23/May/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Septiembre 29 de 2019: Se celebra anualmente, de acuerdo a un dictamen senatorial, El Día Nacional del Maíz. Esta planta gramínea es y ha sido por siglos la base del alimento de los mexicanos, pues se trata de una aportación que hizo nuestro país al mundo. Es una planta domesticada por las civilizaciones antiguas de la región central de México que combinaron el teosintle y la espiga. Por si fuera poco lo que significa para nuestra alimentación y la economía de miles de familias que lo cultiva y comercializa, es toda una manifestación cultural de larga data en nuestro país, que se refleja en poesías, festividades públicas, leyendas fundacionales y actos culturales oficiales. 

 Hablamos que desde al menos 10 mil años, los nahuas lo cultivaban y le llamaban centli, mientras otras civilizaciones le denominaban jojoto, choclo, corn y los castellanos le denominaron mahís. Desde luego que en todo mesoamérica se criaron diversas especies de maíz, que van desde diversos colores: blanco, crema, amarillo, azul, rojo, hasta variedades de sabores dulce, chapalote, reventón y otras que son casi sesenta en total.

 

  Muchos pueblos indígenas aman al maíz porque sus ancestros lucharon por conservar su semilla y no aceptan que ingrese el maíz transgénico norteamriano. La mitad de la ingesta calórica de nuestro pueblo viene del maíz, y un 40% de proteínas; hay casos que con solo tortillas de maíz con sal han sobrevivido a las hambrunas que azotan al campo nacional. La mayor cantidad de maíz se produce en el estado de Sinaloa, aunque al viajar por las carreteras del país, vemos pequeños sembradíos en las montañas, con la esperanza de que llueva, es decir, son de temporal.