18/Apr/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 12 de 2012: Muere a los 83 años de vida en Tonalá, Jalisco, el destacado artesano y ceramista regiomontano Jorge Wilmot Mason, quien introdujo la pasta gres a México. Nació en el Monterrey de 1928 y se inició en el arte estudiando en la Ciudad de México en la Academia de San Carlos, durante la década de los años cincuenta. Una vez egresado de esta institución se fue en 1953 a estudiar en París, y después en Basel, Suiza regresando a casa en 1957. Ya de regreso en Monterrey, Jorge Wilmot se incorporó a la industria local de la cerámica, consiguiendo implantar varias novedades tecnológicas. Luego fue a Tonalá, en donde edificó su taller dedicado a la historia de la cultura mexicana y su cerámica. En los años sesenta Wilmot tuvo expuso su obra en la Galería Inés Amor, en donde consiguió llamar la atención.  Allí fue donde Wilmot introdujo el gres aplicado a diseños mexicanos con influencia moderna extranjera. Luego de su triunfo, Wilmot se avocó a cambiar los procesos de cocimiento de la cerámica, introduciendo nuevas técnicas como ‘el bruñido’ en la cerámica, y el acristalamiento chino a algunas piezas de color azul claro. Wilmot investigó y promovió las artesanías nacionales y, en los años sesenta, abrió su primer taller  para dar clases a alumnos con vocación para la fabricación de cerámica.  Hoy recordamos al regiomontano Jorge Wilmot, un artesano de alto nivel que generó, además de muchas piezas que han sido exhibidas en México y Europa, una corriente de artesanías de calidad mundial.