21/01/2018
Editoriales

SALEN MAESTROS A LAS CALLES RECUERDAN LA CRISIS DE ISSSTELEÓN

A quienes se les acumuló la chamba fue a todos los reporteros de los medios de comunicación de la localidad, pues con el regreso de los maestros a las calles, en protesta para abrogar la Reforma Educativa, poco a poco se han ido sumando más y más mentores a las marchas que ya son cosa de todas las semanas.

Como olvidar las multitudinarias marchas de los profesores, contra la "ley Isssteleón", "¡Solución o paramos Nuevo León!", clamaban en la calle miles de maestros estatales, al tiempo que corean consignas contra el gobernador Sócrates Rizzo García, indignados por una nueva ley que suprimió conquistas sindicales alcanzadas en otras administraciónes, sobre todo en materia de jubilaciones

Desde la aprobación súbita de la llamada "ley Isssteleón" —Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de Trabajadores del Estado de Nuevo León—, el 12 de octubre de 1993, las protestas magisteriales rompieron la paz regiomontana, con medidas que abarcaron bloqueos, plantones, mítines y marchas, a las que se incorporaron maestros federales, padres de familia y mentores de otras entidades.

Al igual que hace 23 años las dirigencias formales de las Secciones 21 y 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que aglutina a unos 50 mil maestros fueron rebasadas por las bases y fue la secretaria general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, la que entró al quite: "¡Qué buen regalo diste a los maestros de Nuevo León!", dijo Elba Esther Gordillo a Rizzo García en la ceremonia realizada en Los Pinos el 15 de mayo de 1992 La noche anterior había sido arrestado Juan Pablo Reyes, entonces secretario general de la Sección 50 Unos días antes, Reyes solicitó licencia como diputado local para someterse a investigación sobre la denuncia por desvío de fondos que presentó en su contra un grupo de maestros Según confió a sus allegados, pidió la licencia persuadido por el gobernador de que "no le iba a pasar nada"

Unos meses después, el 23 de octubre, Rizzo García anunció que el Isssteleón estaba en "quiebra técnica", con un pasivo contingente de un billón 200,000 millones de pesos, "superior a la deuda pública estatal", debido —aseguró— a que durante sus diez años de existencia "no se formaron las reservas técnicas que se requieren para garantizar las jubilaciones de los derechohabientes".

Lo máximo de las protestas magisteriales se dieron el jueves 21 de Octubre de 1993, cuando más de 30,000 maestros realizaron otra marcha por las calles de la ciudad, en una manifestación de fuerza y unidad que no se veía en la entidad desde el movimiento universitario de 1971, que provocó la caída del gobernador Eduardo Elizondo.

Así las cosas el gobierno independiente del Bronco, debe buscar una solución al conflicto sino quiere verse rebasado como lo fue en su tiempo el gobernador Sócrates Rizzo García.

Por lo pronto los mentores se han mantenido al margen con los periodistas, ya que recordamos que en lo más álgido del movimiento magisterial de 1993, fueron presas de agravios, insultos y hasta agresiones físicas, por lo que esperamos que de nueva cuenta no haya una gota de agua que derrame al vaso.

xakitvo@gmail.com