02/Mar/2024
Editoriales

Los Alcaldes de Monterrey. Trigésima segunda parte

Manuel María De Llano, Alcalde Primero del 1º de enero de 1832 al 31 de diciembre de 1832. Segundo Periodo.

 

El segundo periodo de Manuel María de Llano fue convulsionado por los conflictos nacionales. Para el periodo presidencial del 1º de abril de 1829 al 1º de abril de 1833 resultó electo el moderado Manuel Gómez Pedraza, pero antes de que rindiera su protesta, los federalistas radicales tomaron el Palacio de la Acordada (polvorín de la Ciudad de México) y asaltaron el Parián -mercado de mercancías finas- por lo que Gómez Pedraza prefirió huir del país.

 

El problema se incuba cuando el Congreso de la Unión en lugar de llamar a nuevas elecciones nombró presidente al vicepresidente, Vicente Guerrero (segundo lugar en la votación) y vicepresidente a Anastacio Bustamante tercer lugar en la elección.

 

Guerrero tomó posesión en abril de 1829, pero el vicepresidente se alzó en diciembre de ese año. Para tratar de sofocar el problema, Guerrero salió a combatirlo dejando la presidencia en manos de José María Bocanegra, quien fue derrocado por un triunvirato (Alamán, Quintanar y Vélez), y el primero de enero de 1830 Bustamante ya estaba tomando posesión, gobernando hasta agosto de 1832.

 

El presidente Bustamante destituye al alcalde De Llano y al gobernador Joaquín García

Al gobierno de Bustamante se le calificó como ‘centralismo de facto’ y se le decía “la administración Alemán” pues Lucas Alamán era el cerebro del gobierno, que se regía por el plan de Jalapa que en su artículo 4º establecía que cualquier autoridad que se opusiera al gobierno sería destituida. Así, una decena de gobernadores, y legisladores fueron removidos y sustituidos por gobiernos leales a Bustamante. En Nuevo León, tanto el gobernador Joaquín García como el alcalde Manuel María de Llano fueron tolerados hasta febrero de 1833, fecha en que fueron removidos.

 

Es confusa la redacción de los alcaldes en el acta, sin embargo, fueron alcaldes para 1832: Manuel María de Llano, alcalde Primero; Victoriano Martínez, Alcalde 2o; Juez de 1a. Ynfanteria (tal vez debería decir instancia), José Antonio Chávez, Alcalde 3o. Juez de 1a. Ynfanteria (tal vez debería decir instancia) y  Antonio Tamez, alcalde 4º. Juez de 1a. Ynfanteria (también debería decir instancia):

 

En la primera sesión del año de 1832 se nombraron comisiones y se empezó a planear la recepción al nuevo obispo de Linares fray José María de Jesús Belaunzarán y Ureña

 

“En la Ciudad de Monterrey Capital del Estado de libre y Soberano de Nuevo León (ilegible) en los (ilegible) á los dos días del mes de Enero de mil ochocientos treinta y dos, reunidos conforme al artículo 3o. de sus ordenanzas municipales el Ayuntamiento constitucional a ella compuesto de los Ciudadanos Manuel María de LLano Alcalde Primero y Presidente nato, Victoriano Martinez Alcalde 2o. Juez de 1a. Ynfanteria, José Antonio Chavez, Alcalde 3o. Juez de 1a. Ynfanteria Antonio Tamez Alcalde 2o. Juez de 1a. Ynfanteria Regidores Pedro Treviño y Pereyra, Jorge Lozano, Juan Neponuceno Reyes, Rafael Elizondo, Jose María de la Garza, Desiderio Tamez, Julio Gutierrez, Estevan Gallardo, Antonio Garza Saldivar, Refugio Llanes, Jose María Garcia Davila y los Sindicos Procuradores German de Yglesias y Lucio Lozano… se procedió al nombramiento de Comisiones ordinarias del año las que según verificó el Señor Presidente cayeron en los siguientes Señores Obras Publicas los Señores Treviño Pereyra, Tamez y Garcia Davila. Contribución directa el Señor Lozano Estadística- el mismo.  Carcel... el Señor Reyes. (Ilegible) y alojamiento el mismo. Memoria duplicada a los objetos (ilegible) al concertado de la compañía el Señor Elizondo. Acopio de Semilla al Señor Quintanilla. Escuelas el Señor Tamez. Visita de carnes y panaderías el Señor Gutierrez. Caminos montes y plantíos el Señor Guajardo. Fiel contante el Señor Garza Saldivar. Milicia cívica el Señor Garcia Davila. Juez de Campo el Señor Flores del Refugio. Por último recibiendo mismo presente el Señor Presidente que para el 5 del presente está en esta el Prelado Diocesano a quien por su necesidad corresponde que la Ciudad le haga este recibimiento más; decente en lo posible se acordó para ello 1o. se fijara rótulos avisando a los vecinos.”

 

La sequía de 1832 detona una nueva hambruna

Sin embargo, en el año de 1832 empezaba una nueva hambruna; el caprichoso clima de nuestra tierra se volvió a expresar con otra sequía y, el Cabildo dirigido por Manuel María de Llano, se preparaba para enfrentarla con la compra de maíz para el pósito de la Ciudad.

 

‘Sesión extraordinaria del 14 de Enero. Reunidos este día en cabildo extraordinario citado para sólo tratar acerca del acopio de merecer en virtud de la escasez que amenaza y proceder previo al dictamen que presente la comisión nombrada al efecto, se leyó el de esta por el que cambiando que la necesidad de acopiarse maiz es efectiva y real así como que para ello se necesita que se compren lo menos 15.00 $ de maíz, se dispuso por el cuerpo que puesto que la necesidad se acopio de semillas  es de absoluta necesidad según el dictamen de la comunidad para Socorro del común y principalmente para la clase ministeriosa’

 

Inicia el alcalde De Llano un ambicioso proyecto: modernizar el alumbrado público

Para fines de febrero, la administración de De Llano empezaba con el ambicioso proyecto de iluminar con faroles de velas de cebo las plazas y calles principales. Esto era una labor costosa que requería mucha atención. Primero habría que fabricarse los faroles, y luego mantenerlos con velas, para ello se requería de personal que las encendiera, apagara y repusiera.

 

Se obliga a los municipios a sostener a las tropas que pasen por sus territorios

Pero en México el gobierno federal de Bustamante ya era atacado abiertamente por Antonio López de 

Santa Anna, Guadalupe Victoria, Lorenzo de Zavala, Juan Alvarez y otros patriotas. Además ya iniciaban los problemas en Texas, por eso se notificó al ayuntamiento que el gobierno federal seguiría disponiendo de “Bagajes” que en esa época significaba: “Carga concejil que obligaba a suministrar medios de transporte a una tropa o ejército en marcha” es decir que los municipios estaban obligados a sostener a las tropas que pasaran por sus territorios, lo que era un gasto extraordinario y que además debía aprobar el congreso.

 

Sesión ordinaria del 23 de Enero. Leída y aprobada la acta se dió cuenta con los oficios siguientes. Uno del supremo gobierno del Estado acompañando una lista de los Individuos que se han reunido para costear faroles para el alumbrado a fin que para llevarse al cabo empresa tan interesante como benefica de la Ciudad… Circular que publica el Gobernador de Nuevo León, Joaquín García del Ministro del despacho de Guerra y Marina. Subsistirá por lo menos el tiempo que duren las actuales circunstancias, la autorización concedida al gobierno en el de 2 de octubre de 1830 para que pueda tomar los bagajes necesarios al servicio del ejército. --Anastacio Bustamante a D. José Cacho-- * Se recibe en Monterrey el 30 de enero de 1832. Firma Pedro del Valle, Secretario.

 

Construye el alcalde De llano la infraestructura que requería la Ciudad

El gobierno de De Llano realizaba obra pública abundante. Como las mejoras a la cárcel donde se construía ‘el cajón’ -bodega para guardar las prisiones (grilletes, cadenas, candados)-; además se continuaba con la construcción del Puente Nuevo, que debió ser el de 5 de Mayo y Guerrero que luego, por estar cerca de la tienda de un nativo de Huamantla, Puebla, le llamaban ‘Puente de Guamantle’ y después de la Independencia se le llamó ‘Puente Guerrero’, nombre que terminó denominando a la calle:

 

‘14 de febrero de 1832. Reunidos en Cabildo ordinario de este día los señores que componen el Ayuntamiento de esta capital se logró su decreto… que la comisión de cárcel forme en presupuesto de lo que importe su cajón para guardar las prisiones y que cuenta para elevarla del gobierno: que asimismo ponga la ventana de la cárcel en el estado en que informa para su mejor ventilación. Que de toda preferencia se continue las (ilegible) en caras comisiones hasta su perfecta cancelación y les siga con bastante empeño la obra del puente nuevo asociándose a la comisión en lugar del Sr. Treviño Pereyra al Sr. Reyes, para cuyo efecto se mandara librar 150p. Que se dé la agua de los ojos de Santa Lucía a los vecinos de aquel punto que la piden con pensión a dos reales cada año por el costo que se le dara precio la ciudad’. 

 

El asesinato de Vicente Guerrero

El golpe de estado fraguado por Bustamante, tomó tintes criminales desde que el 14 febrero de 1831, por medio de engaños, Guerrero fue atraído a un buque de bandera Italiana, por un corsario de apellido Picaluga, que capturó y asesinó al Héroe de la Independencia. Dos planes sucesivos intentaron derrocar al usurpador Bustamante: el Plan Codallos -11 de marzo de 1830-, organizando por el gobernador de Michoacán José Salgado, que envió al coronel Juan José Codallos a derrocar a Bustamante. 

 

Sin embargo, el ejército de occidente estaba formado por hombres de mar que combatían a los piratas británicos, rusos y japoneses que merodeaban la inmensa costa mexicana -desde Nutka (hoy Vancouver) hasta más allá de Acapulco; y por comancheros de Sonora (incluyendo el actual estado norteamericano de Arizona) que combatían indios, por lo que fueron rápidamente vencidos por el ejército de línea del gobierno. El Segundo plan fue el de Veracruz -2 de enero de 1832- comandado por Antonio López de Santa Anna, José Esteban Moctezuma, Manuel Mier y Terán con un ejército de tierra y de línea, este sería el plan que finalmente en Septiembre de 1832 vencería a Bustamante.

 

Ante las amenazas de Bustamante, el Cabildo envía recursos económicos a Santa Anna

Estando en proceso el Plan de Veracruz, el gobierno de Bustamante amenazó con destituir a los gobiernos que se le opusieran. Sin embargo, en uno de sus primeros actos directos contra esta y muchas otras dictaduras en la que Manuel María del Llano enfrentaría a los tiranos o usurpadores, el Cabildo de Monterrey mandó un donativo al ejército de Santa Anna, contra Bustamante:

 

‘Sesión ordinaria del 12 de Marzo. Leida y aprobada la acta se dio cuenta con los oficios siguientes. Un decreto Federal Sobre pribando de sus empleos a los que contrarien las formas contra el Gobierno Supremo y haciéndolos responsables con sus bienes de las autoridades que tomen de la federación. Otro autorizando al Gobierno para erogar los gastos necesarios para hacer entrar al (ilegible) á los revolucionarios de Veracruz, se mandaron publicar’.

 

En medio de la Guerra Civil el gobierno de De Llano continuaba construyendo obra pública. Veamos cómo se pide presupuesto para los primeros 4 faroles.

 

“Sesión extraordinaria del 15 de Marzo Reunidos este día los Señores se dio cuenta con los asuntos siguientes Un oficio del Gobierno… recibo de los… en contribución para alumbrado diciendo que puede la Ciudad gastar lo necesario para 4 faroles (ilegible) en razón de que a la ciudad toca poner en planta el proyecto propuesto por sus representante y aprobado por el mismo Gobierno y honorable legislatura para cuyo efecto tomara las medidas acordadas”

 

El tiempo no se medía con reloj, sino con la luz del sol

Se trató de hacer un reordenamiento de las calles y su mejoramiento pero fue rechazado, por el apellido de quien se había contratado para hacer el proyecto suponemos era un francés, aunque el apellido está mal escrito. Con seguridad también fue una preocupación del alcalde de Llano quien organizó dos rondines nocturnos en la ciudad, hay que entender que la medida del tiempo a través de un reloj era un lujo de pocas familias, por lo que la noche iniciaba al atardecer, sin importar la hora convencional que fuera:

 

“Sesión ordinaria del 26 de Marzo. Leída y aprobada la acta se dio cuenta… Se leyó el dictamen de la comisión relaciona del proyecto presentado por el sindico más antiguo sobre arreglo de calles conforme al plan de Don Juan Caunaf: y negación al proyecto… se acordó se hagan dos rondas por convenir así a los presentes formada la una de un cuerpo con vecinos del anochecer a 1 de la noche y la otra de 1 a 3 de la mañana a por la milicia con lo que se concluyó la sesión…”

 

Los apuros de Bustamante

El presidente Anastacio Bustamante, cada vez más apurado por los avances de Santa Anna, amenazaba con la destitución de todos los gobiernos estatales, por lo que el gobernador federalista de Nuevo León Manuel Gómez de Castro mandó pedir a los ayuntamientos, inventario de sus tropas de soldados disponibles, para un posible encuentro con el gobierno nacional:

 

‘Sesión de Mayo 5 Reunidos los Señores que componen el Ayuntamiento cívico el Señor Presidente (se leyó) Una circular del  Gobierno pidiendo noticia del armamento útil que la milicia ynfanteria active su situacion, y su caballería este lista con los caballos, con que se apunto al alistarse se mandó recibir la noticia (ilegible) armas y transcribir la orden a los (individuos) de ambas armas para su cumplimiento en la parte que les toca’.

 

Hubo una colecta de armas

Ante la escasez de armamento público, se pidió a los vecinos que entregaran sus armas, con un recibo para reembolsar su precio en caso de que se perdieran en la guerra. Se entregaron al capitán Miguel Nieto, quien además de ser Escribano del Cabildo, participaba en las acciones contra los indios:

 

‘Sesión del 16 presidida del señor Llano, Vocales los señores Elizondo, Guajardo, Ayarzagoitia, Treviño, Garza Quintanilla, Garza Saldivar, Garcia y el Procurador menos antiguo… se leyó y dio cuenta con la orden del gobierno de 12 del presente en que se manda se entreguen los fusiles que necesite el capitán Nieto: sobre que se dijo que le entregaran cobrándose recibos’

 

Continuaba el alcalde De Llano las obras a pesar de la guerra civil en el país.

El sistema federal de 1824, permitía a los estados manejar sus propios recursos. Los estados enviaban dinero para el funcionamiento de la federación, y no como sucede ahora que estados y municipios deben esperar las aportaciones federales. Esto permitió que aún en tiempos de guerra civil, cuyo principal teatro era el territorio entre la Ciudad de México y el puerto de Veracruz, Monterrey pudiera funcionar prósperamente al grado de iniciar un ambicioso proyecto de reconstrucción de todos los puentes de la  ciudad sustituyendo los de madera por otros de “cal y Canto”:

 

“Sesión ordinaria del 14 de Mayo de mil ochocientos treinta y dos presidida del Señor Don Manuel María de Llano y vocales los Señores Lozano, Elizondo, Tames, Gutierrez Guajardo, Ayarzagoitia, Salinas, Treviño (Don Estevan) y los síndicos procuradores quienes (aprobaron)que seria de desear se tomara medida a efecto de construir los puentes centrales á la Ciudad de cal y cemento para evitar los derrames de las aguas que produciendo la destrucción de los empedrados”

 

Crea el alcalde De Llano un cuerpo de Serenos que operaba el primer sistema de alumbrado

Bajo el gobierno de Manuel María de Llano se instituyó el primer sistema de alumbrado y con ello la creación de un cuerpo de Serenos que mantuvieran encendidos los faroles de velas de cera, igualmente en ese momento había buenas cosechas por los que la reserva de maíz de la ciudad podía ser vendida para ser renovada.

 

‘Sesión del veinte y uno de Mayo presidida el señor Llano y vocales que compusieron la junta del día: leída y aprobada la acta anterior… se acordó a propuesta del Señor Presidente se nombren once individuos, diez en clase de serenos y uno de gefes, tan luego como quede aprobado el reglamento y arbitrios sobre faroles que se presentará en la sesión inmediata asignándoles a los primeros el sueldo de ocho pesos y al segundo de quince. Le mandaron también formar unas escaleras de tijera para encender los faroles; se acordó igualmente se expenda el maiz de la Ciudad’

 

La caída de Bustamante permite la paz en el país

La ciudad marchaba tranquila en medio de obra pública, y Bustamante cada vez más debilitado ya no representaba un problema para la estabilidad de los estados. En agosto de 1832 Bustamante cayó y fue sustituido por Melchor Múzquiz quien gobernó hasta diciembre de 1832. Entregó al poder al electo en 1828, Manuel Gómez Pedraza, con quien la paz reinó durante el resto del año.

 

Así se celebraron elecciones generales y resultaron electos para presidente de la República: Antonio López de Santa Anna y vicepresidente Valentín Gómez Farias; el primero militar y federalista moderado; y el otro civil y liberal radical. 

 

La prohibición de los partidos políticos

En esa época se habían prohibido los partidos políticos, pues se aducía que dividían a la sociedad. Sin embargo, operaban clandestinamente dos logias masónicas: los escoceses de corte centralista, y los yorkinos de ideas federalistas.

 

Los ciudadanos votaban espontáneamente por ciudadanos para electores y estos, teóricamente, votaban libremente por ‘los mejores hombres’. Para la Presidencia votaban las legislaturas de los estados, Nuevo León lo hizo por Antonio López de Santa Anna de quien no hay que olvidar que contaba con el gran prestigio de haber: derrocado a Iturbide, vencido a los españoles en la Expedición Barradas (1829) y derrocado a Bustamante. Por lo tanto se le consideraba un federalista y liberal moderado, nadie pensaba que dentro de él viva un tiranuelo.

 

Se elige al alcalde De Llano como gobernador

En lo local Manuel María de Llano resultó electo tanto para gobernador como para alcalde de Monterrey, cumplió dos meses como alcalde en 1833 y luego se iría a la titularidad del Ejecutivo, sitial del que sería derrocado por Santa Anna.

 

 

Victoriano Martínez, Alcalde Segundo, de lo criminal. 1832.

 

Este regiomontano, con estudios de abogacía en la Cátedra de Derecho del Seminario de Monterrey, desahogó diferentes juicios:

 

Tal es este caso de allanamiento de morada:

 

‘Contra Pedro García por haberse introducido furtivamente en la casa del ciudadano Pedro Gómez’.

 

En este otro juicio por lesiones, resultó herido un natural del entonces enorme Estado de México, que aún contenía los territorios en los actuales estados de Hidalgo, Guerrero, Morelos e incluso una parte de Veracruz para alcanzar la costa.

 

“Contra Fermín Morillo por heridas a Ignacio Lira, natural de México.”

 

Y este otro caso mucho más complicado de un agente de Bustamante, que intentaba atacar militarmente a Nuevo León. Desde luego era un asunto federal, pero entregarlo a los tribunales afines al usurpador hubiera resultado en la liberación del ‘espía’; así que, finalmente, a la derrota de Bustamante se negoció una amnistía:

 

‘Contra don Félix Sánchez, por emisario y espía del estado de Tamaulipas, que intenta la invasión de este Estado’.

 

 

José Antonio Chávez, Alcalde Tercero, de lo civil.

 

Una de las principales funciones de este alcalde era la de dar fe de los actos civiles como la compra-venta, aquí vemos dos casos:

 

‘Venta. Cayetano Treviño, vecino de Talayotes, se presenta ante Antonio Cháves (sic), Alcalde 3º Constitucional, vendiendo a Salbador (sic) Martínes (sic), vecino del mismo lugar, un día de agua con su tierra correspondiente de pan coger y agostadero en la hacienda de su vecindad, en precio de 1,030 pesos, sin derecho en el agua del paraje que nombran "la cañada". Participan como testigos instrumentales Miguel Nieto, Joaquín Quiróz (sic) y Andrés Peña. Firman: José Antonio Cháves (sic), Cayetano Treviño, de asistencia Antonio de Ayala y Bartolomé García; contiene la certificación de haber quedado pagado el derecho correspondiente a la venta de 1 día de agua con su tierra correspondiente de labor y agostadero, por Cayetano Treviño, vecino de Talayotes a favor de Salvador Martínes. Firma: Juan José de la Garza, fechada en Monterrey a 7 de febrero de 1832’.

 

‘Venta. Ygnacio (sic) Morelos, se presenta ante Antonio Cháves (sic), Alcalde 3º de esta Ciudad, declarando que vende a Pedro José Morales un solar con jacalón de sillares, con frente a la calle llamada segunda de la Real al sur, por el norte con el ojo de agua llamado de tío Guamanele y por el poniente con calle que corre a la presa chica, en la cantidad de 1,500 pesos. Participan como testigos instrumentales Miguel Nieto, Jorge Ayarzagoitia, e Ygnacio (sic) Salinas. Firman: José Antonio Chávez, José Ygnacio (sic) Morelos, de asistencia Bartolomé García y Onofre Tobar (sic); contiene la certificación de haber quedado pagado el derecho correspondiente a la venta realizada por Ygnacio (sic) Morelos, a favor de Pedro José Morales, de un solar y jacal de sillares situado en el ojo de agua de esta Ciudad. Firma: Juan José de la Garza, fechada en Monterrey a 18 de diciembre de 1832’.

 

Antonio Tamez, Alcalde Cuarto, Alcalde Suplente

 

Este alcalde duró poco en funciones, aunque argumentó renunciar por salud, con seguridad lo hizo por ser partidario de Anastacio Bustamante y opositor a De Llano, así que estuvo en funciones hasta el 15 de marzo:

 

‘Sesión  extraordinaria del 15 de Marzo Reunidos este día los Señores se dio cuenta con los asuntos siguientes… Se leyó la renuncia que hace el Señor Alcalde 4o. electo’

 

No fue reemplazado:

 

Manuel María De Llano, Alcalde Primero. Del 1º de enero de 1833 al 13 de febrero de 1833.

 

Manuel María de Llano solo esperó en la alcaldía hasta el 13 de febrero de 1833 fecha en que el congreso le aprobó las “cuentas públicas” de su administración durante el año de 1832; fue remplazado por el alcalde cuarto Francisco Tomás de Iglesias.

Continuará…

 

FUENTES

ARCHIVO HISTÓRICO DE MONTERREY

COLECCIÓN ACTAS DE CABILDO

 

2 de enero de 1832

14 de enero de 1832

23 de enero de 1832

14 de febrero de 1832

12 de marzo de 1832

5 de marzo de 1832

14 de Mayo de 1832

16 de Mayo de 1832

21 de Mayo  de 1832

COLECCIÓN CAUSAS CRIMINALES

VOLUMEN 58 EXPEDIENTE 912

Volumen 58 expediente 917

Volumen 58 expediente 920

COLECCIÓN CIVIL

Volumen 256 expediente 2

Volumen 223 expediente 3

Los Grandes Gobernadores de Nuevo León. Manuel María De Llano, primera de cuatro partes  https://elregio.com/Noticia/209ea614-1061-462b-a960-0f4d95d3b040

México a través de los Siglos, Vicente Riva Palacio y otros. Editorial Cumbres.

 

Historia de México, Lucas Alamán, FCE.