18/Jul/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Abril 2 de 1909: Es inaugurado el Mercado Juárez, ubicado en las céntricas calles de Juárez, Guerrero, Aramberri y Ruperto Martínez. El ayuntamiento de Monterrey, presidido por el médico Pedro C. Martínez, votó en 1907 construirlo en el terreno mencionado, y el día último de ese año se firmó contrato con Marín Peña afamado constructor local -hermano del profesor Serafín Peña- por un monto de casi 65 mil pesos, y el compromiso de terminar su construcción el último día del año 1908. Se programó el acto inaugural el día que hoy recordamos, porque la efeméride correspondía a un aniversario de la Batalla del 2 de abril, en la que el general Porfirio Díaz (Que era presidente en la fecha de inauguración) derrotó a un batallón francés en la Ciudad de Puebla. De inmediato se planeó que en ese edificio nuevo se llevara a cabo la Exposición Industrial y Comercial del siguiente año, para que junto a otros eventos inaugurales, como el Monumento a la Independencia -Arco de la Independencia- se conmemoraría el Centenario de la Independencia Nacional. Para empezar a normalizar las funciones propias del Mercado Juárez, se concesionó por cinco años a Francisco Saldaña, sin embargo no tuvo el éxito esperado porque las familias regiomontanas estaban acostumbradas a surtir sus despensas en el Parián Colón. Al principio, como secuela de la Exposición Industrial y Comercial, en el Mercado Juárez se ofrecían más artículos de ferretería, electricidad, refacciones automotrices, ropa, y carne, que mercancías típicas de mercado. Para la década de los años veinte ya se habían instalado en sus alrededores la Fábrica de chocolates La Popular, propiedad de don Ramón G. Garza, la Botica San Antonio, de don Macedonio Ayala, la panadería La Superior, y se instalaron puestos y toldos que vendían comidas de tacos, enchiladas, cabrito. En 1927 se inauguró el templo de la Iglesia Bautista en la esquina de Aramberri y Guerrero, para después establecerse cuartos fríos para almacenar productos perecederos, y el restaurante Galván, de Juárez y Ruperto Martínez.