21/01/2018
Editoriales

Remedios 13 febrero 2017

Alejandro Silva, poco afecto a hacer amigos o cultivar los medios, sigue como responsable de la Comunicación Social del PAN Estatal y la verdad, el comunicador ha caído en la comodidad de mandar comunicados sin necesidad de cabildear las notas que genera su jefe Mauro Guerra, quien pudiera estar mucho mejor posicionado. Sin embargo, Silva sólo se dedica a mandar la agenda a los medios y si van o no van, le importa muy poco. Y bueno, los reporteros de los medios son profesionales y cumplen su labor.

Digo, porque allá en el Congreso, los diferentes Departamentos de Comunicación Social cabildean las entrevistas y las notas de sus jefes. Eso ocurre en el Grupo Legislativo del PRI, en el del PAN, en la bancada del PVEM, inclusive del PT y eso que el responsable del área de comunicación, Alfonso Ruiz es hombre de pocas palabras.

Y Jesús Gutiérrez Tenorio, de Nueva Alianza, hasta parece un portero que no tiene chamba, pues raras veces cabildea a su jefe Rubén González Cabrieles, quien también trata con la punta del pie a los medios, pues como que poco le importan los medios.

Un saludo al Director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Monterrey, Pablo Gámez, quien se encuentra hospitalizado, después de haber sido intervenido quirúrgicamente. Se espera su pronto regreso.

Otra que también cumple bien con su deber es la Directora de Comunicación de Guadalupe, quien en sus horas libres hace política en las Redes Sociales del tricolor.