13/Jun/2024
Editoriales

Las campañas electorales

Desde el día 1 de marzo hasta el 29 de mayo estaremos inmersos en la campaña electoral para elegir a 20,708 cargos de elección popular en el país, desde la persona titular del Poder Ejecutivo Federal hasta los regidores de los municipios en los estados donde se renuevan los Ayuntamientos.

 El propio Instituto Nacional Electoral ha reconocido que será el proceso electoral más grande que ha tenido México en su historia, no sólo por la cantidad de cargos a elegir, sino por los casi cien millones de electores que integramos la lista nominal, quienes el 2 de junio acudiremos a una de las 170 mil casillas que serán instaladas. Serán 90 días de una intensa campaña en la que veremos de todo, desde un bombardeo de spots en radio y televisión, sin olvidar las campañas negras o la guerra sucia, que ya estamos normalizando entre los electores.

 Es posible que testimoniemos el uso de inteligencia artificial en esta guerra sucia, a través de las “deepfakes”, que son las imágenes y voces creadas o modificadas con programas de inteligencia artificial, con las que podrían poner en boca de las y los candidatos frases que nunca ha pronunciado o difundir imágenes falsas. Todo este contexto en medio de las campañas electorales podría motivar el abstencionismo entre los electores, que se sentirán hastiados de la política. 

 Lamentablemente, en el INE han dejado ir al personal capacitado que se forjó en las filas del Instituto desde su creación. Los nuevos mandos de las dependencias del INE no tienen la misma experiencia de sus antecesores, así que, ante escenarios inéditos, tendremos funcionarios sin experiencia para resolver las situaciones extraordinarias que se presentarán en el desarrollo de las campañas.

 El problema más grave en este proceso eleccionario, igual que sucedió hace tres años, es el asesinato impune de candidatos, para eliminar la competencia, atemorizar a los partidos y a los electores, con el propósito de dejar que las bandas criminales controlen los gobiernos de los municipios donde están asentadas. 

 Como ciudadanos, tenemos la oportunidad de cambiar el entorno eligiendo a las y los candidatos mejor preparados para gobernar este país, si optamos por fortalecer los contrapesos necesarios para que sea el poder en que controle al poder.

   El 2 de junio próximo los ciudadanos podemos hacer la diferencia si salimos a votar.