29/Feb/2024
Editoriales

Los restaurantes y cafeterías de Monterrey, novena parte, apartado 3

 

Los restaurantes de mariscos

 

En una Ciudad mediterránea como la nuestra, la comida de peces y mariscos era extraordinaria porque, en primer lugar, el típico calor excesivo de Monterrey siempre ha sido un serio reto para la conservación de alimentos delicados y en segundo, la largura del trayecto para llegar hasta los grandes cuerpos de agua encarecía estos productos del mar.

 

Cierto que en los primeros años de vida de nuestra Ciudad en los ríos Santa Catarina y Santa Lucía y en los estanques de los ojos de agua, había suficientes peces y mariscos de agua dulce para el consumo de sus habitantes. Sin embargo, para el siglo XVIII el Santa Catarina se desecó y el Santa Lucía estaba sucio, impidiendo la pesca de productos locales.

 

Durante años sólo podíamos comer mariscos del Golfo de México y de las presas cercanas que se transportaban en hielo o en camiones refrigerados. Ahora existen sistemas modernos de conservación al vacío o con gases inertes que permiten traer peces y mariscos de todos los mares.

 

Los regiomontanos somos de paladar cosmopolita, es decir, consumimos todo tipo de alimentos; y los peces y mariscos ocupan un lugar importante en nuestro gusto. 

 

En la Tercera Parte de esta colección de textos se explica cómo fue posible que se abrieran en nuestra Ciudad los restaurantes de mariscos en la década de los años ochenta del siglo pasado, aunque en muy pequeñas cantidades llegaban ciertas especies marítimas. 

https://elregio.com/Noticia/e8c40231-7ec2-4d2e-8ec0-88fe5724fbb9

 

En tal virtud y porque en varios textos anteriores ya describimos la apertura de varios restaurantes de mariscos, de acuerdo a las actas del Cabildo de Monterrey, en este apartado veremos sólo una muestra de restaurantes de mariscos que prosperaron en la década de los años 90 del Siglo XX en nuestra ciudad.

 

 

La Costa Azul

 

Es un Restaurante familiar tradicional de nuestra ciudad, ubicado en Vicente Suárez 813 de la colonia Obrera. Inició en 1991 con un reducido menú pero con muy buen servicio. Su especialidad siempre ha sido el marisco, sólo que al principio ofrecía sólo cocteles, platillos de mariscos clásicos y pescados fritos, a la plancha, empanizados, y a la diabla. Al paso del tiempo su cocina se ha adaptado a las nuevas modas gastronómicas, y actualmente ofrece platillos más sofisticados como mariscos y pescados rellenos, continuando con sus cócteles de camarón y sus limadas.

 

 

La costa Verde

 

En 1994 abrió sus puertas el exitoso restaurante de mariscos La Costa Verde. Para ello hicieron sinergia Don Juan Treviño, dueño del local de Isaac Garza 1647, esquina noreste de las calles Isaac Garza y América, en el Centro de la Ciudad; y el inversionista inmobiliario ingeniero José T. Acosta Verde.

 

Don Juan -el socio industrial- lo ha acreditado como un restaurante familiar de muy buen servicio. Sus especialidades son el chicharrón de pescado y filete relleno de mariscos. Y así como la mayoría de los restaurantes de mariscos de la Ciudad ha evolucionado de mariscos con sabor norteño a una variedad cosmopolita.

La receta distintiva de mariscos o pescados “Costa Verde” es una salsa verde muy solicitada por la clientela.

 

La Jaibita

 

Este restaurante empezó como una coctelería que abrió sus puertas el 20 de Septiembre de 1939. Ubicado en la calle de Villagrán 321 norte, en el centro de Monterrey, tiene una gran tradición de cocina de mariscos y pescados al estilo norestense. Sus jaibas y sopas de pescado y la especial de mariscos, son las especialidades del lugar.

Tiene un predio en la acera poniente como estacionamiento exclusivo, lo que le hace más cómodo y atractivo para la clientela.

Adicionalmente, La Jaibita tiene una nueva sucursal en avenida Universidad, pasando la Clínica 6 del IMSS, rumbo al norte.

 

La Pesca

 

Abrió en el año de 1998 en la Colonia Moderna, por calle Adolfo Prieto 2039, en donde se preparaban mariscos de forma tradicional. Resultó un negocio exitoso y en la siguiente década abrió una sucursal en el mismo sitio en donde estuvo por décadas el famoso restaurante La Cabaña, sito en Matamoros 318 poniente, entre las céntricas avenidas Pino Suárez y Cuauhtémoc.  

 

Esta sucursal del Centro de la Ciudad ha sido muy bien recibida y hay quienes la visitan desde el municipio de San Nicolás de los Garza, debido a su estratégica ubicación, pero también por sus tacos de camarón y los aguachiles, con recetas de los mares mexicanos del Océano Pacífico

 

 

El Timón 

 

En 1995 en la esquina de Hidalgo y Garibaldi (Mesón San Carlos?) inició este restaurante, que ahora tiene sucursales en Aramberri y Guerrero, y otra en Santa Catarina. Entre sus especialidades destacan los mariscos a la mexicana, rancheros, al mojo de ajo.

 

Es uno de los pocos restaurantes de la ciudad que aún sirven jaibas rellenas un platillo de las costas tamaulipecas.

 

 

Las Ranitas

 

En 1994 abrió con grandes expectativas sus puertas el Restaurante de mariscos Las Ranitas, sito en el cruzamiento de las Calles de Villagrán y Aramberri, frente a la Alameda. Hoy tiene una sucursal en la avenida Palacio de Justicia 2359 en la colonia Valle de Santa Cecilia. Se trata de un restaurante familiar muy socorrido por paseantes de la Alameda Mariano Escobedo. 

 

En tiempos de baja temperatura tiene especial demanda por su popular caldo de camarón. En su menú ofrece hamburguesa de pescado y combos de varias combinaciones a precio económico. Adicionalmente tiene servicio a domicilio que le funciona bien debido a su cercanía con negocios y oficinas.

 

 

La Anacua

 

En 1972 la familia Garza Martínez abrió una cantina en el Fraccionamiento 15 de mayo, enseguida de la Colonia Tolteca, de Ciudad Guadalupe. Inicialmente sus instalaciones eran muy rústicas al grado de que no tenía un buen servicio sanitario. Se vendía cerveza tamaño caguama, o en vasos de plástico. Sin embargo, en una estufa casera preparaban un pescado frito delicioso. 

 

Cobró fama y el éxito le obligó a superarse en todos los aspectos por lo que poco a apoco fue migrando a mejores estadios de bienestar para la clientela. Su especialidad siempre fue comida pescados que venían de la Presa Falcón, en Tamaulipas. una década de trabajo arduo y cuidando la calidad, para los años ochenta ya era un restaurante famoso.

 

El éxito se reflejó en la década de los años noventa, cuando abrió una sucursal en plena avenida Constitución en el centro de Monterrey, ahora como un restaurante de buen nivel. Sigue siendo especializado en mariscos, pero su menú se amplió con platillos mexicanos e internacionales.

 

Continúa siendo un restaurante de prestigio y además de la matriz de Guadalupe y la sucursal de la avenida Constitución, abrió dos sucursales más, en las zonas de Cumbres e Insurgentes.

 

 

Restaurante las Xícaras, X-O

 

Es un restaurante de mariscos ubicado en Modesto Arreola 209, un barrio que está siendo despoblado de vecinos para convertirse en uno de negocios. Cercano a algunas unidades de la Universidad Metropolitana de Monterrey, tiene poca competencia en su especialidad, que es de mariscos del noroeste mexicano. Tal vez su platillo más solicitado sea el pulpo, así como las tostadas de mariscos.

 

Abrió el servicio a domicilio que ha pegado entre los empleados y burócratas del centro de la Ciudad. ofrece atractivos y económicos paquetes que incluyen un platillo arroz, verduras, ensalada. Y además prepara alimentos “light” que son muy solicitados.

 

 

 

Magnolia

 

El Magnolia es uno de los restaurantes más famosos de nuestra Ciudad que se encuentra en la avenida Félix U. Gómez 2301. Siempre tiene buena asistencia de comensales, pero en Semana Santa se convierte en una auténtica romería, pues las familias hacen filas por largas horas hasta que haya una mesa disponible.

 

En sus paquetes se incluye pescado, un taco y una tostada, papas a la francesa y ensalada. Su especialidad es una rica sopa de mariscos.

 

Pescadería Juárez

 

Desde la década de los años setenta, la Pescadería Juárez, ubicada en el famoso Mercado de su mismo nombre, era sólo un depósito de mariscos hasta donde iban a surtirse diversos restaurantes y público en general. Sin embargo, en los años noventa del siglo pasado, sin dejar de vender pescado crudo, empezó a prepararse en el lugar alimentos para consumir ahí mismo. El ambiente del Mercado Juárez le ayuda para que su clientela se sienta a gusto, sabiendo que su ingesta es fresca y a buen precio. La gente pide su platillo favorito que son las mojarras fritas.

 

Pepepez

 

Este Restaurante de mariscos abrió sus puertas en los años noventa del siglo pasado, ubicado en uno de los principales accesos al Parque Fundidora, por la avenida Adolfo Prieto 1925. Su propietario es José Martínez García -personaje conocido por haber sido comisionado de la Lucha Libre en la Plaza Monumental Monterrey-, es un negocio exitoso, por su especialidad de mojarra frita y los aguacates rellenos de mariscos.

 

 

Cocteles Gabino

 

En la calles de Tapia y Juan Méndez desde la década de los años 90 existía un pequeño puesto de cócteles en un estacionamiento. Este negocio terminó convirtiéndose en todo un exitoso restaurante de cocteles. Dado que nuestra Ciudad es muy calurosa durante la mayor parte del año, podría considerarse como un oasis para tomar un refrescante cóctel de mariscos y beber una cerveza helada.

 

 

LA COMIDA CHINA

 

La comida China es una de las más extendidas por el mundo. Como se sabe, los chinos son un pueblo migrante y muy laborioso, cuya comida es adaptable al lugar de que se trate, aunque siempre a base de arroz y pastas, cualquier carne y verduras de la región. Estos ingredientes más los correctos condimentos, convierten a la comida China en una que siempre estará vigente en todas partes.

 

En los años noventa aún había pocos restaurantes de comida oriental en nuestra Ciudad. Desde luego que la más popular era la comida China; el Sushi, de origen japonés apenas aparecía en nuestra ciudad. La excepción era el municipio de San Pedro Garza García en donde sí había algunos restaurantes nipones. 

 

Sin embargo, en el centro de la Ciudad, sobre la calle Madero, existía un par de restaurantes que vendían “comida cantonesa”; uno de ellos hoy se llama Ming Xing que se encuentra en el cruce de Madero y Rayón, y tiene sucursales en San Nicolás y en Guadalupe. Siempre han vendido arroz chino, fideos y guisos como el clásico shop suey. Hoy mismo, el precio de los platillos depende de los guisos que acompañen al arroz o a los fideos, pero en general sus precios son sumamente accesibles.

 

China House

 

En 1993 abrió sus puertas el Restaurante China House en la calle de Salamanca 1312, colonia Mitras. Fue uno de los primeros restaurantes con buffet de comida china; y hoy es un lugar muy solicitado para eventos como bodas. China House tiene una sucursal en Padre Mier 673 poniente, y además del famoso buffet, sus fideos son de los más solicitado por su clientela. 

 

Gran Plaza

 

En 15 de Mayo y Escobedo se ubica este restaurante de comida china que es muy frecuentado por burócratas y empleados del centro de la Ciudad. ha perdurado desde 1984 gracias a su gran buffet, así como sus deliciosos platillos a la carta y combos para llevar o servicio a domicilio.

 

Sus rollos primavera y sus arroces fritos son realmente sabrosos, por lo que nunca pasa de moda. Durante muchos años sirvió la tradicional “comida cantonesa” pero hoy su menú se expandió con la cocina del norte de China, que conocemos aquí cómo barbacoa mongola.

 

Pekín’s

Este restaurante de comida china se encuentra ubicado en el cruzamiento de las calles Guerrero y Matamoros, y su clientela principal se encuentra entre los empleados de la zona y los paseantes durante el fin de semana. Preparan comida cantonesa, con su especialidad el pollo a la mandarina. Ahora también venden la barbacoa mongola.

 

 

LA COMIDA ÁRABE

 

En nuestra tierra hay un buen número de migrantes árabes, principalmente del cercano oriente (Líbano, Israel, Jordania). Las familias originales que migraron  llegaron a nuestra Ciudad adaptándose fácilmente, porque su religión es católica y además porque su tierra también tiene escasez de agua, lo que los identifica con nosotros. Su herencia judaica les permite congeniar con gente de tierras áridas y costumbres similares.

 

La comida árabe ocupa un lugar importante en nuestro gusto. El primer restaurante árabe fue fundado por Irene Dawabeh Iga y Jorge ‘Choche’ Canavati quienes, en 1967 en el centro de Monterrey abrieron el  "Riviera Comida Árabe”. En 1982 Yamal Dawabeh Canavati mudó el negocio familiar a la avenida Vasconcelos, enfrente del Hotel Presidente en San Pedro Garza García, y  en 1988 abrió en Monterrey un restaurante en la colonia Colinas de San Jerónimo y ahora otro en Cumbres.

 

En el Club Palestino – Libanés, ubicado en avenida Gómez Morín 1250, colonia Carrizalejo, también de San Pedro Garza García, existe un restaurante con bufete árabe, muy completo y exquisito. 

Continuará…

 

 

FUENTES

 

ginas oficiales y redes sociales de los negocios mencionados.