01/Mar/2024
Editoriales

Ahí viene Tesla!

La revolución industrial llegó tarde a México, y por ende a Monterrey. Mientras a finales del siglo XVIII la industrialización empezaba en Inglaterra, Francia y Estados Unidos, nuestro país empezaba a enfrascarse en revueltas y revoluciones que propiciaron dos infames invasiones extranjeras cuyos procesos engulleron casi todo el siglo XIX. 

Nuestro país suma a sus problemas el zigzagueo ideológico de quienes lo gobiernan

Semejante inestabilidad política impidió que hubiera inversiones internacionales, pues además de la violencia, había un zigzagueo ideológico en los presidentes mexicanos: Guadalupe Victoria (1824-1828) era partidario del libre cambio, es decir, aceptaba que ingresaran al país productos y productores extranjeros; pero Vicente Guerrero (1829) fue proteccionista, que protegía productos y productores nacionales. Anastasio Bustamante (1830-1832) fue libre cambista; y Manuel Gómez Pedraza (1833), también libre cambista. 

En el siguiente periodo -de 1833 a 1836- ocuparon el Poder Ejecutivo: cuatro veces Santa Anna, que era libre cambista; 4 veces Gómez Farias, proteccionista, y una Miguel Barragán, libre cambista.

Desde Guillermo Prieto hasta Ortiz Mena hubo cambio de sistema económico

México empezó a vivir tiempos de paz y progreso hasta el fin de la Intervención Francesa de 1867. La Constitución Federal de 1857 imponía la llamada teoría económica ecléctica de Guillermo Prieto que protegía la industria nacional cuando no podía competir con la extranjera y sólo en la que era competitiva. Este sistema funcionó de 1857 hasta 1982 que la reforma económica de Ortiz Mena la reemplazó con la Sustitución de Importaciones.

Llegan las primeras industrias extranjeras

Poco a poco la estabilidad que propiciaron el gobierno de Juárez (1867-1872), Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz (1876-1880 y 1884-1910) y Manuel González (1880-1884) atrajo la primera gran oleada de industria a México. Llegaron: instituciones bancarias, industrias extractoras y manufactureras; comercio, agroindustria trayendo riqueza y empleo. Sin embargo, el salario estaba sujeto a las leyes del mercado, sin salarios mínimos ni límites en las jornadas de trabajo, ni días festivos prevaleciendo una explotación laboral.

Santa Catarina vuelve a ser la cuna de la industrialización

Así llegó la Industrialización a México, en particular a Nuevo León, que pasó del área de influencia de Monterrey -aún no área metropolitana-, a Santa Catarina, donde hoy coincidentemente se espera la llegada de la industria de alta tecnología Tesla que será también de tecnología verde.

La tecnología de Tesla es verde, como lo fue La Fama en el siglo XIX

Digo también, porque la planta Textil La Fama entró en funciones en 1857 y su moderna maquinaria para ovillar, teñir y tejer era inglesa que funcionaba con un molino activado por la fuerza del agua, traída de la Huasteca, sin calderas, ni quema de leña. Para ello se construyó un acueducto de arcos de piedra de 900 metros de longitud, con un metro setenta centímetros de altura, que condujo agua durante 96 años, desde 1854 hasta 1950.

Inicia la construcción de la marca internacional Monterrey

Ipso facto corrió la voz de que Monterrey requería mucha mano de obra. Y también carretas para traer trabajadores; puertos para accesar al ferrocarril; técnicos en manufactura textil y capacitación de los obreros. Los trabajadores, para llegar desde Monterrey, viajaban horas, de Estación Durazno en García, y otros más de Santa Catarina -otra coincidencia con la actualidad-. Estos cuellos de botella propiciaron un cambio importante en la Ciudad, y todo indica que esta historia se repetirá con Tesla.

La mancuerna industria - tecnología construyó la Marca Monterrey de talla internacional,  soportada por una casta de regiomontanos nativos y adoptivos forjados en el trabajo duro, el empeño, la capacitación, la educación y, sobre todo, con espíritu de superación.

Se instalan más textileras

Siguiendo con las referencias históricas, en el ramo textil se fundaron en 1872  ‘El Porvenir’ en la Villa de Santiago y, en 1874, 'La Leona’, en San Pedro Garza García. Esto modificó el urbanismo de la Ciudad y llegó cierta prosperidad económica.

Llega para quedarse la industria metalúrgica

El siguiente jalón se dio en 1890 al establecerse más de diez industrias como la metalúrgica    Nuevo León Smelting and Manufacturing Company Limted”, de Joaquín Maíz; la fábrica de cigarros de Luis Diez; la 'Compañía Minera, Fundidora y Afinadora Monterrey’, de Juan Weber; la fábrica de jabón La Reinera, de Fernando Martínez; la Gran Fundición Nacional Mexicana”, de Daniel Guggenheim; la fábrica de cerveza y hielo “Cuauhtemoc”, de Isaac Garza y J.M. Schnaider; Cementos Hidalgo (ahora Cementos Mexicanos), de Lorenzo Zambrano Gutiérrez, en 1906, y Vidriera Monterrey en 1909. 

La industrialización descontrola el desarrollo urbano

Así que Monterrey se volvió un imán migratorio de obreros, ingenieros, tenedores de libros -clase medieros todos ellos-, así como los técnicos en calderas formados en los ferrocarriles que se cambiaron a la industria. Pero el costo fue un crecimiento urbano descontrolado, fenómeno que podría repetirse ahora si las autoridades no se organizan adecuadamente.

Inicia el auge industrial

Después, iniciando el llamado Milagro Mexicano, entre 1940 y 1970 llegó el auge mayor con: la Fábrica de Ladrillos Industriales y Refractarios, Hojalata y Lámina, Vidrio Plano, Troqueles y Esmaltes, Keramos, Fabricación de Máquinas, Vidrios y Cristales, Cristalería, Fábricas Monterrey, Empaques de Cartón Titán, y Malta. Más unas 800 industrias medianas y pequeñas que daban servicio a la industria y a la construcción.

Arranca la industria de tercera generación

Industrias Monterrey, en 1936; Protexa, creada bajo ese mismo nombre en 1945. Grupos industriales de tercera generación que surgieron desde 1950, como Maseca, originado en los años cincuenta con Molinos Azteca; Proeza, con origen en Manufacturas Metálicas Monterrey, en 1956; y Axa, derivado de Conductores Monterrey, fundada en 1956.

Se agregaron Cigarrera Monterrey, Kimberly Clark. También se desarrolló la industria cerámica Keramos (1942), Sanitarios Monterrey (1948), Dal-Tile México y Cerámica Regiomontana (1955), Azulejos Orión (1962) y Sanitarios Azteca (1963).

Más y más industrias

Troqueles y Esmaltes (1942) y Artefactos de Metal Laminado El águila (1945); los perfiles de aluminio (Perfiles y Herrajes,1964); herrajes como los de la Fábrica Nacional de Herrajes (1947) y Bisagras Monterrey (1948); así como numerosas fábricas de artículos diversos, entre éstas: Productos Etna (1943), Alcomex (1946), Fabricaciones Metálicas Monterrey (1957) y Lenomex (1968).

Industria del álcali (1942) y Química Industrial de Monterrey (1955); proveedoras de la industria vidriera; Catalizadora Industrial (1945) y Quimobásicos (1961), empresa relacionada con Cydsa. Otra vertiente importante fueron las fábricas de pinturas: Berel (1943), Pinturas Monterrey (1950), Pinturas Doal (1960) y Napko (1970).

La industria vinculada al automóvil

Tráilers de Monterrey (1946), fabricante de camiones y cajas de tráiler; Industrias Metálicas Monterrey (1950) de partes metálicas para autos y camiones, e Industria Automotriz (1957), de don Gregorio Ramírez, industrial cuyo grupo fue parte del ‘Grupo de los Diez’ y tuvo un lugar importante en el mercado automotriz nacional. En los años sesenta se integraron a la producción varias fábricas de autopartes y refacciones diversas como Gonher de México (1960), productora de filtros; Acumuladores Mexicanos (1961, heredera de LTH, Luis T. Hernández en 1928) y ESB de México (1963), ambas fabricantes de acumuladores y pertenecientes ahora al Grupo Imsa.

Llega el tercer boom industrial

A partir de 1970 hubo un tercer boom industrial reforzado por el proceso de globalización. Nació una enorme cantidad de empresas nacionales más empresas financieras, corporativos y de servicios como: ALFA, AXTELBEREL, CEMEX, CYDSA, DEACERO, FEMSA, FRISA, GRUPO ALEN, GRUPO CUPRUM, GRUPO LAMOSA, GRUPO SENDA, KEY QUÍMICA, MASECA, METALSA, ORGANIZACIÓN SORIANA. OXXO (FEMSA COMERCIO DIVISIÓN PROXIMIDAD), PROEZA, RAGASA, SIGMA ALIMENTOSSOFTTEKVILLACERO, VITRO y XIGNUX, entre un millar más.

De las empresas trasnacionales destacan:

ARCELORMITTAL MÉXICO, BREMBO MÉXICO, BRITISH AMERICAN TOBACCO MÉXICO, CARRIER MÉXICO, HEINEKEN MÉXICO, JOHNSON CONTROLS MÉXICO, LG ELECTRONICS MÉXICO, LINDE MÉXICO, NAVISTAR MÉXICO, SUNGWOO HITECH DE MÉXICO, TERNIUM MÉXICO, THE HOME DEPOT MÉXICO, WHIRLPOOL MÉXICO.

Todas han causado impacto, traído capital, empleo, prosperidad, y convertido al área metropolitana en fuente importante de riqueza para los neoleoneses y para México, además de un destino nacional e internacional de migrantes.

Las fábricas del estado son-aproximadamente-:

Actualmente Nuevo León tiene 19 mil 701 fábricas de equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos.  47 mil 842 fábricas de accesorios, aparatos eléctricos y equipo de generación de energía eléctrica. 30 mil 071 fábricas de maquinaria y equipo. 24 mil 967 fábricas de productos metálicos, y 2 mil 485 fábricas de prendas de vestir.

La instalación de Kia fue un ensayo

Nuestra Ciudad está lista para superar lo que parece insuperable, pues sus actuales empresas también exigieron cambios en su momento. La gran prueba fue Kia, que de ser Pesquería un municipio rural pasó a ser una potencia industrial, resolviendo retos impensables en infraestructura, vivienda, servicios, educación y sobre todo el choque cultural, porque no es una industria conocida latina o sajona, sino oriental. La comunidad coreana ya es regiomontana, enriqueciendo nuestro bagaje cultural. 

Santa Catarina volverá a transfigurarse en el XXI como lo hizo en el siglo XIX

Así que, superada esa prueba, nos volvimos candidatos para albergar las Giga Factory. Y ahora el poniente del área metropolitana deberá mutar para recibir otro monstruo fabril, pero así como se adaptó para recibir a la Fábrica textil en el siglo XIX, se deberá adaptar para recibir al gigante internacional de la tecnología: Tesla.

¿Quién cambiará a quién?

Pronto veremos si Tesla transforma al estado o el estado transformará a Tesla México, porque son mega inversiones que también deben adaptarse al medio. La nuestra es una zona industrial del planeta que vende productos a medio mundo. Actualmente el PIB de Nuevo León es similar al de países pequeños como Bulgaria o Uruguay, y con la generación económica directa de Tesla más lo que generen los servicios directos e indirectos, podría duplicarse y llegar a un PIB como el de Turquía o Rumania, algo sorprendente para un estado federado.

Regresará el título perdido de ‘La Capital Industrial de México’

Tesla traerá un nuevo boom a Nuevo León que regresará a ser la segunda entidad más productiva de México (actualmente superada por CDMX, EDOMEX, y Jalisco). Adicionalmente, Tesla vendrá con su compañía fabricante de baterías y conductores.

Desde luego que se deberán resolver problemas inmediatos como el agua, el transporte, la vialidad, la seguridad, el déficit de técnicos y profesionales de la tecnología, con altos conocimientos en biotecnología y combustibles.

Las nuevas generaciones deben ponerse ‘vivas’ para competir con los grandes

La oportunidad para los jóvenes neoleoneses es enorme, pues competirán en la generación de software para romper la dependencia con las naciones asiáticas y con Suecia.

Tesla invertirá 5 mil millones de dólares con 35 mil empleados para producir hasta un millón de vehículos eléctricos. No tenemos elementos aún para calcular la derrama que llegará a las familias regiomontanas de clase media, pero será muy grande.

Ahí viene Tesla y si no enloquecen nuestras autoridades -aunque algunos ya acusan signos de narcisismo-, entraremos a un nuevo boom económico.

FUENTES:

Historia de la Fábrica de hilados y tejidos La Fama 1854-1895.

https://academia.edu/resource/work/45434952

https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/2023/03/01/tesla-en-mexico-cuantos-empleos-generara-la-nueva-planta-en-nuevo-leon/

https://www.tesla.com

http://eprints.uanl.mx/13420/1/2017.TRANSNACIONALES.pdf

https://www.fondoeditorialnl.gob.mx/pdfs/industrializaciontomo2.pdf

http://www.saberesrevista.org/ojs/index.php/saberes/article/download/154/94

http://datos.nl.gob.mx/n-l-emim-personal-ocupado-en-manufacturas/