Internacional

Bélgica busca a un tercer sospechoso filmado junto a atacantes de aeropuerto

BRUSELAS  - La policía belga buscaba el jueves a un "tercer hombre" filmado en el aeropuerto de Bruselas junto a dos atacantes suicidas de Estado Islámico, a medida que los investigadores acumulan pruebas que apuntan a que la misma red yihadista estuvo involucrada en los atentados de noviembre en París.

En momentos de una creciente presión aumenta para que Europa mejore la cooperación contra el terrorismo, los ministros de Interior y Justicia de la Unión Europa sostendrán una reunión de emergencia para dar una respuesta conjunta a los ataques del martes en Bruselas, en los que murieron al menos 31 personas y hubo 270 heridos.

El primer ministro francés, Manuel Valls, pidió una "fuerte respuesta europea", aunque funcionarios dijeron que muchos estados, incluido Francia, retienen la información más importante a pesar de la voluntad de compartir inteligencia.

El sobreviviente capturado Salah Abdeslam, de 26 años, sospechoso de participar en los ataques de París y Bruselas y que fue arrestado en la capital belga la semana pasada, compareció brevemente ante una corte el jueves junto a otros dos sospechosos y permanecerá bajo custodia hasta el 7 de abril.

Su abogado, Sven Mary, dijo que Abdeslam ya no se oponía a ser extraditado a Francia.

El presidente de Turquía criticó a Bélgica por no realizar un seguimiento adecuado de Brahim El Bakraoui, quien tiene antecedentes por robo armado y fue expulsado del país el año pasado, aunque regresó para inmolarse el martes en el aeropuerto de Bruselas, una hora antes de que su hermano Khalid detonara sus explosivos en la estación de metro Maelbeek y causara la muerte de 20 personas.

Fuentes de seguridad dijeron a medios belgas que el otro suicida en el aeropuerto era Najim Laachraoui, un combatiente belga islamista en Siria sospechoso de fabricar cinturones explosivos para los ataques de París de noviembre y que también detonó una maleta bomba en el aeropuerto.

Un tercer sospechoso filmado por las cámaras de seguridad del aeropuerto cuando empujaba un carro de equipaje junto a Laachraoui y Brahim El Bakraoui, es ahora el objetivo de las búsquedas policiales. El hombre con gafas, chaqueta color crema y sombrero negro huyó del lugar, dijeron los fiscales, y una tercera maleta bomba, la más grande de las tres, fue detonada después cuando los artificieros limpiaron el área.

La cadena pública RTBF dijo que los investigadores ahora sospechaban que un segundo suicida estuvo involucrado en el ataque en el metro cerca de la sede de la Comisión Europea. El hombre fue grabado por las cámaras de seguridad llevando una bolsa pesada, pero su identidad no se conoce y no estaba claro si había muerto o se había escapado.

Las víctimas de los atentados del martes tienen más de 40 nacionalidades diferentes, un factor que genera más apoyo internacional durante los tres días de luto en Bruselas. Estados Unidos anunció que el secretario de Estado John Kerry visitaría Bélgica el viernes para mostrar su solidaridad.