17/01/2018
Editoriales

SOBRE EL CONFLICTO AL INTERIOR DEL FBI Y LA CAMPAÑA DE H. CLINTON

Un artículo de primera página que publicó el 3 de noviembre el diario Wall Street Journal, y que fue retomado por la prensa en todos lados, informa sobre las conversaciones grabadas de otra investigación más acerca de los negocios entre la Fundación Clinton y sus contribuyentes, en los que el Departamento de Estado de Hillary daba favores a cambio de grandes donativos, lo cual provocó que las oficinas del FBI en Brooklyn iniciara una investigación.

En febrero hubo una reunión en Washington DC, entre los agentes del FBI involucrados en esta investigación, los fiscales responsables de la integridad pública del Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), y Leslie Caldwell, directora de la división penal del DOJ. Los fiscales de la integridad público no estuvieron de acuerdo con que las evidencias presentadas eran suficientes para iniciar una investigación y el DOJ le ordenó al FBI "abandonar" el caso, con un mensaje a todas las oficinas involucradas, según dijo una fuente anónima. El FBI creía que tenía una buena evidencia, que superaba el material de Peter Schweizer de Breitbart, autor de "Clinton's Cash" (El efectivo de Clinton), y afirmaron que tenían al menos dos informantes.

El 12 de agosto, un "alto funcionario del DOJ llamó al subdirector del FBI, Mr. McCabe, para decirle que parecía que los agentes en Nueva York estaban ignorando o desobedeciendo sus instrucciones", escribió el WSJournal. McCabe preguntó: "¿Usted me está diciendo que yo tengo que parar una investigación fundamentada válidamente?". El funcionario del DOJ respondió, "Claro que no".

Varias fuentes en la comunidad de inteligencia informan que Comey hizo pública la reapertura de la investigación a Hillary, en parte por la furia que hay dentro del FBI porque él abandonó la investigación antes.