21/May/2024
Editoriales

SAMUEL GARCÍA:¿DERECHA PRO DESARROLLO? ¿Aliado o esquirol de AMLO?

Cuando se usa el término “neo liberal” para definir a personas o a grupos, se simplifican mucho las cosas. Por ejemplo, los grupos privados que controlan al gobierno de NL creados por la oligarquía local con FAMSA el emporio de los Garza Laguera a la cabeza desde 2012-2014 aprox. y son: El Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica (CNLPPE); el Fondo del Agua Metropolitano de Monterrey (FAMM) o Cómo Vamos Nuevo León, grupos camuflajeados como “de la sociedad civil”; estos no sólo son “neo liberales” en el sentido más usado del término ( anti estado, privatizadores, etc.) sino que tienen una concepción mayor detrás de esos dogmas, una doctrina, que va mucho más lejos y tiene mucho que ver con las ideas maltusianas de “los recursos son escasos y  finitos” (primer dogma que se enseña la carrera de Economía del Tec de Mty)  y la necesidad de reducir su consumo. Digamos que ese es el centro de su ideología. Son escasos los recursos acuíferos por lo tanto hay que “reducir el consumo y no aumentar la oferta”, como dicen los tecnócratas de Agua y Drenaje en sus reuniones con el CNLPPE. Normalmente esta ideología la cubren ahora con el eslogan o la frase de la “sustentabilidad”, que quiere decir, más o menos: No podemos tener más de lo que podemos pagar y los recursos financieros son también escasos;  lo que falte que mejor que sea el sector privado el que lo haga y lo cobre (APPs), refiriéndose al transporte público u otras necesidades sociales. Igualmente, cuando hacer eso se complica y hay que administrarlo con reglas y cierta dureza o recortes como con el agua,  ellos hablan de “gobernanza” en la sociedad o los grupos sociales a los que se aplican  esas medidas. La encarnación de esta ideología en Nuevo León es sin duda Fernando Elizondo, un burócrata de los grupos empresariales quien desde los años 80s se oponía a las grandes obras de infraestructura como el Metro porque decía: “Monterrey no es una gran urbe como París o Nueva York, con camiones estaremos mejor porque son baratos”.  Igualmente, Elizondo se opuso militantemente a las obras para traer agua del Río Pánuco a Nuevo León; igual que Eugenio Clariond  o Armando Garza Sada de ALFA. Proponían mejor sacar agua “de aquí cerca”, y que fueran ellos y sus empresas los que lo hicieran y vendieran esa agua al gobierno y a las empresas del fracking.

  Cuando Samuel García hizo campaña por la gubernatura de Nuevo León y un poco antes, adoptó la principal demanda de estos grupos empresariales: EL SEPARATISMO FISCAL frente a la federación, blandiendo la absurda idea de que “Nuevo León aporta 300 mil mdp al fisco y sólo recibe menos de la mitad”, asumiendo que porque las empresas como Oxxo, Cemex o Heineken tiene sus oficinas centrales en NL y aquí facturan, sus ingresos no son de todo el país donde realmente operan y por lo tanto deben pagar lo consecuente.   Después de ganar las elecciones con fuerte apoyo de El Norte y la familia Junco de la Vega, Samuel  extrañamente dejó a un lado el planteamiento separatista y se acercó al Presidente AMLO y éste le dio su apoyo en materia de recursos federales. Samuel planteó una ambiciosa agenda de obras de infraestructura con 3 nuevas líneas del Metro, reparación de las antiguas, dos carreteras, La Presa Libertad y después el acueducto el Cuchillo 2 y otras. Y ahora es un gobernador rodeado por consejeros de derecha, bajo la tutela del CCINLAC otro organismo de la “sociedad civil” que aglutina las cámaras empresariales como Canaco o Coparmex, además con un grupo de Consejeros del Tec. de Monterrey y un ex rector de éste encabezando Como Vamos NL, etc.  y sin embargo, bajo la influencia del Presidente AMLO y la buena relación con éste, mantiene a su gobierno como el de las obras y proyectos PÚBLICOS que fueron suspendidos o retrasados por los gobiernos neo liberales en el estado desde la llegada al poder el panista Fernando Canales en 1997.  Si así son las cosas en Nuevo León no es de extrañar que tanto Samuel García y su Partido Movimiento Ciudadano, que han mantenido un enfrentamiento constante y directo con el Congreso del Estado bajo el dominio del PRIAN y han recibido apoyo abierta, varias veces del Presidente AMLO;  hayan decidido lanzar su candidatura presidencial para contribuir a extinción política de esos dos partidos en las elecciones del 2024. Esto ayuda a Morena, obviamente, pero también a que MC se consolide como la segunda fuerza de oposición en México. Si logra eso, Samuel no tiene nada que perder y sí mucho que ganar, en las elecciones del 2024 como candidato presidencial.

 

  Saludos Benjamín Castro

 

https://vanguardia.com.mx/noticias/le-veo-poco-futuro-advierte-loret-de-mola-sobre-samuel-de-no-sacudirse-el-estigma-de-esquirol-KD10026194

 

https://www.facebook.com/SAMUELGARCIASEPULVEDA/posts/especialistas-critican-mensaje-de-amlo-hace-pensar-que-hay-un-pacto-de-impunidad/1176439035855991/

 

https://www.youtube.com/watch?app=desktop&v=uMYURa_sOLI