de Arte en el ITESM; Elisa Téllez, coordinadora de Museografía y Exposiciones del Centro de las Artes y la arquitecta Penélope Montes, quien fungió como moderadora.

La charla forma parte de las actividades organizadas por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León para celebrar el Día Internacional de los Museos.

“Chucho y Luis Barragán son dos figuras importantes para la cultura nacional, porque le dan identidad a México y me emociona que en este espacio se exhiba la obra de Chucho Reyes, que en algún tiempo fue privada y realizada sin tener la aspiración de un reconocimiento”, manifestó Flores.

La obra de Chucho Reyes, un ejercicio de libertad

“Lo que tenemos aquí es un ejercicio de libertad, ya por eso vale la pena estar aquí”, manifestó Rodríguez en su intervención.

“Revisar artistas de este calibre, de estos vuelos, nos ofrece un ejercicio de libertad. Y no podemos olvidar que el arte trabaja con la crisis, me contacto yo en lo personal y toda la sociedad”.

“Esto es en ejercicio crítico, es un mundo al límite”, señaló.

Si se vuelve la vista a Europa, agregó, esto tiene todo el matiz de expresionista.

“Si ven el trabajo Max Pechstein, se verá un expresionismo muy parecido a esto con la detonación del color, con un rompimiento de la figura humana que da como resultado algo muy especial para las sociedades, que es la protección de una voz individual.

“Es la voz personal, la libertad. El artista contemporáneo es el que protege la voz individual, tu voz y la mía, la que tiene que decir, la que va a proteger el sentido de la individualidad, de la libertad”, indicó.

Lo que ofrece Chucho Reyes, dijo, es una vuelta de tuerca.

“Si ustedes ven los rostros de Chucho Reyes, hay un gozo muy poderoso por la vida, no es oscuro como Eduard Munch, ni exclusivamente gozoso como Pechstein, es algo más; es el último sitio de la expresión, en donde los rostros tienen una vida muy propia, una ironía, un gozo por la vida, un enfrentamiento, una burla y nos remite a algo que el arte no puede perder, que es el enigma

“Entonces, esto es poderoso, porque ofrece libertad, es urgente, porque protege una voz individuad, es necesario para el arte, porque desarrolla la imaginación a niveles que la hiperdefinición de las redes sociales nunca van a tener, esto es un enigma que enaltece, una potencia que le dice al individuo que cada día puede luchar por su propia voz”, apuntó.

Que exista algo así en esta Ciudad es urgente, afirmó.

“Es muy necesario que nosotros conectemos con estas voces que le dan de beber a la libertad, que rasgan nuestra conciencia y que le ofrecen una vuelta de tuerca a las grandes escuelas europeas.

“Porque eso es lo que ofrece Latinoamérica a Europa, una frescura conceptual, material, el trato de los materiales, que es efímero, pero que ya durable, ofrece un sin número de posibilidades”, concluyó.

A la conferencia, que fue transmitida en línea por el Facebook de Conarte, asistió Emma Molina, directora del Centro de las Artes.

La exposición Celebración cromática. Chucho Reyes y su universo estético está conformada por 30 obras bidimensionales, dos biombos, cuatro esculturas, un gran mural portátil y objetos y antigüedades de arte popular.

Además, 18 fotografías permiten al espectador conocer cómo era Chucho Reyes, su estudio y cómo trabajaba en la elaboración de sus obras.

La muestra permanecerá en exhibición en el Centro de las Artes (Parque Fundidora) hasta el 5 de junio del año en curso. La entrada es libre.