26/May/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Febrero 15 de 1976: Muere en Monterrey a los 72 años de edad, el destacado músico y prolífico compositor Armando Villarreal. Nació en Sabinas Hidalgo el 9 de agosto de 1894, iniciándose en la música desde joven, en 1913, con Alfredo M. Garza, en Múzquiz, Coahuila, donde compuso su primera melodía llamada “La casada”. Cuatro años después se mudó a nuestra Ciudad y continuó aprendiendo más de su pasión -la música- bajo las enseñanzas de Antonio Ortiz, en la Academia Beethoven. Entre sus primeras composiciones están: los valses “Caricias y besos”, “Amor con amor se paga. Luego compuso “Monterrey Blues”, un fox que estuvo de moda por buen tiempo en las ciudades de la frontera con Estados Unidos. Después, la polka “El barrilito aquel” y el fox trot “Amelia”. Armando Villarreal formó su propia orquesta, siendo el más joven de todos los integrantes; luego se incorporó a la orquesta de su antiguo maestro Alfredo M. Garza, y compuso las marchas “Jesús Carranza” y la del “Ejército Constitucionalista”. Su talento le permitió ser contratado para musicalizar algunas películas y, en 1926, ser director de la Banda de Música de Monterrey. Integró las orquestas del Teatro Independencia, Teatro Progreso, Salón Variedades, y la orquesta de Gustavo Quiroga amenizando en el mítico Terpsícore. La inspiración nunca se le fue, pues compuso los foxtrot “Melenitas”, y “Tony Fuentes”; los danzones “Dos almas en una sola”, y “Tenía el dinero en el banco”, en alusión a la quiebra del Banco Milmo. Aquí en la Ciudad conoció y se enamoró de María Guadalupe Salazar Rodríguez, quien fue su novia y le inspiró para componer su más famosa canción: Morenita Mía, estrenada el 12 de diciembre de 1921, día de la Virgen de Guadalupe. Esta pieza se llamó originalmente “Lupita” pero su novia pidió cambiarle de nombre. La melodía tuvo un éxito inusitado entre los amantes de todas las especialidades musicales, pronto se tradujo a varios idiomas y fue utilizada en algunas películas mexicanas. En 1926 se casó con Lupita y tuvieron tres hijos: María del Rosario, María Armandina y Armando Gerardo Villarreal Salazar. Armando Villarreal era una fuente inagotable de inspiración, con innumerables composiciones como: “Entre naranjos”, “Dos almas en una sola”, “Desdén de diosa”, “Dos corazones”, “María Luisa”, “Merito en frente de tu ventana”, “Bodas de plata”, “Danza sueca” y muchas más. En algunas de sus canciones, coros, e himnos escolares utilizó letras de David Alberto Cossío, Manuel Neira Barragán, Luis Tijerina Almaguer y María Valdés, como “Tierra linda”, “Canción de Monterrey” (Neira Barragán), “Canto a la Revolución” (Cossío). Varias generaciones de regiomontanos le deben a Don Armando muchos de sus mejores momentos escuchando sus melodías. En 1957 murió su esposa Lupita y en un día como hoy del año 1976 murió en Monterrey uno de los mejores compositores de México.