02/Mar/2024
Editoriales

Los Alcaldes de Monterrey, trigésima tercera parte

MANUEL MARÍA DE LLANO ALCALDE PRIMERO DEL 1º de enero al 20 de septiembre de 1841, y de 21 de diciembre al 31 de diciembre de 1841.

 

En febrero de 1833 Manuel María de Llano dejó la alcaldía de Monterrey para gobernar el estado del 25 de febrero de 1833 al 1 de agosto de 1834. Luego fue depuesto por el presidente Santa Anna, pero él continuó su carrera política como diputado federal, promotor del federalismo, diputado de la fallida República del Río Grande, y fue hasta 1841 cuando volvió a ser electo por cuarta vez alcalde primero de la Ciudad.

  En ese momento, ya regían Las Leyes Constitucionales de la República Mexicana             -única Constitución Centralista-, promulgada en 1836. En consecuencia, los estados se habían convertido en Departamentos, desapareciendo los poderes estatales y estableciendo un Gobernador Departamental, que en los hechos era un agente del Presidente de la República.

 

Nuevo León apoyaba a Bustamante

El presidente Anastasio Bustamante lo era desde el año 1841. Y como había sido Comandante de los Estados Internos de Oriente, vivió en Monterrey donde, por ejercer su profesión de médico sin cobrar consultas, logró el aprecio y apoyo de los neoloneses. Esto se manifestó cuando participó en dos elecciones (1828 y 1836) alzándose con la victoria apoyado por el voto de Nuevo León. 

  Bustamante era calificado por algunos como un hombre bondadoso, y por otros, timorato. Lo cierto es que fue un político centralista y conservador moderado, que jamás tomó una decisión formal sobre la guerra de Texas, ni acerca de la separación de Yucatán. 

 

Juan José Dávila y Prieto, gobernador centralista moderado y conservador

El Departamento de Nuevo León fue gobernado por el conservador y centralista moderado Juan José Dávila y Prieto, del 23 de septiembre de 1839, al 30 de agosto de 1841, siendo nombrado por Bustamante, conforme a los  artículos 4º y 5º de la Sexta Ley Constitucional DIVISIÓN DEL TERRITORIO DE LA REPÚBLICA Y GOBIERNO INTERIOR DE SUS PUEBLOS.

  “Artículo 4.- El gobierno interior de los Departamentos estará a cargo de los gobernadores, con sujeción al gobierno general”.

    “Artículo 5.- Los gobernadores serán nombrados por éste a propuesta en terna de las juntas departamentales, sin obligación de sujetarse a ella en los Departamentos fronterizos,” “y pudiendo devolverla una vez en los demás. Los gobernadores durarán ocho años, pudiendo ser reelectos”.

  Adicionalmente existía una Junta Departamental, electa popularmente que tenía facultades limitadas a los temas de caminos, educación, reglamentos municipales, y la elección de Presidente de la República. Pero no podía hacer leyes, ni revisar cuentas. Su existencia también provenía de la Sexta Ley:

  “Artículo 9.- En cada Departamento habrá una junta que se llamará departamental, compuesta de siete individuos.”

 

La figura del Prefecto era una especie de policía política 

para control de ayuntamientos

Para controlar y vigilar a los ayuntamientos había un funcionario llamado prefecto:

  Artículo 16.- En cada cabecera de distrito habrá un prefecto nombrado por el gobernador y confirmado por el Gobierno general: durará cuatro años y podrá ser reelecto.”

  El distrito de Monterrey abarcaba: “Monterrey su cabecera, Santa Catalina, Pesquería Grande, Cañón de Guadalupe (Juárez), Salinas, Guadalupe de Monterrey (Guadalupe), y Guajuco (Santiago); el Prefecto era José María de la Garza M. un militar santannista.

  Además había un subprefecto para auxiliar, que cubría Monterrey y Guadalupe, que en 1841 era Herculano Cantú.

  Artículo 19.- En cada cabecera de partido habrá un subprefecto, nombrado por el prefecto y aprobado por el gobernador: durará dos años y podrá ser reelecto.”

 

Manuel María De Llano, alcalde en tiempos del Centralismo

Bajo este nuevo esquema jurídico, el federalista Manuel María de Llano tomó posesión como alcalde primero; el centralista Joaquín Quiroz, alcalde Segundo, y el federalista Luis María González, alcalde tercero.

  La Guerra de Texas inició formalmente desde 1836, cuando declaró su independencia y funcionaba como República de Texas. Además, con la independencia de Yucatán (1840 – 1848), todo el país estaba en estado de alerta; con impuestos especiales de guerra aunque no hubiera acciones militares. Asimismo, los federalistas encabezados por Valentín Gómez Farías y Juan Álvarez que combatían a las Siete Leyes y su centralismo, tenían en Nuevo León a su hombre fuerte en Manuel María de Llano.

 

Curiosidad

Esta Acta describe que el Cabildo no tenía “masero”, una figura antigua, especie de Paje que cargaba el mazo con el que se llamaba al orden, y en esos tiempos se encargaba de que el Cabildo tuviera todo lo necesario para funcionar, como que la sala estuviera limpia, hubiera papel, tinta, las leyes necesarias, y trajera del archivo los documentos que se solicitaran durante la sesión; era una figura comparable con la del actual secretario técnico. Y por si fuera poco, también faltaba el portero, quien tenía las llaves del Palacio Municipal y se encargaba de la vigilancia: 

 

“Sesion ordinaria al 4 de Enero de 1841. Leida y aprobada la acta anterior se dió cuenta… Por ultimo habiendo hecho presente la Secretaria que el portero esta enferno y quisa podra no entablecer, se acordo que por la misma Secretaria, y a virtud de estar tambien enfermo el 2o Masero, se contrate otro sugeto a su satisfacción con tal que gose 6 pesos mensuales, con calidad de obtener por estas rasones el destino quando vaque. Con lo que se levanto la sesion”

 

Se concesiona por primera vez a un particular el servicio de limpieza  

Veamos cómo el gobierno de De Llano implementó el primer servicio de limpieza de la ciudad concesionado a un ciudadano a cambio de 30 pesos mensuales. También da un voto de solidaridad a los empleados municipales al comprometerse el Cabildo a pagar la sepultura del portero. Además se declararon “pobres” a un niño y una niña a quienes otorgaron un vale (boleto) para acudir gratuitamente a la escuela:

 

 

“Sesion ordinaria del 22 de febrero de 1841. Leida y aprobada la acta anterior se dio cuenta con lo siguiente… el dictamen de las comisiones reunidas de hacienda y policia sobre la propuesta de Carros hecha por el C. Francisco Gonzalez Prieto en que manifesta que solo por treinta pesos mensuales y bajo el reglamento que se forme al efecto podra darse la limpieza en la Ciudad del proponente:… Habiendose dado cuenta por la secretaria que el 21 del corriente falleció el portero Vargas, y al mismo tiempo espuesto el Señor Presidente que tan luego como supo la muerte dio orden a la mayordomia para que se enterrase inmediatamente los cadaver por cuenta de los fondos… calificados a pobres un niño y una niña que presento con este objeto la comision se les mando estender el correspondiente voleto que se han de dar al Maestro Acuña”

 

Existía un billar, tal vez el primero en Monterrey, que se llamaba ‘El Piojo’

La administración de De Llano también combatía la vagancia y las infracciones a las ordenanzas municipales como vemos aquí a una multa al “billar el Piojo” tal vez el primer negocio de esta naturaleza en la ciudad:

  “(6 de enero) La contestación a su oficio de 4 del corriente acompaño a su Prefectura cuatro pesos tres reales tercera parte de la multa de trece pesos y recogió este Juzgado al dueño del villar del piojo y dos socios que le acompañaban jugando albures, quedando el resto en este juzgado para distribuirlo según las disposiciones de la materia. Manuel M. del Llano”.

 

Combate en serio el alcalde M. M. De Llano a los vagos y ‘malentretenidos’

Para el combate de la vagancia y de los “malentretenidos” Manuel María de Llano cumplió al pie de la letra la orden de hacer una lista de ociosos, ebrios y tahures:

  “(19 de enero) Oficio de José Carlos G. de Hermosillo en el que le dice al Sr. Alcalde 1o. Constitucional de esa Capital, don Manuel María de Llano, que en base al cumplimiento de la superior orden que le comunicó relativa a que diera cuenta de los hombres que en esa sección hubiera entregado a la ociosidad, embriaguez y taures, le dice que ha examinado con detención y sólo ha encontrado los que en la adjunta lista le acompaña. Aparece dicha lista”.

 

Ordena Bustamante censar a los extranjeros porque buscaban a espías y De Llano lo realiza con singular esmero

La guerra de Texas y las amenaza de invasión por otros países a causa de la deuda externa, hacía sospechar que todos los extranjeros podían ser espías. En tal virtud, el gobierno del presidente Bustamante ordenó censar a los extranjeros y esta orden fue recibida por De Llano, a través del prefecto José María de la Garza:

  “(20 de febrero) Acompaño a esta Prefectura la noticia que me pide de los Extranjeros residentes en esta capital con expresión de los que tiene carta de seguridad para permanecer en esta República Manuel M de Llano”

 

Los resultados de esa indagatoria

De un total indeterminado de extranjeros se encontraron tres norteamericanos que practicaban la vagancia y la embriaguez; un abogado ebrio que podría ser espía; un sastre que no zurcía y un marinero que no podía navegar en Monterrey:

  “(20 de febrero) Al contestar la nota inserta fecha 18 del corriente por la que se sirve al Sr. Gobernador pedir a esta Prefectura en la noticia sobre la permanencia de los extranjeros Roberto Hull, Eugenio Ocome y Edmundo P. Crosby su calidad e industria de que viven debo manifestar a Vuestra Señoría para conocimiento de Su Excelencia que Edmundo P. Crosby natural a los Estados Unidos del N. aparece ser según las relaciones que se han tomado un joven abogado de distinguida familia y emigrado a su país por la notoriedad de sus vicios y principalmente la embriaguez de que aún continúa poseído: que Eugenio Ocone es del mismo origen en Baltimore que dice ser sastre aunque no lo ha ejercido su oficio y continua en la vagancia con el vicio a la embriaguez y últimamente que Roberto Hull del mismo origen en Boston es marinero y no se ha dedicado durante su permanecía en esta ciudad a ningún arte ni oficio que el juzgado respuesta estos extranjeros notoriamente vagos y perjudiciales y bajo tal carácter presenta esto su informe jura que Sea trasmitido al Gobernador. Manuel M. de Llano.”

 

Otorga el alcalde De llano incapacidad médica al secretario del Cabildo

En este infrecuente documento, Manuel María de Llano otorga una incapacidad médica al secretario del Cabildo, Juan González Prieto, a quien él (De llano) había tratado como médico de una “gastritis crónica”

  “(3 de marzo)Manuel María de Llano, Profesor de medicina y cirujano, certifico en decidida forma y juro, si necesario fuera, que he medicinado por largo tiempo a D. Antonio Prieto vecino de esta ciudad de una Gastritis crónica por lo que pide que se le releve de esta responsabilidad. Firma: Manuel María de Llano.”

 

Visita el alcalde De Llano, acompañado por el cura de Catedral, las escuelas de la Ciudad

Manuel María de Llano notifica al prefecto que acompañado del Cura de la catedral haría una visita a las escuelas para verificar los avances en este ramo:

  “(2 de marzo) Oficio del Ayuntamiento al Prefecto de Monterrey, sobre que se haga mensualmente una visita de escuelas por la comisión asociada con el Sr. Cura, el Ayuntamiento para recibir informes capaces de adelantar el importante ramo de educación pública, acordó que a la indicada comisión se asociara una nueva comisión de fuera de su ramo compuesta de hombres capaces para hacer adelantar el ramo. Firma Manuel Ma. Llano y Miguel Nieto, Secretario”.

 

Acepta el gobierno carne seca como contribución para la Guerra de Texas

Como parte de los “impuestos” para el sostenimiento de la jamás ejecutada guerra de Texas se recogía parte de la carne seca que era un buen bastimento para las tropas, siendo una especie de contribución voluntaria que reducía los impuestos y préstamos forzados en efectivo:

  “(16 de marzo) Oficio de Manuel María de Llano en el que le informa a los Señores Jueces de Paz de la 4 sección del centro que los jueces de paz procederán lo más pronto posible a recoger cuanta carne seca hayan ofrecido por contribución voluntaria los vecinos de sus respectivas secciones y la situarán en la casa de don Juan Sandoval.”

 

Llega de Saltillo una pesquisa al alcalde De Llano

Del prefecto de Saltillo llegó la solicitud de ayudar a buscar a unos prófugos que habían acordado encontrarse en Monterrey luego de su fuga:

  “(4 de abril) Oficio de Hilario Mesa en el que le informa al Sr. don Manuel María Llano, Alcalde 1o. Constitucional de la Capital, que el 31 de marzo último dirigió exhortos en solicitud del ladrón de asalto Francisco Aguilar y el corrección Antonio García que se fugaron de la prisión y que (hoy) se aprehendió a Antonio en su rancho de esa jurisdicción, quien declaró que se quedó de ver con Aguilar en esa Ciudad de Monterrey ya que Aguilar tiene un tío ahí llamado Manuel Duron Obrajero y que lo más seguro es que él se halla ido a posar en casa de su tío, por tal motivo le suplica que ordene que se le aprehenda y después se lo mande por cordillera para que reciba su castigo. Menciona las señas de dicho reo.”

 

Impulsa el alcalde De Llano la construcción de banquetas; y verifica que 

los beneficiarios de apoyos sean reales

Durante este año la administración municipal empezó el proceso de instalar banquetas en la ciudad, ellas se construían de piedra laja, a costa de los propietarios, sin embargo aquellos que demostraban no tener la capacidad económica de construir la banqueta el ayuntamiento pasaría por los gastos. Aquí se niega a una señora el apoyo. También se declara pobre a otro niño para recibir educación pagada por el Cabildo:

  “Sesión ordinaria del 6 de mayo de 1841. Leída y aprobada la acta anterior se dio cuenta con lo siguiente. Un dictamen de la comisión de hacienda en que dice no ser asequible el pedido de Doña Trinidad sobre eximirsele de arrimar laja para la banqueta por que seria necesario hacer otro tanto en perjuicio del fondo, con otras personas que se hallan en su caso quita más necesidades se mandó volviese a la comisión el expediente para que especifique las personas que se hallen en ese caso ó de mas decadencia y haga para la sesión próxima la calificación necesaria para resolver lo conveniente. Se mandó extender boleto para el Establecimiento a su hijo del C. Pablo Peña á quien para ello se calificó pobre”

 

Procura el alcalde De Llano la justicia en los apoyos del Cabildo

En esta acta vemos tres asuntos importantes. Primero que las fiestas patronales habían excedido el presupuesto el Cabildo de Monterrey pedía se aprobara el gasto extra.

Segundo: se aprobó que el Cabildo pagara la banqueta de un vecino declarado “pobre”; y Tercero: dotar a la cabaña de la nueva alameda de una puerta, seguramente para comodidad del guardia y protección de sus pertenencias y herramientas. 

La Antigua Alameda eran las riberas del Río Santa Lucía y los árboles daban sombra para el recreo de los reineros; sin embargo, las aguas estaban muy sucias para 1840, en que comenzó a planearse la Nueva Alameda, donde hoy se ubica la Alameda Mariano Escobedo, pero no estaba delimitada sino que era un bosque natural:

  “Sesión ordinaria 7 de Junio de 1841. Leída y aprobada la acta anterior se dio cuenta con lo siguiente… Se mandó poner en conocimiento de la Prefectura que la función a la virgen importó más allá de 60 pesos que lo acordado con el fin de que se sirva presentar su aprobación. Se acordó que la comisión respectiva se encargue a que por cuenta del fondo de propios le haga la banqueta en la propiedad de Juan Antonio Cavasos calificado pobre: La comisión encargada de los víveres para la campaña a los bárbaros consulte con la Prefectura que debo hacerse con la carne seca y pinole existente para que no se pierda: Que se entregue un marco y una puerta a un jacal ubicado en terreno destinado a la nueva alameda”

 

Invierte el alcalde de Llano en la educación de los infantes

En apoyo de la educación el gobierno de De Llano pagó la impresión de “844 ejemplares de sílabas” libros para aprender a leer y escribir:

  “Sesión ordinaria del 28 de Junio de 1841. Leída y aprobada la acta anterior se dió cuenta con lo siguiente…844 ejemplares de sílabas para el Establecimiento y mandando se satisfagan del fondo destinado al efecto veinticuatro pesos que importó su impresión y papel se mandaron pasar a la mayordomía con tal de que satisfaga el cargo.”

 

Intentaba el alcalde De Llano instaurar fuentes de trabajo en la cárcel

En este documento se ve como trato de establecer una jarciería (fábrica de productos tejidos con ixtle), o un telar en la cárcel:

  “(3 de julio) Oficio del Prefecto de Monterrey al Ayuntamiento, sobre la dificultad para formalizar en la cárcel el establecimiento de jarcia que se trata de plantear por la dificultad de conseguir el ixtle, el Gobernador previene al Ayuntamiento que a la Comisión respectiva de su ramo se ocupe de proporcionar un telar de frazadas y gergas con aquel objeto. Firma Manuel M. de Llano y Francisco González Prieto, Srio.”

 

Se instituye una Junta Patriótica para coadyuvar a recuperar Texas

En otro de los momentos en que parecía que iniciaría la guerra para recuperar Tejas, se formó en la ciudad una Junta de Sociedad Patriótica, para empezar a reunir donativos desde caballos, rifles, dinero y cuánto fuera útil para la guerra, además de preparar una lista de voluntarios en edad de armas para que se les considerara reserva del ejército.

  “Sesión ordinaria del 12 de Julio de 1841. Reunidos este día en sus casas consistoriales del Ayuntamiento de esta Capital con el objeto de dar cumplimiento a los artículos 2o. y 3o. del decreto número 128 de la Extinguida Legislatura manda observar por el superior Gobierno de este Departamento en orden de 18 de Junio último.- sobre establecimiento de una Junta de Sociedad patriótica de amigos al país, y con asistencia de los Señores Nombrados en conformidad con el artículo 1o. del citado decreto, se procedió á nombrar de entre ellos mismos un Presidente, un Vice-presidente, un Síndico Procurador, un tesorero y un Secretario y hecha la elección que recayó para lo 1er. en el Señor Licenciado Don Juan Nepomuceno de la Garza y Evia, para lo 2o. en el Señor Alcalde Don Manuel maría de Llano para lo 3o. en el Señor Don Rafael de la Garza, para lo 4o. en el Señor Doctor Don Jose Angel Benavides, y 1a. de 5a. en el Señor Licenciado Don Francisco de Paula Morales. De declarada instalada la sociedad de amigos del País con todas las formalidades de la ley de su estatuto, y siendo vocales franqueadores de ella los expresados Señores y los siguientes Licenciado Don Domingo Martines, Don Juan Garza Treviño Don Juan Jose Garsia, Cura del Sagrario, Don Felipe Sepulveda y Don Francisco Zambrano se mandó poner por la presente de que dará copia al Secretario de dicha sociedad como previene el Artículo 4o. del precisado decreto.- doy fé. Firmas”.

 

Cambios en la gubernatura del estado: sale Dávila y Prieto, y entra Mateo Quiroz

El 30 de agosto de 1841 dejó el cargo de gobernador José Jesús Dávila y Prieto y Bustamante nombró a Mateo Quiroz.

 

Santa Anna, por interpósita persona, revuelve de nuevo las aguas nacionales

Pero llegó otra convulsión más: el 4 de septiembre de 1841 en La Ciudadela (polvorín) de la Ciudad de México el general santannista Gabriel Valencia, lanzó un plan para restablecer la constitución de 1824 y volver al federalismo. Santa Anna como siempre, desde Veracruz reunió su ejército y esperó el desarrollo de los eventos. Por su parte el presidente Bustamante lanzó una proclama a los estados abogando por La Paz:

  “14 de Septiembre de 1841 1 foja El Gobernador constitucional del Departamento de Nuevo León. Por el Ministro de lo Interior se me ha comunicado con fecha 2 del corriente el decreto que sigue. El Presidente de la República Mexicana a los habitantes de ella, sabed: Que el Supremo Poder Ejecutivo para que en uso de la facultad que le está designada en el párrafo No. 8 Art. 12 de la 2 ley constitucional, declare cuál es la voluntad de la Nación en el caso extraordinario que ahora se presenta y que es tan inconveniente conocerla; sabiendo que la Nación en el caso extraordinario que ahora se presenta y en qué es tan conveniente conocerla, sabiendo que la Nación no puede querer, sino lo que conoce, que el orden y la paz son los supremos bienes sociales, conocidos y deseados de todos; que ella no puede menos de llorar amargamente el que se derrame la sangre de sus hijos, por manos de sus hermanos por interés puramente privados, y mucho más por interés extranjeros; que a cada paso las vías de pro hecho estén decidiendo las cuestiones más interesantes a la felicidad común, y que las leyes sean el ludibrio de facciones; sabiendo todo esto el Supremo Poder Conservador, ha venido en declarar, ser voluntad de la Nación. Monterrey, 14 de Septiembre de 1941 Mateo Quiroz Jesús Garza González Secretario”

 

Sale Bustamante a pelear contra Santa Anna; se queda Echavarría de interino 

y renuncia el gobernador Mateo Quiroz

Bustamante pidió permiso el día 16 de septiembre de 1841 para ir a combatir personalmente a Santa Anna, dejando a Francisco Javier Echevarría interinamente en la presidencia. Nadie en el país dudaba de la victoria de Santa Anna y muchos funcionarios cercanos a Bustamante renunciaron entre ellos el gobernador del departamento de Nuevo León Mateo R. Quiroz.

 

Nombra el ayuntamiento de Monterrey a De Llano como gobernador del estado

Al quedar vacante la gubernatura,  la Junta Departamental se paralizó y esperó a ver quién ganaría la presidencia. Sin embargo el ayuntamiento de Monterrey se adelantó y nombró a 

Manuel María de Llano gobernador del departamento el señalado día 20 de septiembre.

 

Un día después, Santa Anna nombró gobernador al capitán José María Ortega

Sin embargo, las circunstancias variaron rápidamente.  Manuel María de Llano estuvo solo un día al frente del departamento de Nuevo León. Pues el día 21 de Santa Anna se presentó  José María Ortega, capitán del ejército nacional acantonado en Monterrey con su tropa a tomar el palacio de gobierno (Morelos y Escobedo) con un nombramiento firmado por Antonio López de Santa Anna. 

 

Santa Anna se erige presidente, Bustamante huye 

y De Llano regresa a la alcaldía

Manuel María de Llano se retiró de la gubernatura y esperó a ver que sucedía a nivel nacional. El 10 de octubre de 1841 Santa Anna tomó la capital de la República y Bustamante trató de recuperar el poder, pero finalmente se rindió y se refugió en su casa de San Miguel de Allende. Manuel María de Llano no fue perseguido y regresó el 21 de diciembre a terminar su tercer periodo como alcalde

 

Termina Manuel María De Llano su alcaldía y regresa al activismo político

El día 28 de diciembre de Llano ocurrió a la última sesión de Cabildo a presentar sus cuentas, en esta reunión estuvo presente el gobernador José Maria Ortega, fiel santannista

  “Sesión del 28 de diciembre de 1841 Aprobada la acta bajo la Presidencia del C. Sr. Gobernador expuso S.E. que el objeto de su presencia a en este Cabildo es de poner los fondos en que la ciudad cuenta y dándosele una idea de haber en arcas la cantidad de setecientos y más pesos, con obras las cantidades que asignadas son por todo más de cuatro mil pesos con tal caudales empleados en semillas cuyas cuentas aun no se rinden, se pasó a dar cuenta con los demás negocios municipales”.

  Manuel María de Llano siguió activo en la política promoviendo el federalismo y consultando como médico.

 

Joaquín Quiroz, sobrino de Mateo Quiroz, Alcalde Segundo

 

Joaquín Quiroz, político centralista que era el alcalde segundo, duró en su cargo todo el año y realizó diversas actividades relacionadas con el comercio y otras de carácter municipal.

  Esto porque los alcaldes en el centralismo perdieron sus facultades judiciales, pues los únicos tribunales que existían eran los de la unión, es decir los nacionales, lo que en la federación habían sido los tribunales de distrito y circuito.

 

Veamos cómo practicó Quiroz una revisión en las panaderías:

 

“(2 de abril) Notificado los dueños de establecimientos de panaderías de que para el 4 del corriente pongan dichos establecimientos en los términos dejen estos por las disposiciones vigentes han contestado de conformidad manifestando doce cada uno por un real las onzas de poner blanco que cada uno lleva designados en la adjunta lista. Joaquín Quiroz.”

  Quiroz también dirigía la junta electoral formado por los compromisarios (electores) que en agosto se reunieron a elegir al suplente de un regidor:

  “(Agosto 10. de 1841) Remitidos los señores compromisarios para nombrar el individuo que ha de cubrir en el cuerpo municipal la vacante de Regidor que dejó el C. Juan Sandoval por resumir que le fue admitida le procedió al nombramiento según la Ley del que por orden recayó. Don José María Garza y Garza, Joaquín Quiroz.”

 

Luis María González, Alcalde Tercero, del 1º de enero al 16 de octubre de 1841

 

El alcalde tercero quedó prácticamente como un alcalde suplente, y como era un fiel federalista renunció al igual que De Llano, pero él ya no volvió al cargo en diciembre de 1841. 

 

Rafael Martínez. Alcalde Tercero. Del 16 de octubre al 31 de diciembre de 1841

 

Se trataba de un político centralista que fue designado sólo para terminar el período de 1841.

 “Oficio de la Junta de compromisarios al C. Antonio de Ayala, informando haber sido electo el C. Rafael Martínez, como Alcalde 3o. Firma José María de la Garza y Francisco A. de Llano.”

 

FUENTES

Archivo Histórico de Monterrey

Colección Miscelánea

Volumen 18 expediente 1 folio 3

Volumen 18 expediente 3 folio 18

Volumen 18 expediente 3 folio 20

Colección Correspondencia 

Volumen 65 expediente 1 folio 1

Volumen 63 expediente 1 folio 1

Actas de Cabildo

4 de enero de 1841

22 de febrero de 1841

6 de Mayo de 1841

7 de junio de 1841

12 de julio de 1841

28 de diciembre de 1841

Las Plazas de Monterrey, Leopoldo Espinosa Benavides, Gobierno de Monterrey, 2020, Monterrey, Nuevo León, México.

Senado de la República-COLMEX. Planes de la Nación Mexicana. Libro Cuarto.