23/Apr/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Febrero 26 de 1864: decreta el presidente Benito Juárez desde la Ciudad de Saltillo, la separación de los estados de Nuevo León y de Coahuila, declarándolos como lo que habían sido antes: dos estados libres y soberanos. Ejerciendo las gubernaturas de esos estados quedaron el linarense Jesús María Benítez y Pinillos en Nuevo León, y el general parrense Andrés S. Viesca en Coahuila.

 Este hecho dejó en calidad de inexistente el Estado de Nuevo León y Coahuila que duró 7 años, 11 meses y 23 días, mismo que fue el mayor logro político del lampacense Santiago Vidaurri, quien había conseguido que el Congreso Constituyente Federal del 5 de febrero de 1857 aprobara su creación apoyado en un referéndum entre los coahuilenses en el que triunfó la unión con Nuevo León por 4 mil 56 votos a favor y 260 en contra. Este resultado se dio a pesar de los esfuerzos del constituyente saltillense Juan Antonio de la Fuente quien hizo lo posible por vetar a Monterrey como capital del nuevo gran Estado de Nuevo León y Coahuila.

  Así que el 4 de octubre de 1857 se aprobó en el Congreso Constituyente local la creación del Estado de Nuevo León y Coahuila, con su propia Constitución Política, siendo una enorme entidad federativa que tenía una gran frontera internacional y en consecuencia, varias aduanas que generaban recursos a la federación, pero por las condiciones políticas, el estado cobraba los productos de ellas. Y esto fue la manzana de la discordia porque el presidente Juárez necesitaba recursos para sostener al ejército nacional que defendía al país de la invasión francesa, pero el gobernador Vidaurri se negaba a enterar dichos recursos.

 

  Desde el 1º de julio de 1863 hubo un levantamiento de vecinos de Monclova, Nadadores y Sacramento, liderados por Andrés Valenzuela, que empezaron un movimiento separatista asaltando la Villa de San Buenaventura con el objetivo de independizar a Coahuila de Nuevo Leon. Meses después, en febrero de 1864 llegó a Monterrey el general Manuel Doblado con su división para que el día 10 de ese mismo mes llegara a Nuevo León el presidente Juárez y se iniciara el encuentro entre los dos líderes, el de México y el del Estado de Nuevo León y Coahuila, con los resultados que ya mencionamos.