01/Mar/2024
Editoriales

Las cantinas y lugares Non Sanctos de Monterrey, parte 8

Cantinas sobrevivientes del siglo XX

 

Ya hemos citado cantinas que se fundaron en la primera década del siglo XX. Ahora veremos otras que sobrevivieron hasta la primera década del nuevo Milenio, aunque no todas a la crisis de la Pandemia del Covid 19, misma que, afortunadamente, ya está disminuida. Algunas de estas cantinas o bares cambiaron de propietarios y hasta de nombres que, en ese caso, las contabilizaremos aparte de las anteriores. 

 

Vale recordar que nuestros listados no son exhaustivos, acaso identificamos las cantinas más conocidas. Por ejemplo, la cantina Mi Último Refugio, ubicada en el cruzamiento de las calles de Isaac Garza y Escobedo que es de tipo tradicional, con cerveza y aguardientes, muy de barrio, y que se sirven tacos de carne asada.

 

Cantina La Favorita, con historia cubana

La Favorita es otra cantina de tipo tradicional que se encuentra ubicada en el poniente del primer cuadro de la Ciudad, en la esquina sureste del cruzamiento de Vallarta y Aramberri. Su historia gira básicamente en torno a la figura del líder cubano Fidel Castro quien la frecuentaba durante su estancia en Monterrey, incluso se dice que allí fraguó una compra de armamento. Esto -hasta que aparezca algún documento probatorio- parece ser leyenda urbana, porque aquí nos gusta decir que Monterrey es el ombligo del universo.

 

El Bar Cesar’s que se encuentra en Simón Bolívar 1813, Mitras Centro, es un centro de reunión de los vecinos de las colonias de ese rumbo de la Ciudad, para jugar dominó.

 

El Bar Astro, ubicado en Padre Mier al poniente, en los años 90 del siglo XX se llamaba Bar Vallarta, y era propiedad de un actor (extra) de las películas de los Hermanos Almada, que estaba decorado por los posters y objetos alusivos a esas películas. Pero actualmente sigue siendo un Bar, sólo que el ambiente es de música reguetón.

 

Los bares de los restaurantes Sanborns, que en la Ciudad existen dos, -el de la calle de Morelos y el de Galerías Monterrey-, siguen siendo frecuentados por su clientela tradicional. En ambos se sirve botana ligera y es posible degustar la popular comida del restaurant.

 

El Bar Tolo’s ubicado en Platón Sánchez y M. M. del Llano es una cantina muy tradicional que vende principalmente cerveza y sirve botanas típicas locales.

 

Desaparece un Bar para jóvenes

El Bar llamado ‘Los Biberones’ de la avenida San Pedro en la colonia Miravalle, existió hasta hace unos años, sirviendo cerveza de barril en vasos desechables, o de un galón para llevar. Tuvo éxito entre los jovencitos por sus bajos precios y una botana de cualquier cantidad de cacahuates. Cuando las autoridades comenzaron a verificar la mayoría de edad de los clientes, disminuyó el número de jóvenes que conducían con aliento alcohólico rumbo al Centrito de la Del Valle o a San Jerónimo.

 

La “Cervecería Monterrey” ubicada en Félix U. Gómez 1511 norte, es un bar para escuchar música norteña, Tex Mex, y seguido se presentan grupos musicales en vivo.

 

 

Los TABLE DANCE

 

Durante los años 2000 a 2003 se multiplicaron los negocios llamados Table Dance, una moda importada de ciudades norteamericanas dedicadas a la diversión como Las Vegas, Atlantic City y del San Diego de noche.

 

Al principio en esos lugares había chicas con escasa ropa bailando sobre las mesas a cambio de propinas. Sin embargo el esquema evolucionó pronto a un escenario con pista de baile o pasarela, un tubo al centro de apoyo en la danza, mujeres de torso desnudo (topless) o, de plano desnudas. El Cabildo modificó el reglamento de alcoholes para permitir los espectáculos con desnudos con el rubro de “cabaret” y pronto la Ciudad se inundó de estos negocios.

 

El Teatro Blanquita, pionero de los Table Dance

Entre los primeros lugares que operaron como Table Dance estaba el Teatro Blanquita, con mujeres que bailaban sobre una especie de tambores entre las mesas, mientras un cómico amenizaba con albures y bromas a los parroquianos. Allícomenzó el popular grito de "¡Oso, Oso, Oso!".

 

El segundo Table Dance fue el "Mala Noche No" ubicado en Guerrero y José María Luis Mora, que después cambió de nombre a Obsession.

 

Hubo uno muy discreto (o clandestino) sin nombre en Ocampo y Rayón donde empezaron a aparecer muchachas traídas del estado de Guerrero.

 

Luego en prolongación Madero abrió sus puertas "Don Gume" ahora llamado ‘Líbido’.

 

El ‘TVO‘ en la calle Zaragoza, segundo piso, era de los mismos propietarios del Teatro Blanquita.

 

Hasta un burro era espectáculo

Luego empezaron a abrirse numerosos locales de este tipo como el ‘Azul Tequila’, ‘El Establo’ en el cual había un burro que deambulaba por las mesas y los clientes le daban cerveza mientras el animalito, alcoholizado pasaba la noche entre siestas y paseos. En ese lugar (Madero y Edison) ahora se ubica ‘El Prestige’.

 

Más tarde abrió sus puertas ‘El Poisson’ en Zaragoza 123 sur en el centro de la ciudad y cerca de éste, el ‘Papi Chulo’ donde bailan hombres.

 

Cantinas que se transformaron en Table Dance

Atraídos por la moda y facilidad en el permiso oficial, antiguos salones de baile y cantinas se transformaron en Table Dance, entre ellos ‘El Matehuala’ un bar ubicado en Bernardo Reyes entre Madero y Reforma, lugar frecuentado por migrantes potosinos, que luego se convirtió en Table Dance.

 

En contra esquina del Matehuala, está ‘El Tarro’ que en principio era una cervecería.

 

Algunos Table Dance fueron almácigo de potenciales delincuentes

En los Table Dance, sin valorarlos moralmente, se presenta un tipo de espectáculos -similares a los que hay en muchas otras ciudades del mundo- que mueven la libido de los asistentes y despiertan apetitos que pueden derivar en estímulos para la comisión de actos como la prostitución, el consumo de drogas o la trata de personas.

 

Hubo 30 niñas trabajando en un Table Dance

Claramente hubo casos de mujeres engañadas con ofertas de trabajo como meseras o vendedoras, y que sobre la marcha fueron obligadas a prostituirse en esos antros. Además de la explotación de menores, pues la Comisión Estatal de los Derechos humanos detectó en el año 2009 que en un Table Dance trabajaban más de 30 niñas con edades entre 14 y los 16 años, en condiciones de semi esclavitud.

 

La matanza en el Table Dance El Sabino Gordo

Muchos de esos negocios se convirtieron en centros de distribución de drogas disputados por los carteles de las drogas que, incluso, llegaron a la violencia masiva como en la matanza del Sabino Gordo, en Villagrán y Carlos Salazar en el año 2015, donde murieron dos decenas de personas.

 

Ante la violencia cerraron muchos Table Dance

La violencia, los cobros de piso y otros delitos que iniciaron en 2006, llegaron al clímax en 2010 causando el cierre de muchas cantinas y bares. Desde luego que los Table Dance también sufrieron acoso del crimen organizado y por eso cerraron: ‘El Partenón’ (Antes ‘Primores’), ‘El Tangalay’, ‘El Infinito’, ‘El Tango’, ‘Las Palapas’ de Bernardo Reyes, ‘El Caballo Dorado’, ‘Azul Tequila’, ‘La Spugna’, ‘El Excalibur’, ‘El Cascabel’, ‘La Cava’, El ‘Givenchy’, ‘El Titanium’, ‘El Nuevo Waikiki’, ‘El Zucu Zucu’, ‘Las Vegas’, ‘El Rancho Loco’, ‘Las Gatitas’, ‘La Zota’, ‘El Hollywood’, ‘El Jockey Club’, ‘El Blue Ibiza’, ‘Reno Club’, ‘El Mitote’, ‘Amnesia’, ‘Colorados’ y ‘Premier’. 

 

Fue Monterrey un destino del Turismo sexual

La realidad es que los Table Dance degradaron la vida del tranquilo Monterrey nocturno, en el que se podía asistir a alguna cantina o Bar a echarse unos tragos en santa paz. Le dieron muy mal aspecto a nuestra Ciudad que incluso llegó a ser catalogada como destino del ‘Turismo Sexual’, pues había hasta caravanas de personas que llegaban de otras entidades sólo para divertirse en estos negocios durante el fin de semana.

 

Insisto en que no se critica a las personas que trabajan ahí como forma de sobrevivir o a los clientes que acuden a esos lugares por mojigatería; sino por la comisión de delitos que ahí se propician.

 

 

Los CASINOS

 

Se instala el primer casino: El Casino Caliente

Mediante artilugios legales, con amparos invocando la violación a la libertad de trabajo, y apoyados también en las confusas tablas de uso del suelo, con violaciones reales a la ley Federal de Juegos y Sorteos, se instaló en Gonzalitos y Mendirichaga, el Casino Caliente que, al principio era un lugar donde sólo se apostaba en los deportes, como en juegos de box, fútbol americano y béisbol de Estados Unidos, soccer de Europa; carreras de caballos y de perros de distintos países; operando sólo como un corredor de apuestas.

 

Pero luego mostró el rostro verdadero del negocio: las llamadas máquinas traga monedas, las ruletas y otros juegos que buscan imitar a los casinos de Las vegas. A pesar de que la Ley Federal de Juegos y Sorteos prohibía estas actividades, y aunque siempre han existido casas de juego clandestinas en la Ciudad, desde 1919 el juego estaba prohibido en Monterrey. Sin embargo, el gobierno federal empezó a soltar permisos para los casinos y, a fines del siglo XX y principios del XXI, se multiplicaron estos negocios, fomentando la ludopatía.

 

Llega la ludopatía a Monterrey

Esta ludopatía es uno de los vicios más difíciles de combatir, pues aunque hay casinos que abren las 24 horas del día, muchos terminan apostando en cualquier lugar, desde una lotería casera, una ronda de dados en la escuela hasta postear fortunas en una sola mano de póker. Además, en los casinos, durante las largas jornadas con juegos de azahar, se venden bebidas alcohólicas a los clientes, e incluso algunos casinos se han negado a acatar la Ley contra el combate al uso del Tabaco.

 

Los casinos más conocidos

Entre los casinos que ahora existen en Monterrey destacan: el Jubilee ubicado en Revolución 2015, colonia Buenos Aires.

 

Paradise Casino, en Ignacio Morones Prieto 2323, Lomas de San Francisco,

 

New York Casino, localizado en Dr. Enrique C. Livas 201, colonia Vista Hermosa.

 

Casino Miravalle, en San Pedro 117, colonia Miravalle, donde estaba el famoso restaurante la galería del Gourmet.

 

Casino Red, localizado en Paseo de San Jerónimo, Colinas de San Jerónimo.

 

Foliati, localizado en Fidel Velázquez, de la colonia Mitras Norte.

 

Estos son solo algunos casinos de las Ciudad pero existe otro buen número. Además de las máquinas traga monedas, juegos de cartas y ruletas; se continúa con las apuestas en eventos deportivos como: Fútbol, Béisbol, Fútbol americano, Baloncesto, Fútbol sala, Fórmula 1, Tenis, Boxeo, Hockey sobre hielo, Bádminton, Criquet, Fútbol Australiano, Golf, Rugby, y Tenis de mesa.

 

La matanza del Casino Royale

Como ejemplo de la debacle moral y la explosión delictiva, una de las más grandes tragedias de nuestra ciudad acaeció el 25 de agosto de 2011 en el Casino Royale con un criminal incendio perpetrado por una banda de delincuentes organizados que causó 52 muertes de clientes. No se requiere mayor explicación para vincular de nuevo el vicio y el crimen que en ese ambiente encuentran su punto de coincidencia. 

 

Por otra parte, existen en Monterrey más de medio millar de negocios que sirven bebidas embriagantes al copeo o en envase abierto.

Continuará…

 

 

FUENTES

 

http://eprints.uanl.mx/13914/1/1080218559.pdf

Notas de la conferencia “Plática de cantinas” LEB

ELREGIO.COM

Páginas oficiales de los negocios referidos