25/Jul/2024
Editoriales

BOLIVIA ASEGURA QUE CHINA CONSTRUIRA EL TREN BIOCEANICO

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció el 5 de octubre que el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, quien estaba de visita en el paí­s, respaldó el proyecto del tren bioceánico que propone conectar el puerto peruano de Ilo, con el puerto brasileño de Santos, atravesando las ciudades bolivianas de Cochabamba, Oruro y La Paz, informó hoy Pagina 7.

Morales dijo que habí­a hablado este tema con Wang Yi durante la reunión que sostuvieron ambos, y comentó que habí­a "convencido" al ministro de Relaciones Exteriores chino de que la ví­a que atraviesa Bolivia, y también a Brasil y a Perú (a diferencia de la ruta que va más por el norte, que solo une a Brasil y a Perú) tiene una mayor importancia y es mucho más práctica. El tren bioceánico "Brasil-Bolivia-Perú" garantiza el comercio entre seis paí­ses de Suramérica (Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Perú) explicó Morales, según informó AFP, ya que Argentina, Paraguay y Uruguay podrán utilizar la ví­a fluvial Paraná-Paraguay para conectarse al tren.

Fuentes diplomáticas del Perú le dijeron a EIR que China está de acuerdo con ambas rutas. Desde hace tiempo EIR habí­a propuesto también ambas rutas, en vista de que tanto una como otra son tecnológicamente posibles y claramente Suramérica necesita más de un corredor ferroviario de alta velocidad que atraviese el continente, y que una las costas del Atlántico y del Pací­fico.

En unas semanas, Morales se va a reunir con Martí­n Vizcarra, vicepresidente del Perú para hablar sobre el proyecto, y luego el 4 de noviembre, tratará de nuevo el tema con el Presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), cuando los gabinetes de ministros de ambos paí­ses se reúnan en Sucre. En este encuentro, Evo afirmó, "vamos a consolidar el tren" bioceánico.

Morales además informó que él espera normalizar las relaciones con el Presidente de Brasil, Michel Temer, "para garantizar el tren bioceánico de integración" regional. Cuando los banqueros internacionales sacaron a la Presidente de Brasil, Dilma Rouseff, con un golpe de Estado, Morales retiró a su embajador en Brasil, y la relación entre los dos paí­ses se ha mantenido muy tensa desde entonces, aunque no rompieron los ví­nculos diplomáticos.