27/May/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Abril 12 de 1982: inicia transmisiones de prueba el Canal 28 de Televisión, como parte de la cadena nacional Televisión Rural de México, con el objetivo de traer a Nuevo León la telesecundaria, y contar con espacios informativos para, en breves días transmitir oficialmente sus programaciones. 

 

El gestor fue don Alfonso Martínez Domínguez, uno de los grandes gobernadores de Nuevo León, quien nombró como director al dinámico Alberto Brunell. Desde luego que AMD, como viejo lobo de mar, de inmediato suscribió un convenio con la dirección de Radio, TV y Cinematografía de la SEGOB, que dirigía Margarita López Portillo, para contar con el respaldo del aparato federal del área respectiva. Las primeras instalaciones del Canal 28 estaban ubicadas en los pisos 27 y 28 del Condominio del Norte o Edificio Latino, y al principio era repetidor de la cadena TRM. Sin embargo, dos años después, en 1984 el canal 28 inició a transmitir programas propios, como Homenaje a los Grandes; Rock’hola, Chispas Norteñas, El Cuerno de la Abundancia y otros. En cuanto a los noticiarios, tenía: Estamos comunicando, Al momento, A través de líneas, Ocho treinta y otros, convirtiéndose en una especie de escuela de conductores de noticias, algunos de los cuales tienen ahora nivel profesional de talla nacional e incluso algunos hasta internacional. En mayo de 1985 se mudó a un edificio propio, localizado en San Francisco y Loma Grande, de la colonia Lomas de San Francisco, en donde cuenta con toda la infraestructura necesaria para dar el servicio que merece Nuevo León. Y fue hasta 1998 cuando cambió de nombre para llamarse TV Nuevo León y además regionalizó sus contenidos, creándose un noticiario oficial del Gobierno del Estado. Se convirtió en un Canal de TV de contenidos culturales, noticias y programas de interés general, que compite con la televisión privada, y en 2008 se fusionaron realmente los sistemas de Radio y Televisión potenciando sus transmisiones de calidad. El canal 28 pasó en este breve tiempo de ser sólo un Canal analógico a una concesión digital, competitiva con los canales de TV privada; y al estar encadenado a Radio Nuevo León, su cobertura es única para todo el Estado. El año pasado, la red de Televisión de América Latina le otorgó al Canal 28 seis premios en reconocimiento a la excelencia de sus contenidos propios. Y hace un mes recibió en el Festival Pantalla de Cristal, un premio por ser de lo mejor de los medios públicos de México e Iberoamérica.