29/Feb/2024
Editoriales

Los Restaurantes y Cafeterías de Monterrey. Cuarta parte

En las primeras cuatro décadas del siglo XX, la Ciudad tuvo un fuerte incremento de población con diversos grupos de migrantes que la enriquecieron étnicamente. Entre 1900 y 1910 terminó el próspero, y luego trágico porfiriato; de 1910 a 1917 llegó la Revolución Mexicana; después hubo un periodo de estabilidad entre 1917 y 1940 que permitió a la Ciudad recuperarse de una efímera caída demográfica para retomar su poderío económico. En plena Revolución, en 1912, Fernando Ancira valientemente inauguró el Hotel Ancira con el Bar 1900 y su elegante Restaurant, uno de los más antiguos y tradicionales de la Ciudad.

 

A partir de 1910 dejó de utilizarse el nombre de ‘Mesones’ para los establecimientos que daban alojamiento a turistas llamándoles ‘Hoteles’, y a los más modestos se les decía ‘Casas de Huéspedes’. En sus diversos servicios, casi todos los Hoteles -y Mesones que sobrevivían aún- ofrecían a sus huéspedes el servicio de alimentos, por lo que el número de Restaurantes se incrementaba con cada nuevo Hotel que se abría. 

 

Al Hotel Iturbide, que funcionaba desde los años sesenta del siglo XIX, la gente le llamaba ‘Hotel de Diligencias’ por haber sido el lugar de donde partían las diligencias, cuya dueña era Doña Luisa Collin de Cherón, y se cambió en 1877 a Hotel de Diligencias, conservando su conocido Restaurante. 

 

Este hotel fue propiedad después de Don Antonio Vignau, y posteriormente de Don Emilio Hellión, quien le adicionó una Cafetería y Pastelería. Ya en el siglo XX, el hotel perteneció a Don Jaime F. Garza y, finalmente a Don Pedro Canavati hasta que, en los años cincuenta cerró sus puertas. En cuanto al edificio ubicado al norte de la Plaza Zaragoza, que era propiedad de Antonio Morales e Isauro Villarreal, fue demolido para dar paso a la obra de la Macroplaza en los años ochenta del gobernador Alfonso Martínez Domínguez.                                   

 

Regresando a nuestro tema, de todo el mundo llegaban personas atraídas por la industria y el comercio, por lo que el turismo aumentaba, y después de terminada la Revolución vinieron a vivir amplios grupos de familias desde todos los rincones de México a aportar su trabajo, su cultura y a robustecer la naturaleza cosmopolita de Monterrey. 

 

En la década de los años veinte se instalaron en el mercado local los refrescos internacionales Coca Cola y Pepsi Cola para competir con los Refrescos Bimbo y la Embotelladora Casa Guajardo de manufactura local -Bimbo, Hit, Doble Cola, Grapette, Pep, y Del Valle- que eran muy populares. Pero encontré una curiosidad en Actas de Cabildo de la Ciudad del año 1908, en las que se menciona una fábrica de sodas -bebidas carbonatadas- llamada Iturbide, que fue verificada por el Ayuntamiento: 

 

“…5 de Octubre de 1908. Presidencia del Señor Martínez (…) se dió cuenta por la Secretaría con los negocios pendientes del modo que sigue:.. La (comisión) de Bebidas y Comestibles dijo: que además de los análisis que de diversas muestras de leche había hecho, y las visitas que había practicado en las casas de comercio que le toca vigilar, había practicado una inspección en la fábrica de Sodas y Aguas gaseosas "Iturbide", en la que había encontrado que todas las substancias que emplean los propietarios de esa industria en la confección de sus productos son de buena calidad”

 

Sin embargo, la nuestra era una Ciudad aún pequeña. Los restaurantes eran negocios familiares, no tenían sucursales y menos existían las cadenas modernas. El propio Cabildo de Monterrey, en muchos casos identificaba los negocios sólo por el nombre de su propietario, y algunas veces hasta sin su domicilio registrado.

 

Clausuras de Restaurantes por violaciones a la moral

Como veremos, algunos negocios de alimentos tenían atractivos extras, que muchas veces rayaban en lo ilegal o en lo inmoral -según la moralidad de aquellos tiempos-. En la siguiente colección de fragmentos de Actas de Cabildo veremos la existencia de numerosos negocios de alimentos y pequeños detalles de su existencia.

 

Uno de los clausurados por infringir la moral pública fue el Restaurante “Los Viveros”. No podemos saber si había prostitución, homosexualidad -que no era tolerada públicamente-, o desnudos. Su propietario pide la reapertura de su negocio ahora con otro nombre.

 

“… 16 de Mayo de 1910. Presidencia del Sr Idelfonso Zambrano. Siendo las 4 de la tarde, y con asistencia de competente número de Sres Capitulares... El Sr. Pedro Savall, dueño del establecimiento llamado "Los Viveros" mandado clausurar por razones de moral pública, pide que se le permita seguirlo explotando como restaurante y cantina, bajo la denominación de "La Puerta de Hierro…”

 

Se queja el Hotel Iturbide del ruido que generaba el Restaurante El Progreso

En otro fragmento de Acta, los administradores del Hotel Iturbide se quejan de que el cercano Restaurante ‘El Progreso’ que tenía patinadero y presentaba algún tipo de espectáculos, generaba ruidos que  molestaban a los huéspedes:

 

… 25 de septiembre de 1911. El Señor Alcalde primero, Doctor Fermín Martínez... El señor Emilio Hellion como socio de la firma E. Hellion Compañia, dueña del establecimiento mercantil denominado Hotel Iturbide se queja de que en contra (esquina) de su citado Hotel está establecida una Cantina y Restaurante denominado "El Progreso" en donde se patina y existe un Salón de Variedades, en donde después de terminada la función se siguen los ensayos deshoras de la noche con lo cual no pueden dormir ni descansar los pasajeros que posan en su citado Hotel Iturbide con grave perjuicio de sus intereses”

 

Reprimenda a un Restaurante de comida china por contaminar el agua

En este otro caso, un Restaurante propiedad de un “súbdito” de nombre Lin Yee Woo, que debió ser de nacionalidad china -existía aún el Imperio Chino-, ensuciaba las aguas del Ojo de Agua, el que estaba en los actuales bajos del Congreso del Estado, el Ayuntamiento pidió al propietario limpiar el cuerpo de agua antes de tres días:

 

 … 6 de septiembre de 1915. El C. Alcalde Primero. Asistencia de los CC. Consejales Ayala, Barragán, Bruchard, Cirilo Cueva, de la Garza Flores, Fernández, Garza Zambrano, Panza, Cristóbal Treviño, Procopio Villarreal y Zambrano... Que en el Restaurant de la propiedad del súbdito Lin Yee Woo, sito por la calle Zaragoza No. 60 y en el piso bajo de dicho Restaurant, se encuentran muchas inmundicias y resíduos de las comidas, las cuales caen al Ojo de Agua. Se le previno á dicho Señor que en el término de tres días hiciera una limpieza completa de dicho lugar”

 

Solicita permiso el Restaurante Pullisan de vender bebidas alcohólicas toda la noche

Según los Reglamentos de Cierre de comercios, el Ayuntamiento determinaba los horarios de cada giro. El alcohol en lo particular siempre ha tenido horarios de venta, aquí vemos el Restaurant Pullisan que pedía permiso para vender bebidas alcohólicas toda la noche.

 

“4 de abril de 1916. Presidencia del C. Alcalde primero y, asistencia de los Consejales B.P. Binchard, José María Pansza, Cristóbal Treviño, C. Ayala (Jr.), A. Garza Zambrano, José María Siller, Procopio Villarreal, Melesio Treviño y Ramón N. González... Ocursos Del Señor Hildebrando Garza, diciendo que tiene establecida en la casa No. 42 de la calle de Zaragoza, un pequeño negocio de Restaurante al cual se halla anexa una cantina, cuyo establecimiento denomina Restaurante Pullisan, y como las ventas que en el mismo efectúa son comúnmente en la noche, viene a pedir se le conceda tener abierto dicho establecimiento, incluso la cantina, durante toda la noche; en el concepto de que por ningún motivo ni bajo pretexto alguno admitirá como clientes a las mujeres de mala nota y así mismo cuidará de que no se contravenga por sus parroquianos el Reglamento de Policía y Buen Gobierno”

 

Había solo una Cafetería en la Estación del Golfo, y solicitan permiso de otra cercana

Veamos cómo el restaurant de la Estación del Golfo tenía la exclusividad para vender pan y café en esa área y el propietario de una dulcería cerca de la estación pedía que se le rentara un espacio en la extinta Plaza Oaxaca para vender pan y café fuera del área exclusiva de la Estación de Ferrocarriles. 

 

… 16  de Octubre de 1916… Alcalde Primero, Don Antonio Garza Elizondo y asistencia de los CC. Munícipes José G. y Garza, Adolfo Alanis Támez, Florentino Ayala, Vicente Montemayor, Simón Mendoza, José A. Sepúlveda, Indalecio Leal, Plácido Bueno, Ruperto García, Bruno García Ayala, Atanacio E. Chavarría, Ramón Peña, Conrado Lozano, Francisco Martínez Garza, Isaac Galván y Teófilo Garza... Ocursos Del Señor M. (Ilegible), diciendo que teniendo contiguo a la Estación del Golfo un expendio de dulces en el cual expendía café con pan, y como en la Estación referida hay además un Restaurant, que tiene la esclusiva para ese ramo, y le fué prohibido que expendiera el mencionado café, con pan, y viene a este Ayuntamiento a suplicar se le renten seis metros en cuadro de terreno en la esquina de las calles Puebla (hoy Emilio Carranza) y Reforma, para poner una especie de kiosko algo decente y con bastante limpieza, para expender el articulo antes dicho; en el concepto de que si el Municipio necesita de la Plazuela para hacerle algunas mejoras ó plantan algún jardín está pronto a quitarse sin ninguna dificultad. Que pase a la Presidencia para resolver su petición

 

La Plaza Oaxaca era lugar codiciado para vender alimentos

En esta otra acta vemos cómo la Plaza Oaxaca, cercana a la estación del Golfo, era un lugar codiciado para expender alimentos, aquí se pide un espacio en la plaza para instalar un restaurante:

 

11 de Junio de 1917. Presidida por el Ciudadano Alcalde 1o. Propietario Don Antonio Garza Elizondo, y los C.C. Munícipes Adolfo Alanis Taméz, Vicente Montemayor, Simon Mendoza, José A. Sepulveda, Indalecio Leal, Bruno García Ayala, Ruperto García P. Bueno, Pedro Fernandez, Francisco Martínez Garza, Conrado Lozano, Atanasio E. Chavarría, Florentino Ayala, Abel A. Lozano, José Treviño, Isaac Galván, Lic. Santiago Roel y Juan C. Garza, Secretario...- Al comisionado de Policía para que rinda su dictamen. Del Ciudadano Cayetano Ramírez, pidiendo se le concedan cinco metros de terreno de frente por siete de fondo con la plaza situada frente a la Estación del Golfo, con objeto de establecer un Restaurante

Concedido.”

 

El Hotel Zaragoza, uno de los principales de la Ciudad, pedía exención de impuestos:

 

“… Acalde 1o. Juan M. Garcia. Sesión… 10 de Febrero de 1919. Con asistencia del Alcalde 1o. Suplente Señor Joel Rocha y demás miembros del Republicano Ayuntamiento a excepción del Regidor José Rivero Martinez... Del Señor José Cantú Guerra pidiendo se le condonen los impuestos que debe al Municipio por su giro Mercantil Hotel y Restaurant denominado "Hotel Zaragoza" sitio en la Plaza del mismo nombre de esta Ciudad”. Se niega.

 

Similar solicitud de la Quinta Calderón

En esta acta F. Farias pedía que no se cobraran impuesto a la Quinta Calderón lo que luego sería el Restaurante El Tío en la calle Hidalgo, con permiso para tener restaurante, cantina, nevería y sabalitos (barritas de hielo saborizado) y además permiso para bailes:

 

 18 de Agosto de 1919... Presidencia del Ciudadano Alcalde Primero Suplente Instituto, Licenciado Adolfo Villarreal.... Del Comisionado de Hacienda en el sentido de que no es de accederse a la solicitud del Señor F Farías se de exención de todo impuesto Municipal por el establecimiento de recreo denominado "Quinta Calderón" pero que siendo este lugar de mucho atractivo para las familias y un lugar público de recreo que no demanda gastos para la Ciudad… que pueda explotarse por el Señor Farías Restaurante, cantina, nevería y sabalitos, con derecho a permiso permanente para celebración de bailes. Aprobado y comuníquese al Recaudador de Ventas para su conocimiento dándose a la Policía las instrucciones necesarias”

 

Solicita El Hotel Ancira permiso para proyectar películas y regularizar

el Restaurant, bar, y nevería.

El famoso Hotel Ancira pidió permiso para proyectar películas, restaurant, nevería y cantina; se le concedió el permiso. Es evidente que los Restaurantes eran lugares muy versátiles y ofrecían diversos tipos de servicios:

 

4 de mayo de 1920.- Presidencia del C. Alcalde Primero Suplente en funciones, Sr. Dn. Victorio Martínez…(solicitud) Del Sr. Fernando Ancira, solicitando del Cabildo, se le imponga una cuota moderada al verificarse la apertura de su establecimiento en el que explotar negocio de Cinematógrafo, Restaurant, nevería y despacho de Cantina.

- A la Comisión de Hacienda para dictamen”

 

 

Solicitud para formar un club social de la “clase media y obrera” con un Restaurant:

 

 29 de Marzo de 1921. Bajo la Presidencia del C. Hilario Martínez. Alcalde Primero Propietario y con asistencia de 14 C.C. municipes... Del Señor Jesús G. González en el que solicita permiso para establecer en esta Ciudad un centro de distracciones para la clase media y obrera, que se denominará "Casino Recreativo de Nuevo León" en el que se instalaránpara distracción de los socios, un salón de gimnasia, un gabinete de lectura, un departamento para cantina y Restaurant, un salón para billares y otro salón para juegos de dominó, ajedrez y los no comprendidos entre los de azar ó envite, que la ley prohibe: Habrá tres clases de socios: propietarios honorarios y suscriptores”

 

El señor José Chong (nombre chino castellanizado) que operaba el Restaurant de la Estación Nacional o Unión del ferrocarril (Colón y Cuauhtémoc) se quejaba de un impuesto municipal a la venta de carne.

 

10 de Febrero de 1931.- Generoso Chapa Garza y con asistencia de los Ciudadanos Regidores Teófilo Garza, Antonio Guerra, Ernesto Treviño, Gregorio Rodríguez Villarreal, Hilario Martínez, Juan M. Cota, Doctor Fernando Guajardo, Juan J. Botello Caballero, Julio Martínez y Síndicos, Primero: Ingeniero Miguel Osuna, Segundo: Francisco J. Valle...- Del señor José Chong, propietario del Restaurant "Unión", situado en la Estación del Ferrocarril Nacional, manifestando que hace algunos días se le notificó por la Secretaría del Ayuntamiento que debería pagar por introducir carne para su Restaurant y considerando injusta esta determinación solicitaba su revocación

 

Otro ejemplo de un Restaurante operado por extranjeros.

 

… 13 de Febrero de 1934.- Presidencia del C. Ingeniero Plutarco Elías Calles Junior, asistencia de los CC. Doctor Nicandro L. Tamez, Presidente Municipal Suplente, Regidores Ignacio M. Prieto, J. E. Puente, Andrés Mrtínez, Manuel R. Leal, Daniel Martínez Muguerza, Jesús Gonz ález Arrendado y Síndicos (ilegible) Spencer Holguín Y Margarito M. Villarreal… En el ocurso del señor Chas L. Miller, solicitando rebaja de Impuestos en un Restaurant que tiene en la calle de Escobedo Sur; en el sentido de que no es de concederse.- Aprobado

 

Pide que los Restaurantes que rentan el Palacio Municipal sean Biblioteca Pública

En el año de 1834 los cuartos de la planta baja del palacio Municipal todavía eran rentados para negocios, y un regidor pide que se conviertan en biblioteca pública:

 

“3 de Abril de 1934.- … Daniel Martínez Muguerza, Presidente Municipal en Funciones y asistencia de los CC. Regidores Andrés Martínez, J.E. Puente, Jesús González A. Manuel R. Leal, J. Natividad Reza y Síndicos Primero: Ingeniero Spencer Holguín y Segundo: Margarito M. Villarreal… El C. Regidor Andrés Martínez, manifiesta que a reserva de hacerlo por escrito, presenta la iniciativa de establecer una Biblioteca Pública en los Departamentos que actualmente son ocupados por los Restaurantes y Agencias de Publicaciones, en la parte baja del Palacio Municipal, ya que considera que un establecimiento de ésta índole es de positivo beneficio para la comunidad, aparte de que se evita el mal aspecto que presentan actualmente esos lugares”

 

Solicita permiso para instalar un Restaurant en la terraza de una vivienda

Se pide permiso para establecer en una terraza de una casa del obispado un restaurant, cantina y sala de baile, los vecinos se opusieron; finalmente el Cabildo concedió el permiso.

 

“…14 de Mayo de 1935.- Presidencia del C. Heriberto Montemayor y asistencia de los Regidores Juan J. Botello Caballero, Ciro R. Cantú, Profesor Pedro R. Nava, Dionisio Ovalle Rodríguez, Luis Aguilar, Benigno Sánchez, Flavio Galindo y Síndico Primero: Licenciado Ernesto Santos Cervantes y Segundo: Ingeniero Valdemar Ibarra… Del C. Raúl Maldonado, solicitando permiso para establecer en la Terraza Obispado, servicio de Restaurant, cantina y sala de baile, en el concepto de que dicho establecimiento ser dedicado exclusivamente para el recreo de las familias y turistas americanos que visiten a esta Ciudad.- Sobre este mismo asunto se da cuenta con un ocurso escrito por algunos vecinos de la Colonia Obispado, quienes manifiestan su inconformidad con el funcionamiento del establecimiento de referencia”

 

En esta época los restaurantes, salvo los de los hoteles y estaciones del ferrocarril”, eran operados por familias, pero ninguno de ellos sobrevive.

 

FONDAS

 

Fondas seguían llamándose los pequeños expendios de alimentos generalmente en casas o en locales de madera muy pequeños e incluso en las casas de huéspedes; siempre eran supervisadas por el Municipio:

 

“5 de Septiembre de 1,904. Presidencia del Doctor Martínez. Con asistencia de los Ciudadanos Munícipes, Peña, Quintanilla, Gutierrez, Zambrano, Treviño, Jesús, Modesto Martínez, Alatorre, Martínez Cantú José María Garza Treviño y Morales. … manifiesta haber visitado varias fondas cuyos alimentos se encontraron en buenas condiciones”

 

Limpia de puesteros el Municipio, la calle lateral de la Estación del Golfo

La Estación del Golfo -actualmente Casa de la Cultura de Nuevo León- ocupa la Manzana entre las calles Colón, Escobedo, Arteaga, y Emilio Carranza. Antes estaba dividida por una calle llamada Sebastián Lerdo de Tejada que dividía la Estación del Golfo y la Plaza Oaxaca (hoy sobrevive un pequeño callejón llamado Privada del Golfo). El Municipio ordenó quitar los puestos semifijos de esta calle:

 

 “7 de Enero de 1918… Alcalde 1o. Propietario D. Gerónimo Siller … los Munícipes Luis Saldaña, Eduardo Lozano, Manuel H. Guerra, Dr. Modesto Delgado, Ricardo Hinojosa, Vicente Cavazos, Lorenzo Garza, Licenciado Alfredo Lozano Saldaña, Abelardo Cavazos, Lamberto Lozano, Alberto C. Villarreal, Dr. José Luna y Ayala, Joel Rocha, Leandro Garza Leal, Praxedis Lozano, Jesús G. Guzmán, Melquiades Garza Cantú, Carlos G. González é Ingeniero Faustino Roel. Del Ciudadano Superintendente de la División del Norte solicitando se ordene el retiro de las fondas y vendimias instaladas en la calle de Lerdo de Tejada enfrente de la Estación del Golfo por presentar un mal aspecto. Al Comisionado de Policía para dictamen”

 

Se prohíben fonditas y puestos con alimentos calientes

El Puente San Luisito que en su momento fue paso sobre el Río Santa Catarina, Mercado, paso de peatones y del tranvía; fue destruido por la inundación de 1909. Sin embargo en sus restos y sus cercanías se instaló un mercadito, aquí vemos cómo se pedía que no se permitieran fondas en esta zona para evitar incendios por el uso de leña:

 

“23 de Enero de 1923… Leocadio M. González, Alcalde Primero Propietario y con asistencia de la Totalidad de los CC. Munícipes que lo integran, a excepción hecha de Carlos Martínez y Manuel M. García… Otro de varios comerciantes establecidos en el Mercado del Puente de San Luisito, pidiendo no se permita el establecimiento de fondas o puestos que tengan necesidad de usar lumbre, en vista de los peligros que se ofrecen a cada momento”

 

El cauce del Río Santa Catarina tenía otros usos, incluyendo locales de comida

En los años veinte del siglo pasado se tenía una visión de la Ciudad muy diferente a la actual. En el cauce del Río Santa Catarina se realizaban diversas actividades productivas como la siembra, el pastado de ganado, permitiendo siempre el paso para llegar al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, entonces una Ermita. Pero unas señoras se quejaban de que se retiraron sus fondas que estaban en el lecho del Río:

 

“20 de Febrero de 1923… Carlos Martínez, Alcalde Primero Interino y  los Munícipes, Ignacio Sepúlveda, Lauro Cavazos Jr. Flavio Galindo, Arturo R. Delgado, Arturo Reyna, Daniel Martinez Muguerza, Cristóbal Diaz, Melesio Guajardo, Emilio C. Escamilla, José Hinojosa, Delfino Cantú, Andres Martinez, Prof. José Terán Tovar, Jesús L. González y Ricardo Navarro… Otro de varias señoras propietarias de fondas que establecidas en el plan del Rio de Santa Catarina, pidiendo se reconsidere el acuerdo de ser retiradas de dicho lugar. Previo informe de la Secretaría sobre el acuerdo relativo, no se acordó retirar del lugar expresado tales establecimientos, sino únicamente se facultó al Sr. Alcalde para que según su criterio retirara aquellos que ofrecieran peligro a intereses extraños y a la Ciudad misma. Se nombró una comisión especial integrada por los C.C. Flavio Galindo y Jesus Leal González, Suplentes de los Comisionados de Policía y de Pisos respectivamente, así como al Regidor Arturo R. Delgado y Sr. Alcalde Primero para que estudien este asunto con la atención debida y lo resuelvan según su criterio”

 

En el cruce de Cuauhtémoc (antes Calle del Hospital) y Reforma, había una fonda: 

 

“13 de enero de 1925.- C. Francisco C. Reyes.- Con asistencia de 19 Consejales a las 18:50, lectura del Acta de la sesión anterior, la cual fue aprobada por unanimidad.- De la Señora María Rocha pidiendo condonación de adeudos por contribuciones sobre una Fonda de su propiedad establecida en el cruzamiento de las Calles Reforma y Cuauhtémoc.- A la Primera Comisión de Hacienda para su estudio y dictámen”

 

 

Aquí hay un ejemplo de una fonda ubicada en el Mercado Juárez:

 

“31 de Marzo de 1.923.- Presidencia del C. Francisco C. Reyes.- con asistencia de 15 C.C. Munícipes… De las mismas Comisiónes sobre el ocurso de la Señora Paula Ramos que pidió condonación de impuestos por una fonda que tiene establecida frente al mercado Juárez”

 

Hasta en la calle Terán (Callejón del diablo) se ubicaba una fonda

Fragmento que se transcribe por la curiosidad de la existencia de una fonda ubicada en la extinta calle de Terán, conocida como callejón del Diablo, ahora parte del Canal Turístico del Río Santa Lucía.

 

“3 de Abril de 1934.- Presidencia del C. Regidor Daniel Martínez Muguerza, Presidente Municipal en Funciones y asistencia de los CC. Regidores Andrés Martínez, J.E. Puente, Jesús González A. Manuel R. Leal, J. Natividad Reza y Síndicos Primero: Ingeniero Spencer Holguín y Segundo: Margarito M. Villarreal.-  Ocurso elevado por la señora Esther Ramírez, solicitando se le rebajen las contribuciones que paga por una fonda que tiene por la calle de Terán 1004, dada la poca cuantía del negocio que explota la señora Ramírez es de accederse a lo solicitado, cobrándosele una cuota con carácter de comerciantes ambulante.- Aprobado

 

CAFETERÍAS

 

Las cafeterías eran establecimientos que según el reglamento debían vender sólo pan y café. Tenían mesas para que los comensales conversaran y eran muy populares al atardecer para merendar. Pero estos negocios en aquella época debían avisar al Municipio cuando dejaran de operar, para darlos de baja en el padrón de contribuyentes.

 

En 1923 la lista de negocios dados de baja, registraba una cafetería. Estos negocios eran menos comunes, porque el Reglamento restringía el tipo de alimentos que podían vender a sólo pan y café; sin embargo existieron algunas con diversas duraciones. 

 

“Certificados de clausuras de Casas Comerciales durante el mes de julio. Juez Rafael González S. secc.14 certifica que Desiderio Cantú clausura su Cafetería el 31 de octubre”

 

En este presupuesto de ingresos del Municipio de Monterrey para el año de 1928  se establece el impuesto mensual a las cafeterías.

 

“Plan de Arbitrios para la Ciudad de Monterrey. Artículo 1o. Formarán la Hacienda Municipal de la ciudad de Monterrey, durante el próximo año de 1,928.-  V.- De $ 15.00 a     $ 50.00 mensuales por neverías expendios de refrescos, cafeterías,etc

 

REFRESQUERÍAS O FUENTES DE SODA

 

Las refresquerías, como se ha visto, eran populares dadas las altas temperaturas citadinas en, al menos ocho meses del año. En ellas se preparaban licuados y jugos para consumo en el local o para llevar. Sin embargo, como ya dijimos, desde principios del Siglo XX las bebidas carbonatadas fueron popularizándose.

 

En este presupuesto de ingresos se muestra cómo el Municipio esperaba recaudar siete mil pesos de las refresquerías durante todo el año.

 

“22 de Enero de 1935.- Presidencia del C. Heriberto Montemayor y asistencia de los CC. Regidores Juan J. Botello Caballero, Flavio Galindo, Benigno Sánchez, Dionicio Ovalle Rodríguez, José Moreno, Luis Aguilar y Síndico Primero Lic. Ernesto Santos Cervantes y Segundo Ing. Valdemar Ibarra….--Impuestos debe recibir el municipio… 7,000.00 Refresquerías

 

Aquí vemos una solicitud para instalar en el cruce de Madero y Zaragoza un puesto de sodas y refrescos:

 

Solicitud de permiso para instalar un puesto de sodas en Madero y Zaragoza

“18 de Junio de 1935.- Presidencia del C. Heriberto Montemayor y asistencia de los CC. Regidores Pedro R. Hava, Mauricio González, Flavio Galindo, Luis Aguilar, José Moreno, Juan J. Botello Caballero, Benigno Sánchez, Dionisio Ovalle Rodríguez y Síndicos Primero Lic. Ernesto Santos Cervantes y Segundo Ing. Valdemar Ibarra...- De la señorita Guadalupe Esquivel, solicitando permiso para instalar un puesto de sodas y refrescos en la Avenida Madero y Zaragoza.- Al C. Comisionado de Tránsito para su estudio y dictámen”

 

Refresquerías hasta en plena Plaza Zaragoza, donde hoy está el Palacio Municipal

En esta acta vemos la solicitud para establecer una refresquería en la Plaza Zaragoza, otra en el jardín infantil frente al Círculo Mercantil y otra en la esquina de Ocampo y Zaragoza, así como el permiso para establecer una refresquería en Washington y Pino Suárez y otra más en el Mercado Juárez:

 

“1o. de abril de mil novecientos cuarenta y seis. Presidencia del C. Félix González Salinas y asistencia de los CC. Munícipes Guadalupe González, José Ovalle, Desiderio Galarza, Antonio Espino, Miguel Pérez, Felipe Ceniceros, Miguel Coello, Pedro Carrizales, Juan José Peña, José Vildózola, Síndicos Dr. Tom s F. Iglesias y Carlos Villarreal. 

… De los Señores Arnulfo Cantú Guerra y José Martínez R. solicitando permiso del Ayuntamiento para establecer un negocio de refrescos y sodas que funcionara solamente por las noches en el Jardín Infantil ubicado frente al Círculo Mercantil Mutualista, comprometiéndose a asearlo permanentemente y construir un Kiosko bien presentado, arreglar el alumbrado, forestarlo y sembrarlo con pasto, así como a establecer una fuente para despacho de refrescos en la Esquina de Ocampo y Zaragoza. 

Tomaba el Cabildo la referencia para nuevos negocios, las refresquerías existentes

“Del C. Regidor Comisionado de Ornato en el escrito de los señores Santiago Lozano y José Sánchez, en el sentido de que se les conceda permiso para instalar un negocio con 25 bicicletas enteramente nuevas para alquilar en la esquina de Washington y Pino Suárez junto a la refresquería que se encuentra instalada en ese lugar.

 

Se instala una refresquería en el Mercado Juárez

Dictaminando en el escrito presentado por el C. Jacinto Villarreal Jr., en el sentido de que es de concederse el permiso que solicita para instalar una refresquería en el Mercado Juárez, lado oriente, precisamente por la calle Guerrero entre Aramberri y Ruperto Martínez; debiendo sujetarse a los requisitos de higiene y ornato correspondientes, así como cubrir los impuestos municipales respectivos”

 

LONCHERÍAS

 

Las loncherías eran puestos semifijos donde se vendían lonches de carnes frías y jamones en pan francés. Podían llevar -con precio especial- aguacate, tomate, cebolla y queso panela; las órdenes podían ser para llevar envueltos en papel de estraza, o para comer ahí, de pie y, desde luego, se vendían sodas.

 

Veamos la solicitud para instalar una lonchería en los cuartos de la planta baja del Palacio Municipal:

 

“14 de Febrero de 1922. D. Hilario Martínez con asistencia de 12 CC. Munícipes y el C. Lázaro Valle, Alcalde 1o. Suplente… Un ocurso del Sr. Viviano de la Garza, solicitando en arrendamiento un cuarto de la planta baja del Palacio Municipal, situado la derecha de la puerta de entrada del lado Oriente del mismo para establecer en él una lonchería bien montada, ofreciendo pagar la cantidad de $35.00 mensuales por concepto de renta.- Acuerdo:- Provéase de conformidad la solicitud del Sr. de la Garza quedando autorizados el C. Alcalde 1o. y Primer Comisionado de Hacienda, para celebrar el contrato respectivo”

 

Una lonchería reclama un aumento en las contribuciones

Ahora veamos una lonchería de nombre El Obrero que reclama un incremento de contribuciones:

 

“29 de Mayo de 1,934.- Presidencia del C. Ingeniero Plutarco Elías Calles Junior, y asistencia de los CC. Regidores J.E. Puente, J.N. Reza, Daniel Martínez Muguerza, Manuel R. Leal, Jesús González Arredondo y Síndicos, Primero: Ingeniero Spencer Holguín y Segundo: Margarito M. Villarreal… De la misma Comisión en el sentido de que no se (ilegible) las contribuciones al señor Baldomero Rosas, propietario de la Lonchería "El Obrero", en virtud de estimarse justa la cuota que actualmente tiene asignada.-Aprobado”

 

Además de estos negocios, abundaban en la Ciudad pequeños puestos de tacos, gorditas de manteca, tazones de menudo, pozole y carretillas de aguas frescas; personas vendiendo en canastos tacos, tortas, panes, donas; toda la ciudad hay una interminable variedad de opciones. No podía esperarse menos de una Ciudad con crecimiento acelerado, por su pujante economía…

Continuará…

 

Fuentes:

ARCHIVO DE MONTERREY

ACTAS DE CABILDO

5 de octubre de 1908, 16 de mayo de 1910, 25 de septiembre de 1911, 6 de septiembre de 1915, 4 de abril de 1916, 16 de octubre de 1916, 11 de junio de 1917, 10 de febrero de 1919, 18 de agosto de 1919, 4 de mayo de 1920, 29 de marzo de 1921, 10 de febrero de 1931, 13 de febrero de 1934, 3 de abril de 1934, 14 de mayo de 1935, 5 de septiembre de 1904, 2 de febrero de 1916, 7 de enero de 1918, 23 de enero de 1923, 20 de febrero de 1923, 13 de enero de 1925, 31 de marzo de 1923, 3 de abril de 1934, 22 de enero de 1935, 18 de junio de 1935, 14 de febrero de 1922, 29 de mayo de 1934

José P. Saldaña, Estampas Antiguas de Monterrey. 3e. 1981. Gobierno del Estado de Nuevo León.

Juan Roberto Zavala y Gerardo M. López, Mesones y Hoteles en la historia de Nuevo León.

Isidro Vizcaya Canales, Los orígenes de la Industrialización de Monterrey.1867-1920.