22/Jul/2024
Editoriales

Biden y la OTAN en bancarrota quieren guerra…contra su propio pueblo lanzan otra guerra, la del aborto

China, Rusia y el BRICS contraatacan en el flanco económico y financiero

 

Durante la reunión del G7 en Alemania y después la de la OTAN en Madrid este miércoles, no dejamos de escuchar las pronunciamientos de la Reserva Federal de EU (FED); o del Banco Central Europeo; así como análisis de “los expertos”, que hablan de una “recesión” en la economía de estos países debido  --dicen ellos--, al  alza de las tasas de interés que tiene que hacerse “para combatir la inflación”;  y al aumento de los precios de energéticos y de alimentos , lo que ellos llaman “la inflación de Putin, derivados de  la guerra de Ucrania y las sanciones contra Rusia.

  También, se habla de una nueva “crisis de la deuda europea”; derivada también del alza de las tasas de interés que hará imposible para algunos países (Italia, España, Grecia, Turquía etc.) continuar con los abonos de sus impagables deudas, algunas más grandes que su propio PIB. Frente a esto, y en un tono bravucón, el presidente norteamericano Joe Biden habla de que “La OTAN es más necesaria que nunca”, y ofrece un aumento de la presencia militar en países del este europeo,  estableciendo incluso una base permanente en Polonia, donde busca ubicar al comando del 5to. Cuerpo del Ejército de EU, permanentemente, el mismo que dirigió la segunda guerra mundial y  la guerra fría. Todo esto mientras Turquía depone su veto al ingreso de Finlandia y Suecia a la OTAN y los dos países se disponen a hacerlo. Biden ofrece además patrullaje rotativo en los países del Mar Báltico, aumentando considerablemente, sin dar cifras exactas; los 100 mil efectivos militares que su país tiene ya en Europa, y ha pedido a España localizar dos destructores y varios barcos de guerra en la base naval norteamericana de Rota en Cadiz.  Biden aumentó además su retórica anti Rusa a la que llamó “la principal amenaza” para la OTAN e, instigado por Inglaterra, amenaza también a China y habla de enviar más tropas a Taiwán.

 Claro, para someter a su población, a los norteamericanos, para que acepten esta escalada militar, Biden llamó a la movilización y las protestas, así como a la acción en las elecciones intermedias de este año, a todos aquellos que se oponen a la prohibición del aborto decretado esta semana por la Suprema Corte de su país.  El pueblo norteamericano, sometido a los estragos de la pandemia, la súper inflación, el empobrecimiento acelerado,  y a la degeneración social en forma de la epidemia de heroína y opiáceos y las masacres del día con día, escolares y en centros comerciales,  está siendo llevado a la confrontación interna y a una posible guerra civil, por el “tema” del aborto.

  Biden no es ningún estratega. No es un Gral. Ulises Grant o un Gral. Douglas MacArthur ni mucho menos un estadista como Abraham Lincoln o F.D. Roosevelt.  Biden es un “babe boomer” sin cultura, dominado por los dogmas neo liberales y monetaristas y sin ningún propósito o proyecto  para su país. Seguramente esta nueva ofensiva contra Rusia y China, fracasará como sucedió con sus “sanciones” contra esas dos naciones.  Por eso el vice ministro de asuntos exteriores rusos Sergei Ryabkiv, dijo que la expansión  de la OTAN y de su armamento “Busca intimidar y contener a Rusia, pero no tendrán éxito”. Culturalmente superiores, China y Rusia, organizan la Nueva Ruta de la Seda y reciben más países miembros en el BRICS, justamente para buscar una salida a la “recesión” y la “nueva crisis de la deuda” de Europa y por la vía del desarrollo económico, el “nuevo nombre de la paz”, como dijo Alberto Fernández , el presidente argentino, al solicitar el ingreso de su país al BRICS.

https://www.wsj.com/.../ukraine-russia-war-nato-summit...