03/Mar/2024
Editoriales

Enero 19 de 1839: nace en Pesquería Grande, Nuevo León, Canuto García Sepúlveda, quien sería abogado y gobernador de nuestro estado en dos oportunidades, del 7 al 12 de diciembre de 1876; y del 4 de octubre de 1883 a 4 de octubre de 1885

Enero 19 de 1839: nace en Pesquerí­a Grande, Nuevo León, Canuto Garcí­a Sepúlveda, quien serí­a abogado y gobernador de nuestro estado en dos oportunidades, del 7 al 12 de diciembre de 1876; y del 4 de octubre de 1883 a 4 de octubre de 1885. Hijo de Antonio Garcí­a y Marí­a de Jesús Sepúlveda, nieto del gobernador Joaquí­n Garcí­a y primo del también gobernador Genaro Garza Garcí­a. Su familia, como se advierte, es de talante polí­tico, así­ que no es de extrañar que su hijo, Antonio Garcí­a González, fuera tiempo después, alcalde de Monterrey.

Canuto Garcí­a estudia sus primeras letras en su entidad, pasando por el Seminario de Monterrey y en la Escuela de Jurisprudencia, recibe el tí­tulo de abogado en mayo de 1864. Ejerce su carrera con diligencia por lo que en 1867 es nombrado juez de letras. Se desempeña bien hasta que llega la revolución de Tuxtepec, en 1876, convocada por el general Porfirio Dí­az en contra de la reelección del presidente Sebastián Lerdo, pues la constitución de 1857 así­ lo permití­a. Y Canuto Garcí­a se incorpora a dicho movimiento armado y polí­tico, pues el perfil de Dí­az le resultaba más atractivo que el de Lerdo, ya que además de ser héroe de la guerra contra los invasores franceses (1862-1867), era hijo de padres mexicanos, mientras el presidente Lerdo no.

Su grupo polí­tico le lleva a la gubernatura aunque fuese sólo por una semana en diciembre de 1876. Se incorpora a la cátedra en la Escuela de Jurisprudencia donde destaca siendo su director de 1878 a 1882, y tres años después, -en 1883- es seleccionado como senador de la república. Sin embargo, desde ese sitial, Canuto Garcí­a consigue ser nombrado gobernador constitucional de Nuevo León, el 4 de octubre de ese mismo año de 1883, sustituyendo a Genaro Garza Garcí­a.

En su periodo, Canuto Garcí­a eleva a villa de Doctor González la hacienda de Ramos, y en Linares crea la municipalidad de Dávila y Prieto, la que luego desaparece por falta de recursos propios. Ya para entregar su encargo como gobernante del estado, Nuevo León vive algunos eventos polí­ticos salpicados de violencia, pues la lucha entre Lázaro Garza Ayala y Genaro Garza Garcí­a toma niveles de escándalo cuando un periódico de la ciudad de México publica que en Nuevo León habí­a estallado un levantamiento armado en contra del gobernador Garcí­a Sepúlveda. No llega a tanto, pero sí­ hubo de emplear a las fuerzas del orden para aplacar los ánimos en las calles de Monterrey. El resultado electoral es favorable a su primo Genaro Garza Garcí­a, a quien le entrega el poder oficialmente el 4 de octubre de 1885. Canuto Garcí­a se retira de la polí­tica y muere en Monterrey, el 24 de enero de 1903.