27/May/2024
Editoriales

La violencia “de la temporada” electoral golpea a Claudia Sheinbaum y al “Plan C”

Narcotráfico S.A. sigue siendo la primera empresa exportadora del país por encima de Pemex o las maquiladoras automotrices, con “ingresos libres de impuestos” de hasta unos 80 o 90 mil millones de dólares, provenientes  ya no tanto del tráfico de cocaína o sus residuos (“el crack”),  como fue a principios de de este siglo y en los años 90s; sino por el tráfico mucho más fácil, por su volumen; de cristal, metanfetaminas y fentanilo. Esta última droga convertida ahora en una epidemia de consumo y muertes en las ciudades norteamericanas y fue desatada por el gobierno de Barack Obama y las farmacéuticas al prescribir opiáceos hasta para el dolor espalda en esos años creando un “mercado” de varios millones de consumidores.   Esos 80 mil millones de dólares, distribuidos (lavados) en los grandes bancos, en los casinos y espectáculos, en el boom inmobiliario, etc. le da un enorme poder de corrupción a Narcotráfico SA con el que puede someter autoridades, cuerpos policiacos y hasta el propio Ejército. Esto ha sido así  desde los años 80s. Además, la DEA, el FBI y otras agencias norteamericanas supuestamente anti narcóticos, pastorean a los cárteles de las droga y “coordinan” su comercio dentro de los Estados Unidos.

  Esto ha sido así, decíamos, desde los años 80s y quedó mayormente en evidencia en el gobierno de Felipe Calderón y su secretario de seguridad García Luna y por el papel de éste en el gobierno de Vicente Fox.  Esa alianza o sociedad entre miembros del PAN y antes del PRI y después de ambos partidos, con la infantería de Narcotráfico SA que son los cárteles (los mandos y el estado mayor están  arriba en  los bancos como Citibank, HSBC, etc. y los “fondos de inversión” y otros negocios), ha significado una coordinación para lanzar olas de terror contra la población para de esa manera “distraer” a esta de los sacrificios económicos que se le imponían. Calderón, no hay que olvidarlo, lanzó la ola de terror y violencia al mismo tiempo que reducía el nivel de vida de la gente hasta en un 35%.  Hoy esa misma coordinación entre el PRIAN y los grupos del crimen se ha reactivado. Están “calentando la plaza” para minimizar los logros del gobierno de AMLO en materia de seguridad como son la reducción de homicidios en un  22% y feminicidios en un 50%  etc. y presentarlo como un presidente aliado de los narcos. Con golpes espectaculares como el asesinato de 44 candidatos o miembros de familias,  o familias enteras, se busca mostrar que el gobierno de AMLO fracasó en ese rubro mientras Xóchitl Gálvez y los candidatos del PRIANRD a todos los puestos,  dicen lo mismo.  Como lo reconoció el diario Reforma, no aspiran a ganar la presidencia con el patético personaje de Xóchitl Gálvez, pero sí debilitar a un futuro gobierno de Claudia Sheinbaum impidiendo, para empezar,  que Morena gane mayoría en las Cámaras  de Diputados y Senadores, el llamado “Plan C” propuesto por el presidente AMLO,  para así paralizar a su gobierno y posteriormente intentar otras cosas con la ayuda de organismos como la OEA y las agencias de inteligencia de Washington en coordinación con elementos del Poder Judicial en México y los medios de comunicación.

 

https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2024/03/20/reporta-rosa-icela-baja-de-25-en-homicidios-durante-febrero/