13/Jun/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Mayo 1º de 1933: muere en su casa de Padre Mier y Galeana, el gran industrial don Isaac Garza. Su vida es ejemplar; nació el 3 de junio de 1853, en el hogar del alcalde primero de Monterrey, don Juan José de la Garza Martínez y doña Manuela Garza de la Garza. Cuando el niño Isaac Garza de la Garza tenía apenas unos meses de vida, murió su padre, y su madre casó en segundas nupcias con el comerciante español José Palacio. Esto influyó en la vida del joven Isaac porque luego de aprender sus primeras letras en los colegios locales, partió a continuar sus estudios en Santander España en el año de 1865, cuando tenía apenas doce años de vida. Allá estuvo 5 años y regresó a trabajar como dependiente del cajón de ropa de un señor Casanueva, cuya tienda se ubicaba en San Luis Potosí, lugar en donde lo conoció el destacado empresario regiomontano Don José Calderón, quien quedó impresionado con la eficiencia de Isaac y lo invitó en 1874 a trabajar con él como responsable de la contabilidad de su gran empresa Casa José Calderón, en Monterrey. Allí comenzó realmente su carrera empresarial el joven Isaac Garza, y para 1889 ya había casado con la señorita Consuelo Sada, quien pertenecía a las nobles familias Sada de nuestra Ciudad. Su desempeño fue tan afortunado que Don José Calderón lo hizo socio de Casa Calderón. Apenas un año después, Isaac Garza, junto a Don Pepe Calderón así como al maestro cervecero José María Schneider, fundaron la Cervecería Cuauhtémoc. No había pasado una década cuando colaboraron a la formación de otra gran empresa básica en el desarrollo de nuestra ciudad: La compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey. Además, don Isaac Garza fue factor importante para que la industria vidriera local floreciera, a pesar del fracaso de la “Fábrica de Vidrios y Cristales de Monterrey”, que, sin embargo, fue la que preparó terreno para la gran Vidriera Monterrey, hoy Grupo Vitro. Entre sus inestimables descendientes, su hijo el ingeniero Eugenio Garza Sada, fue su sucesor y es considerado como el capitán de empresas más grande que haya tenido nuestra pujante ciudad de Monterrey, considerando que aquí es tierra de grandes empresarios. Hoy recordamos con respeto a don Isaac Garza.