13/Jun/2024
Editoriales

Julio 10 de 1815: La Inquisición de México emite un edicto que declara excomulgados a quienes posean ejemplares de la Constitución de Apatzingán, a los que no denuncien estos papeles y a quienes propaguen esta insurrección

Julio 10 de 1815: La Inquisición de México emite un edicto que declara excomulgados a quienes posean ejemplares de la Constitución de Apatzingán, a los que no denuncien estos papeles y a quienes propaguen esta insurrección.

Desde el 17 de mayo anterior, la Audiencia habí­a mandado quemar los ejemplares de la Carta de Apatzingán y declarado traidores a los insurgentes. Y para ejemplificar, el 1 de julio se inicia un juicio en la ciudad de México contra Ana Marí­a y Trinidad Ortega, hermanas del insurgente Saturnino Ortega, sorprendidas con armas en la mano. El 14 de julio, José Marí­a Morelos escribe de Puruarán, Michoacán, al presidente de Estados Unidos, James Madison, solicitándole que reconozca la independencia de la Nueva España, y nombra a José Manuel Herrera, ministro plenipotenciario.

Con tal misiva, salen de Puruarán en misión diplomática rumbo a Estados Unidos, José Manuel Herrera, Francisco Antonio Peredo y Peter Ellis Bean, acompañados de Juan Nepomuceno Almonte, hijo de José Marí­a Morelos. El resultado fue negativo, pues el presidente norteamericano James Madison, prohí­be que en Estados Unidos se hagan alistamientos y compras para ayudar a los insurgentes. Sigue la lucha dirigida por Morelos, hasta que el 5 de noviembre, El Siervo de la Patria, José Marí­a Morelos y Pavón, es capturado por Matí­as Carrasco y llevado a Atenango del Rí­o, donde comienza su calvario y termina con su fusilamiento el 1 de diciembre de 1816. Cinco años después, se conseguirí­a la independencia nacional, con el Plan de Iguala...