17/07/2019
Editoriales

Remedios 30 05 19

La raza de la fuente del Congreso local está resignada a que en esta legislatura algunos departamentos encogieron o se achicaron o que de plano no son "sanforizados", pues encogieron demasiado.

Ahí está la mini sala de prensa que hizo favor de instalar el Congreso para que escriban los reporteros, donde la raza se las ha ingeniado para poder escribir ahí. Desde luego que no hay cupo para todos, pero algunos escriben en la periquera, otros en la citada salita y bueno, pese a todo hay armonía.

Otro departamento que se achicó fue Comunicación Social, donde no hay antesala y para que el titular de la Dirección atienda se tienen que salir los empleados. Es lo que ofrece el Congreso y como es gratis, la gente se tiene que contentar con eso.

Hay que recordar que las antiguas instalaciones de la Dirección de Comunicación Social del Congreso que eran amplias, ahora las ocupa la bancada del Partido del Trabajo.

En donde ahora está Comunicación Social era el consultorio médico del módulo del Hospital Universitario del Congreso y ahora el médico también tuvo que cambiar de lugar. Ojalá que esa tendencia de achicar oficinas y departamentos no continúe porque sino al rato a lo mejor los reporteros se tendrán que ir a escribir a la Plazoleta que está en el Palacio Legislativo que al cabo ahí también hay internet y buena corriente de aire, aunque esté contaminado.