13/Jun/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Marzo 26 de 1829: Erige el Congreso del estado por conducto del decreto 208, sancionado por el gobernador Joaquín García, la Villa de Santa María de Los Aldamas, en honor de los hermanos Juan e Ignacio, y de sus sobrinos Mariano y Antonio Aldama, personajes destacados en la Guerra de Independencia Nacional. Originalmente en esas tierras había indios Cuarames, de fiereza reconocida, y el gobernador Cipriano García de Pruneda se las otorgó a Bernardino de Meneses, conde de Peñalva.

Sin embargo, al morir Pruneda intestado en el año de 1731, se declararon baldías.  

Después se fundó una Misión franciscana, la de Guadalupe, en Puerto de Los Hoyos en el año de 1760, conservándose su estatus hasta 1821 que el emperador Agustín I recibió la solicitud de los pobladores para que se fundara una Villa a efecto de tener autoridades locales con un Ayuntamiento, lo que posteriormente derivó en el acto que hoy recordamos en marzo 26 de 1829.

En esa fecha, además de lo mencionado, se nombró a Cirilo Carrillo como el primer alcalde. 

Los Aldamas linda al Norte con Tamaulipas, al Sur con China y Dr. Coss, al Oriente con Dr. Coss y al Poniente con Mechor Ocamppo, Treviño y Los Herrera.

La historia del ahora municipio de Los Aldamas registra una tragedia en 1844 cuando una partida de indios salvajes entró al poblado y asesinó a 75 habitantes, marcando una especie de récord para la región.  Y dos años después, en noviembre de 1846, el ejército invasor norteamericano pasó por este municipio, lo que despertó el nacionalismo de sus pobladores, y un buen grupo de aldamenses se sumó a los vecinos de China para enrolarse en la defensa del país. 

Otro evento muy importante sucedió el 24 de abril de 1914, cuando el general Antonio I. Villarreal que estaba de visita en Los Aldamas, desde allí tomó las riendas del estado, lo que convirtió a esta población en la sede de los poderes gubernamentales durante tres meses.