23/Apr/2024
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Enero 22 de 2012: Muere en Monterrey a los 98 años de edad, el rabino Moisés Kaiman quien vivió en forma extraordinaria siendo además de religioso, escritor y periodista. Nació en Sczusczin, Polonia, en el año de 1913, y a los trece años se dio de alta en el Seminario Rabínico de Byalistok, en donde se distinguió como un joven talentoso, algrado que sus compaeros le apodaban “El sabio Moisés”. 

Se tituló de Rabino en el año 1941, cuando Polonia estaba siendo ocupada por los alemanes, por lo que abandonó su nacion, acompañado solo de su esposa Sarah Dublin. Su primera escala fue en Cuba, lugar en donde fue el rabino de La Habana, y en esa bella ciudad nacieron sus hijos. Posteriormente llegó a Monterrey en 1944, para ya no irse jamás de esta Ciudad. Los regiomontanos al principio no lo veían muy bien, pues la religión mayoritaria es la católica, y sus correligionarios -losjudíos- eran minoría, aunque siempre fueron muy bien vistos.

Pero el rabino Kaiman comenzó a ganarse la confianza y el cariño de todos cuando no hacñia distingos entre judíos y católicos, por lo que pronto se ganó el aprecio de la sociedad entera. Tejió lazos de amistad con los demás dirigentes religiosos, en forma especial con el cardenal y arzobispo de Monterrey Adolfo Suárez Rivera, y posteriormente con su sucesor, Francisco Robles Ortega. 

Su ministerio fue además de exitoso, longevo, pues duró 68 años siendo el rabino más longevo del mundo. Por largos años no había evento social, de servicio a los caídos en desgracia y de política social que faltara la figura del rabino Moisés Kaiman. Además escribía para los periódicos locales “El Norte”, “El Porvenir” y “El Diario de Monterrey” además era invitado en forma recurrente a los programas de radio y televisión para que opinara acerca de los problemas sociales más importantes del momento. Sus vecinos de la Colonia Vista Hermosa, lloraron su muerte y recuerdan sus frases y consejos que les daba frente a sus problemas familiares, pues se convirtió en asesor familiar de ellos. El Ayuntamiento de Monterrey, y el gobierno del estado, le impusieron sus máximos galardones: La Medalla Diego de Montemayor, y la Medalla al Mérito Cívico.