12/Apr/2024
Editoriales

LUIS ECHEVERRÍA REVISADO…No era como lo pintan!

Uno de los mayores males que existen en nuestra sociedad y que se agravó con la proliferación de las “redes sociales, ha sido el periodismo “de hechos” o de chismes, el análisis del supuesto “dato duro”. Ningún hecho, ningún dato se explica a sí mismo. Hoy, se juzga al ex presidente Luis Echeverría Álvarez (1970-1976) por “hechos” como la masacre del 10 de junio de 1971; la “guerra sucia” contra la izquierda y grupos guerrilleros; incluso por la masacre de Tlatelolco de 1968 cuando él era el “número dos”, o secretario de gobernación; la devaluación del peso, inflación, etc. Se podría aponer a todos esto y en desagravio del ex presidente otros tantos “hechos”, como: El reparto agrario en Sonora donde tierras de cultivo bajo riego, más de 60 mil has. fueron entregadas a ejidatarios; la creación del Infonavit; la reforma laboral que daba más derechos a los trabajadores; los aumentos de salario; el apoyo y exilio a la izquierda chilena y a la esposa del presidente Salvador Allende después del golpe de estado; el apoyo y exilio para diferentes líderes de izquierda de países del cono sur perseguidos por las dictaduras, etc. 

  Sin embargo nada de eso nos explica racional y científicamente lo que ocurrió o el porqué de las acciones del gobierno de Echeverría. Es mejor subir la mirada hacia “el contexto internacional” donde su gobierno se desenvolvió. En 1971, el gobierno de Richard Nixon eliminó el sistema de Bretton Woods para liberar la especulación financiera de sus obstáculos, e inició la ola de golpes de estado en América Latina de forma sucesiva: Bolivia 1971; Chile 1973; Argentina 1976.  Ya antes se habían establecido dictaduras en Brasil (1969) y en Uruguay y Paraguay eran “endémicas”. El objetivo era, como lo demostró el caso del régimen de Augusto Pinochet en Chile; imponer las políticas de “los Chicago Boys”, o lo que ahora llaman “neo liberalismo”, pero a “sangre y fuego”.  De 1975 a 1980 se llevó a cabo la “Operación Cóndor”, para desaparecer y aniquilar al menos a 50 mil líderes de oposición  incluyendo a sus familiares, amistades, etc. Todo bajo la dirección de la CIA norteamericana, sus recursos, y las “enseñanzas” de los ex líderes nazis como Joseph Mangele , el “Doctor Muerte” del nazismo, que asesoraba a Pinochet y a otros dictadores. En México, bajo la Doctrina de la seguridad Nacional impuesta por Washington a todos los países de AL desde los años 50s,  bajo el pretexto de la “Guerra Fría”, el aparato de seguridad y el ejército quedó en manos de la CIA y de sus asesores y entrenadores desde principio de los años 60s. La secretaría de gobernación era, informalmente, una sucursal o franquicia de la CIA, como ocurría en todos los países del continente con los ministerios del interior.  La “guerra sucia” de México, fue la modalidad nacional de la “operación Cóndor” de las dictaduras militares, con la variante de que no la llevó a cabo el ejército, pues no gobernaban al país los generales, sino una “institución civil” como la Dirección Federal de Seguridad (DFS), del célebre Nassar Haro. Igualmente, durante los acontecimientos de 1968 la Doctrina de la seguridad Nacional fue el punto de partida de las decisiones que se tomaron y siempre bajo las órdenes de la agencia de Langley, Virginia.

    Dentro del espacio de autonomía que le tocaba al presidente Echeverría, éste ordenó otra “Operación Cóndor” pero contra el cártel de Sinaloa, en ese tiempo poderoso pero incipiente, forzándolo a abandonar el estado por un tiempo. Dentro de ese mismo nivel de autonomía, reducido por cierto, Echeverría realizó otras acciones que iban contra los lineamientos de Washington como la creación del Infonavit; una fuerte inversión pública y el impulso a un fuerte crecimiento; el reparto agrario, etc. Los lineamientos de Washington iban en otra dirección: Privatizaciones, alta especulación financiera;  cero inversiones pública; reformas laborales anti obreras, etc.

 Igual que en México, en muchos otros países había oposición a las políticas  Post Bretton Woods. Aunque nació a mediados de los años 50s, el Movimiento de Países No Alineados realizó su cumbre más importante en 1976 en Sri Lanka. Ahí se plantearon los primeros desafíos al orden colonialista de la post guerra que condenaba a estos países a ser economías exportadoras de materias primas y les negaba la industrialización y perpetuaba la pobreza;  al sistema financiero liderado por el FMI; a la política económica, etc. Luis Echeverria trató de insertar a México en ese movimiento y mantuvo relaciones cercanas con los gobiernos como Cuba, Rusia, etc. y rompió relaciones con España por los crímenes del dictador Francisco Franco, además de que inició las relaciones con la China de Mao Tse Tung.

   Dentro de México y dentro de la autonomía relativa de su gobierno, Echeverría y su sucesor José López Portillo (JLP), fueron dos aliados y amigos, que buscaron terminar con el modelo del “desarrollo estabilizador” de la post guerra, que hacía a México dependiente de la tecnología y la maquinaria extranjera y lo condenaba a una industrialización en base a la producción de “bienes de consumo” que mantenía el atraso y la pobreza y lo hacía fuertemente dependientes de Estados Unidos.  Junto con el objetivo de la industrialización, la conquista de la maquinaria pesada y la industria de bienes de capital (máquinas que hacen máquinas); Echeverría y JLP promovieron la “ampliación del mercado interno” por la vía del reparto agrario; el Infonavit; los aumentos salariales sucesivos, el crédito estatal a la industria y el campo vía Nafinsa o el Banco Rural, etc.

   Quizá la mayor culpa que podríamos adjudicarle a Echeverría es el haber “dejado entrar al enemigo” dentro de los recintos del estado mexicano, cuando por la vía de la secretaria de la presidencia, aceptaron formar una “dirección de estudios económicos” bajo el control de Pedro Aspe, Francisco Gil Díaz y otros tentáculos del ITAM y quienes tomarían el poder con Miguel de la Madrid en 1982, para revertir y desmantelar toda la obra de la Revolución Mexicana. Echeverría nunca debió haber hecho eso. Ese fue su mayor pecado.

https://elordenmundial.com/operacion-condor-izquierda.../