27/May/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Abril 13 de 1865: Es nombrado gobernador de Nuevo León el general Mariano Escobedo Peña. El presidente Benito Juárez tuvo a bien extenderle esa nominación, junto con la de comandante militar de los estados de Nuevo León y Coahuila. Sin embargo, apenas habían pasado dos meses de ejercer estos cargos, Escobedo tuvo que marchar a enfrentarse con los imperialistas, dejando en el poder a Simón de la Garza Melo, quien gobernó hasta el 1º de junio de 1865, y luego del 6 al 18 de agosto de 1866. Escobedo nació en Galeana y desde la edad de veinte años era militar, pues con el grado de Alférez luchó en la Batalla de Monterrey, y después en la de Angostura en Coahuila. Peleó en la Revolución de Ayutla, se incorporó a la fuerzas de Vidaurri, y después en la Guerra de Reforma ya peleó con el grado de coronel. Su fama creció al enfrentar al general Miguel de Miramón quien iba en trayecto a Jalisco para apoyar a las fuerzas reaccionarias. Su actuación en la Batalla de Puebla fue muy buena, siendo nombrado general brigadier. Después, en la defensa de Puebla, fue preso por los franceses y se fugó para presentarse de nuevo en el Ejército Nacional. La Guerra continuó y Escobedo pasó por muchos avatares y en marzo de 1867 recibió el mando del Ejército Republicano y su actuación cumbre fue el día 15 de mayo de ese mismo año, cuando nuestro paisano Escobedo irrumpió en Querétaro para apresar y luego ejecutar -por órdenes directas del presidente Juárez- a Maximiliano de Habsburgo. Don Mariano fue gobernador de Nuevo León, y de San Luis Potosí, y llegó a ser presidente de la Suprema Corte de Justicia Militar. Por sus heroicas actuaciones en defensa de la patria, Mariano Escobedo es uno de los héroes mayores de Nuevo León y de México. En nuestra tierra lo premiamos bautizando con su nombre a un importante municipio metropolitano, al aeropuerto internacional de la Ciudad y una calle de Monterrey, paralela -y muy cercana- a la que honra la memoria del general Ignacio Zaragoza.