25/04/2018
Editoriales

LAS PROVOCACIONES MILITARES DE LA OTAN

La OTAN está llevando a cabo ejercicios por toda la frontera occidental de Rusia. Estonia estaba por recibir 1,500 soldados de la OTAN para el Ejercicio Tormenta de Primavera, que empezará el 2 de mayo y se prolongarán hasta el 20 de mayo. Se van a realizar en el sureste de Estonia, cerca de la frontera rusa, con un total de 6,000 soldados. Las unidades del tamaño de una compañía de entre 80 y 250 soldados los aportarán Latvia, Lituania, Holanda, Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. También participarán en el ejercicio equipos de especialistas de Canadá así como también oficiales de mando finlandeses, informó RT. Al mismo tiempo, ya se está llevando a cabo un ejercicio de la OTAN en Lituania, que empezó el 1 de mayo y que también durará hasta el 20 de mayo, en donde participarán tropas de varios países, entre ellos Estados Unidos.

En tercer lugar, 198 soldados estadounidenses del Segundo Regimiento Blindado de Caballería llegaron a Moldavia para el ejercicio 'Dragon Pioneer 2016' que tiene el objetivo declarado de mejorar la "interoperabilidad entre los dos ejércitos" anunció el Ministerio de la Defensa de Moldavia. Sin embargo, no todos en Moldavia están muy contentos por tener tropas de Estados Unidos en su país.

"La marcha de vehículos de la OTAN en Moldavia no puede describirse más que como una ocupación militar del país. Es una bofetada burda a la Constitución de la República y al parlamento que adoptó la declaración de soberanía permanente y neutralidad de Moldavia", le dijo a Sputnik el líder del Partido de los Socialistas de la República de Moldavia, Igor Dodon.

También hay 185 soldados en Finlandia aparentemente también del Segundo Regimiento Blindado de Caballería, para realizar ejercicios conjuntos con 2,300 soldados finlandeses. Sputnik señala que este ejercicio se produce en medio de la controversia política sobre cuál debe ser precisamente la relación de Finlandia con la OTAN. Una encuesta comisionada por el gobierno finlandés encontró la semana pasada que el 55% de los finlandeses se oponen a unirse a la OTAN en tanto que solo un 22% lo aprueban.