13/Jun/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Abril 26 de 1978: muere en Ciudad de México a los 69 años de edad, el cineasta y director de teatro Julio Bracho Pérez Gavilán. Nacido en Durango en el año 1909, fue hijo de Julio Bracho y Luz Pérez Gavilán, y entre sus diez hermanos dos hicieron carrera en el medio: Guadalupe (Andrea Palma) y Jesús Bracho, la primera como actriz y el segundo como escenógrafo. Su vinculación con la cinematografía se explica porque demás de sus hermanos, era primo de Dolores del Río, y Ramón Novarro. Su pasión por la actuación se evidenció cuando estudió arte dramático, y al conocer a la actriz Isabel Corona, además de vincularse estrechamente fundaron juntos el Teatro de Orientación, debutando Julio Bracho en el oficio de director de escena con la obra del irlandés Synge, “Jinetes hacia el mar”, iniciándose una carrera dirigiendo varias obras, destacando entre ellas “Lázaro rió”, de Eugene O´Neill en 1933. Continuó dirigiendo obras de teatro, fundando el Teatro de la Universidad y el Teatro de los Trabajadores, junto a Silvestre Revueltas. De ahí se fue al cine, inspirado en la carrera de su hermana Andrea Palma, cuando filmaba con Arturo de Córdova Ave sin Rumbo, Julio supervisó las escenas de los diálogos. Ya para 1941 estaba rodando su primera película como director de cine en ¡Ay, qué tiempos, don Simón!, y de ahí siguieron otras cintas como La Virgen que forjó una Patria, Historia de un Gran Amor, Rosenda y San Felipe de Jesús, así como Distinto Amanecer, su mejor película según la crítica internacional, que fue adquirida por la filmoteca del Museo de Arte Moderno de Nueva York. En la década de los años cincuenta, por aspectos financieros, Julio Bracho dirigió películas comerciales y melodramáticas como Historia de un Corazón, Paraíso Robado, Rostros Olvidados, La ausente, La cobarde, La posesión, Inmaculada, todas con elencos de primera línea con actores de la talla de Arturo de Córdova, Libertad Lamarque, Miroslava, Rosario Granados y otros grandes histriones. En 1960 Julio Bracho dirigió la cinta basada en la novela del mismo nombre del autor Martín Luis Guzmán: La Sombra del Caudillo, premiada en el Festival de Cine Karlovy Vary, pero prohibida en México. Julio dejó como legado a su hija Diana Bracho, una actriz que ha crecido en su carrera, pues lo lleva en su ADN.