20/01/2018
Editoriales

Marcando la Raya

Sr. Gobernador Ing. Jaime Rodríguez Calderón: Al votar por usted en junio del 2015, el electorado de Nuevo León hizo la hombrada de proyectarlo hacia destinos tan altos como su recto y capaz comportamiento le permitiera: Lo único, aunque difícil, que usted tenía que hacer era: No atender "razones" convenencieras si no sólo aquellas verdaderas razones que conducen hacia la consecución del bien común. Si al final resulta que usted sí ha hecho esto, entonces no importará mucho que haya "metido patas inerciales", tales como la de comprar 300,000 cobijas muy caras, ni que no haga muchas obras públicas porque no consigue dineros de un Congreso con muchos "diputados del pueblo" corruptos y convenencieros.

La razón de esa dureza del pueblo con lo básico y su blandura con lo que no lo es, es que su mentalidad colectiva dijo y sigue diciendo: ¿Para qué queremos obras si vamos a seguir teniendo inseguridad en las calles, corrupción impune en el gobierno y mala e insuficiente educación en las escuelas? Todo tiene que comenzar con desarraigar la corrupción, quitándole la impunidad, lo cual tiene que comenzar, indefectiblemente, con seguir exitosamente con los juicios administrativos y penales del ex – gobernador Medina, de su antecesor Nati y luego de los paniaguados de ambos.

Estas son las reglas del juego que le marcamos los nuevoleoneses y no son negociables en ningún sentido: Gobierne bien en lo básico, en lo esencial, en lo que importa: Seguridad, buena educación y honradez en el manejo de los asuntos públicos y aguantaremos muchas fallas e insuficiencias en obras y en muchas otras cosas menores; Gobierne mal en lo básico, y todas las obras que haga no le valdrán para nada.

¿Cuál es el caso concreto que nos hizo dudar de si su actuación es buena o mala? El caso que "marca la raya" de nuestro continuado apoyo o nuestra nueva y completa oposición es el evento que publicó "El Norte" en su columna Maquiavelo: Qué el repentino apoyo de los curulecos locales del PRI a su solicitud para conservar los niveles del impuesto por tenencia de automóviles, lo negociaron con usted a cambio de su "congelación" de los juicios contra el ex – gobernador Medina.

Se resulta cierto que en esa "concertacesión" usted oyó razones de mutua conveniencia política con los priístas, entonces le va a resultar que al mismo tiempo usted se bajó del cohete que lo podía haber impulsado hasta la gloria de quienes "no oyen ese tipo de razones" sino que batallan y sufren mucho: A cambio de esos sufrimientos, quizás usted quiera entrar muy cómodamente al basurero de la historia.

Conste que no estoy afirmando que esto así sucedió, menos aún cuando usted se defendió de esta crítica diciendo que "los medios hablan mal de usted porque no les paga un dineral´", como sí lo hacía Medina: Esto ojalá que sea cierto y está en su mano comprobarlo: Continúe exitosamente con los juicios administrativos y, sobre todo, penales, en contra de Medina y sus paniaguados, y entonces habrá quedado usted, otra vez, "del lado bueno de la raya" que le marcamos los nuevoleoneses.

Atte.- JVG.- 28-12-16