27/May/2022
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Mayo 13 de 1920:  entra a Monterrey el general Porfirio G.  González  y se constituye como gobernador del estado, cargo que ejerció hasta el 5 de febrero de 1921; después regresó de diciembre de 1923 a octubre de 1924; luego de octubre de 1924 a octubre de 1925. En su primera gubernatura, Porfirio G. González convocó el 4 de agosto a elecciones para gobernador y magistrados en Nuevo León. Aunque hubo de ampliar el plazo de registro a solicitud de los partidos políticos, fijando el 24 de octubre el límite nuevo. El 15 de octubre el gobernador Porfirio pidió licencia por ocho días, quedando como interino Roberto J. Mendoza. Porfirio G. González inició las vacunaciones públicas contra la viruela, sarampión, y la atención contra tuberculosis. En las elecciones de gobernador se alzó con la victoria el anti obregonista Juan M. García y Porfirio le respetó su triunfo, entregándole el poder el 5 de febrero de 1921. Pero un año después García fue desaforado, nombrando el Congreso a Ramiro Tamez Cavazos, quien convocó a elecciones en junio de 1923. 

En esta justa electoral compitieron Aarón Sáenz, Porfirio G. González, y Alfredo Pérez. El resultado fue que la Comisión Permanente del Congreso declaró gobernador a Alfredo Pérez, pero los partidarios de González se declararon también electos y nombraron gobernador a Porfirio G. González. 

Nuevo León tuvo dos gobernadores y dos Congresos al mismo tiempo, así que intervino el Poder Judicial nombrando a un tercero en discordia, el profesor Anastacio Treviño, quien de inmediato llamó a elecciones. Así fue electo Porfirio González para el periodo 1923 – 1927, siendo su segunda gubernatura. 

En ese momento González declaró la guerra a los juegos de azar, y en los municipios que no acataron estas disposiciones, Porfiro G. González promovía que se declararan desaparecidos sus ayuntamientos. González fue un buen gobernador, que reformó la policía rural con 950 agentes de nuevo ingreso y reinstaló la paz social reabriéndose los consulados de España, Estados Unidos, Italia, Francia y otros. 

Sin embargo, la llegada a la presidencia de la República de Plutarco Elías Calles complicó la relación del gobernador Porfirio G. González con los empresarios  disminuyendo el entusiasmo por recaudación de obras sociales. Además las relaciones con el Clero iban de mal en peor debido a las acciones federales que rebotaban localmente. En septiembre de 1925 comenzaon los brotes de violencia en el país por motivo del conflicto religioso y en Puebla fue removido Wenceslao Macip, en Sinaloa, Alejandro R. Vega; en Oaxaca Onofre Jiménez, y en Nuevo León cayó Porifrio G. González siendo sustituido por Jerónimo Siller.