01/Mar/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Noviembre 25 de 1981: Se establece en Bogotá el Día Internacional de ‘No Violencia contra las mujeres’, por iniciativa del Movimiento Feminista, fecha que después fue oficializada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 17 de diciembre del año 1999.  

Se eligió este día en conmemoración del asesinato de las tres hermanas de nacionalidad dominicanas apellidadas Mirabal: Patria, Minerva y María Teresa, quienes eran activistas políticas en su país La República Dominicana, acaecido el 25 de noviembre de 1960. Las Mirabal fueron acusadas y condenadas a la cárcel por tres años, porque participaban en un movimiento político insurgente denominado ‘Movimiento Revolucionario 14 de junio’ en contra del régimen dictatorial de Leónidas Trujillo, así que se les trató como enemigas del gobierno. Esto dio pie para que María Teresa y Minerva fueran presas junto con sus esposos -ellos en calidad de cómplices-, en mayo de 1960. El delito que supuestamente cometieron fue el de subversión, siendo torturados los cuatro dentro de la cárcel.

Ambas mujeres fueron liberadas pero no así sus maridos, y cuando ellas regresaron al activismo armado, el dictador Trujillo giró instrucciones para que las ejecutaran, así como a su hermana Patria Mirabal. 

Por otra parte, este día 25 de noviembre también se expresa el duelo por la muerte de las tres mujeres en comento, con una campaña Naranja -nada qué ver con el partido Movimiento Ciudadano de México, que tiene el ‘Movimiento Naranja’- que a diferencia de las campañas tradicionales, fomenta la prevención y erradicación de la violencia en contra de las mujeres. 

En México se han reducido un poco los índices de feminicidios, pero aún así, en cinco años se han asesinado a 17 mil 776 mujeres. Sin embargo, algunos hombres -los machistas- alegan que si hay igualdad entre los dos sexos como sucede en las actividades político electorales, el asesinato de una mujer es tan malo como el de un hombre y por lo tanto el delito de feminicidio debiera desaparecer. 

Pero estos individuos muestran su miopía soocial, pues en todas las especies del mundo se respeta la figura de la hembra o de la mujer, al grado de que las leyes protegen a las figuras maternas hasta en las actividades cinegéticas. Porque a las mujeres la naturaleza les dio además de inteligencia y belleza, el don de la reproducción, que es la única garantía de pervivencia de la especie humana.