Local

Festejan familiares el natalicio de Benito Juárez

Tres tataranietas del presidente Benito Juárez, historiadores, integrantes de la Logia Masona y representantes del Gobierno de Nuevo León, conmemoraron ayer el 210 aniversario del nacimiento del Benemérito de las Américas.

Mirla López León de la Barra, tataranieta de Manuela, la hija mayor de Juárez, dijo que nuestro Estado necesita apostar más a la educación.

Recordó que uno de los pensamientos más importantes de Juárez, fue que la educación puede conseguir la felicidad social y la realización de los individuos.

Juárez,dijo, de niño fue pastor en la sierra de Oaxaca y después presidente.

Juárez es un ejemplo de la importancia de la educación en la vida de todos los individuos.

"Aparte de su frase 'El respeto al derecho ajeno es la paz', tiene un pensamiento que dice 'La educación es la base para la felicidad social'", dijo.

"Yo entiendo que a lo que se refiere es que uno podrá ser libre o importar su realización social por medio de la educación, dejando de lado la condición en la que te haya tocado nacer mientras tú busques tu superación podrás lograr lo que te propongas".

Mirla tiene dos hijas, una de 10 y otra de seis años de edad, quienes forman parte de la quinta generación de descendientes directos de Juárez.

"Ellas toman con mucho orgullo el hecho de ser familiares de 'tata Benito', conocen muchas anécdotas sobre su vida y se preocupan mucho por las personas más necesitadas", relató.

Cabe destacar que la celebración del 210 aniversario del nacimiento de don Benito Juárez, se llevó a cabo en Explanada de Los Héroes, en la Macroplaza, donde hay un monumento dedicado al impulsor de las Leyes de Reforma.

Finalmente en el evento participó como orador el ex gobernador Sócrates Rizo, quien destacó la importancia de recuperar el ejercicio de las ideologías universales por encima de las políticas.