13/Apr/2024
Editoriales

Junio 8 de 1833: Emite el general Mariano Arista el Plan de Huejotzingo contra las reformas propuestas por Gómez Farías y a favor de que Santa Anna sea dictador de México

Junio 8 de 1833: Emite el general Mariano Arista el Plan de Huejotzingo contra las reformas propuestas por Gómez Farí­as y a favor de que Santa Anna sea dictador de México. El 16 de mayo anterior, Santa Anna habí­a asumido la presidencia de la República, jurando ante el Congreso y al término del obligado Te Deum (Acción de Gracias) ofreció respeto a la religión y garantí­as para el ejército.

Pero muy a su estilo, ya para el 29 de mayo, Santa Anna traí­a problemas porque desde el 26 de ese mismo mes, en la guarnición de Morelia, Ignacio Estrada habí­a emitido un plan para la defensa de la religión católica y designado a Santa Anna protector de la causa. Así­ que eso obligó a Santa Anna a declarar el 29 una condena a Escalada y niega ser el adalid a favor del clero.

Después hubo otra declaratoria, el 31 de mayo, ahora en Tlalpan, del general Gabriel Durán quien propuso a Santa Anna lo mismo, que con el lema de Religión y Fueros conduciera el movimiento polí­tico enunciado, pero Santa Anna "se niega". En ese momento empezaban los problemas con Texas pues en abril se habí­a celebrado una convención en esas tierras norteñas, que motivó un viaje de Stephen Austin a CDMX a solicitar que Texas fuera un estado -no una parte de Coahuila-, e inicia el movimiento polí­tico texano que culmina con su escisión de México.

Regresando a Santa Anna, el dí­a 2 de junio recibió autorización del Congreso para dirigir el ejército en contra de los pronunciados en Tlalpan, mismos que se fueron a Cuernavaca. Por tanto, del 3 al 18 de junio, Gómez Farí­as se quedó al frente del Ejecutivo, lo que aprovechó para restringir las entradas y salidas de la capital sin permiso oficial, (y además prohí­be a los voceadores de periódico vocear en las calles).

El dí­a 6 de junio llega la noticia de que Arista se uní­a a "Religión y Fueros", y al dí­a siguiente se sabe que Santa Anna habí­a sido detenido por los rebeldes en Cuautla, Morelos, lo que da pie a Arista para lanzar su Plan de Huejotzingo. Total, que Santa Anna llega a CDMX el dí­a 16 de junio de 1833 y la gente festeja toda la noche. Y así­ se la pasó este señor Antonio López de Santa Anna, quien con el paso del tiempo se convirtió en nuestro villano favorito, pero en aquel momento parecí­a ser la salvación de todo el paí­s. Moví­a a sus militares a que lo presionaran para dirigir el paí­s a un escenario planeado de antemano, así­ se moví­a a favor o en contra del conservadurismo o de del liberalismo, de acuerdo a sus intereses pasajeros.