13/Apr/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Febrero 17 de 1908: Declara el presidente Porfirio Díaz al periodista norteamericano James Creelman, de la Revista Pearson’s, que está listo para abandonar el poder en México. Esta Revista circulaba demasiado poco en México, pero desde luego que tuvo repercusiones en el país, porque tarde o temprano se iba a reproducir por algún medio y el 3 de marzo siguiente, El Imparcial publicó la primera parte de esta entrevista, lo que fue suficiente para que, entre otros, Francisco I. Madero se lo creyera y se anotara como posible candidato de oposición. _”Es una equivocación suponer que el futuro de la democracia en México haya peligrado por la permanencia en funciones de un Presidente durante un largo periodo de tiempo. Puedo decir, con toda sinceridad, que el ejercicio del poder no ha corrompido mis ideales políticos y creo que la democracia es el único principio de gobierno justo y verdadero, aunque en la práctica sólo sea posible para los pueblos suficientemente desarrollados”. “Puedo abandonar la Presidencia de México sin el menor temor. Pero no dejaré de servir a mi Patria mientras viva”. El colofón de esta histórica entrevista no tiene desperdicio, pues Don Porfirio dijo: “Daré la bienvenida a un partido de oposición en la República Mexicana”. Como decíamos antes, Madero se la creyó y ya sabemos cuál fue el desenlace: llegó a la presidencia pero por medio de una revolución que costó mucha sangre y sólo para ser traicionado y asesinado.